El Pombero


Escribe Oscar Ángel "Marciano" Lunaretti - Investigador Profesional de Fenómenos Paranormales - Paltovoladorólogo - Aventurero precavido - Adicto recuperado.



14 de Octubre de 2010 - 14:45 P.M. -

Como desde que volví de mis merecidas vacaciones en ese hotel de las afueras las cosas estuvieron bastante aburridas y no recibí ningún llamado para investigar misterios, ni me enteré de algún caso extraño que requiriera mi intervención, tuve que aplicar ese viejo refrán que dice “Si Madonna no va a la montaña, la montaña va a Madonna” y ponerme a revisar mis archivos de lo paranormal para ver si, por mi cuenta, encontraba algún caso que pudiera ser interesante de resolver.
Al principio me costó bastante encontrar alguno, fundamentalmente porque cada vez que abría la carpeta y empezaba a leer o veía alguna imagen, entraba en un terrible estado de pánico o directamente me desmayaba llorando.
Pasa que, como ya no puedo tomar mas esas fantásticas pastillas que me había recetado mi terapeuta (bueno, mi ex terapeuta. Ya no puedo ir mas a verla porque dejó de atender. Parece que tuvo algunos problemas con la Justicia por algo relacionado justamente con las sustancias que recetaba) ahora estoy pasando por un período de readaptación a la vida sin medicamentos y ando un poco sensible.
Afortunadamente, con mi nuevo terapeuta (si, porque enseguida me consiguieron otro. Mis papis saben que por mi profesión es necesario) me va bastante bien y, si bien parece que no tiene permitido medicarme (vaya uno a saber por qué), el tipo me ayuda enseñándome meditaciones y métodos de autocontrol mental que, según él, me pueden resultar muy útiles en esos momentos en los que necesito dominar mis “temores” (la verdad no sé a que “temores” se refiere. Ya le expliqué que lo mío es stress, ansiedad, quizás un poco de excesiva precaución y sobre todo mucho respeto por esto de los fenómenos paranormales, pero bueno, él dice que no, que no se que de la negación y que se yo, y yo le tengo que seguir la corriente).

Por eso, luego de superar esos primeros ataquecitos de respeto que me agarraron revisando mis files ("files" es archivos en inglés), ni bien recobré la conciencia me puse a realizar uno de esos ejercicios de autocontrol que me dio y, aunque al principio no me inspiraban mucha confianza, debo reconocer que funcionan bastante bien ya que apenas una hora y media después, pude continuar con mi tarea sufriendo solamente algunos temblores, uno que otro sofocón y un pequeño, casi imperceptible, episodio de llanto.

Finalmente, luego de varios intentos, meditaciones, sollozos, afirmaciones y amagues de bajones de presión, gracias a mi perseverancia y a mi profesionalismo pude dar con un caso que me llamó la atención, y que me pareció digno de investigación: la leyenda del Pombero.

Ya de por si el nombre me pareció medio gracioso: “Pombero”. Jajaja. “Pombero”. Muy peligroso no puede ser algo que se llame “Pombero”.
La leyenda proviene fundamentalmente del norte argentino, y me interesó principalmente porque trata de una especie de duende de la naturaleza muy pocas veces visto que tiene la misión de cuidar el monte y a los animalitos salvajes.
O sea ¡Es buenísimo! ¡Es un duende bueno! Si cuida a los animales muy jodido no debe ser. Debe ser así medio pacífico, como todos los ecologistas. Es como un guardaparques pero en duende.
Si puedo encontrarlo y capturarlo me consagro.
Además tengo la ventaja de contar con una vasta experiencia tratando con duendes, así que mas o menos sé que esperar.
¡Esto es exactamente lo que estaba buscando! ¡Vaaamos! ¡Volvemos a la acción! ¡Me voy a buscar al Pombero! ¡¡Siiiiiiiiiii!! ¡Me voy a buscar al Pombero! (se excita y se pone a saltar por toda la habitación aplaudiendo re contento y haciendo ademanes muy ridículos como por quince minutos. Después se calma mas que nada porque se queda sin aire).

Uy jeje, me re copé. Bueno, ufff… a ver, mejor sigo con el profiling del caso.
A ver que tenemos:

Dicen los pocos que lo han visto que su aspecto es el de un enano robusto, velludo, con brazos muy largos… ¿eh?... (se le borra la sonrisa y se le empieza a entrecortar la voz), manos grandes, y piernas cortas rematadas con grandes pies… ¡Que miran hacia atrás para desorientar a quien lo rastrea! ¡¡Nooooo!! ¡¡Es horrible!!
Además se dice que no tiene articulaciones en los codos y las rodillas, por lo que sus movimientos son torpes y grotescos, tiene la boca grande y alargada con dientes muy blancos, ojos chatos como de sapo y que miran fijo como la lechuza ¡¡Ay mamita querida!! ¡Solo de imaginarlo se me baja la presión! ¡¡Que bicho mas espantoso!! ¡Esto no me lo esperaba! ¡Es angurreinto para ser feo!
Oia, y encima hay mas.
Parece que si uno va a cazar al monte, este enano horroroso se enoja y, como tiene la capacidad de metamorfosearse en plantas o animales, y hasta de imitar a la perfección sus sonidos, es capaz de hacerte perder en la espesura para siempre por medio de engaños y trampas
También se dice que es muy lascivo y persigue a las mujeres jóvenes para abusar de ellas, y que hasta es capaz de dejarlas embarazadas solamente apoyándoles un dedo sobre el vientre ¡Que atrevido! ¡Esto es un horror! (se indigna) ¡¡O sea que además de ser enano, chueco, feo y tramposo, este bicho encima es un degenerado asqueroso!! ¡Un alzado! ¡Que barbaridad!
La leyenda, además dice que no es conveniente hablar mal de él o nombrarlo dentro de la casa porque no le gusta y se molesta… ¡Aaaaayyyy pero mirá vos que duende mas sensible cheeee! Uyuyuyuy ¡Al señorito le molesta que hablen de él! ¡Miralo al degeneradito! ¡Aayayayay que estrella! ¡Guarda con nombrarlo eh! Guarda que el Pombero se ofende uyyyyyyy… psssss, que bárbaro… y si eso no se respeta o si se lo toma a burla puede… ¿eh?... puede vengarse persiguiendo a los moradores de la casa (se le pasa la indignación de golpe y se vuelve a poner pálido), asustándolos, golpeándolos, o dejándolos ¡mudos, zonzos o tembleques simplemente con un roce de sus manos peludas! ¡¡Y eso puede hacerlo porque es capaz de pasar por los lugares mas pequeños, incluso por el ojo de una cerradura!!.

...................................

(Empieza a hiperventilar. Se le llenan los ojos de lágrimas y hace pucheros. Tiembla. Empieza a mirar de reojo para todos lados).

(Habla con un hilo de voz) Eeehhh, quiero aclarar que recién cuando dije “sensible” lo dije bien eh… con la mejor onda… la gente sensible es lo mas… está muy bien demostrar los sentimientos.
Y lo de “enano horroroso”, ehhh fue… (solloza)... estaba hablando de otra persona… Lo juro… (empieza a mirar para todos lados respirando rapidito y hablándole al aire) y lo de “degenerado asqueroso”… uffff… ehhh… fue una metáfora… Yo jamás diría nada malo de una criatura tan especial como usted señor Pomb… ¡Uy no!… Eehhh Señor “P.”… Faltaba mas… Usted me merece el mayor de los respetos… En serio… Espero que no se haya malinterpretado algo de lo que dije... por favor… Ojalá no esté pensando en venirse hasta acá, no vale la pena… por un pequeño malentendido… Igual por las dudas pido disculpas, de verdad, lo siento mucho...

(Llora un rato hecho un ovillo en un rincón murmurando “Perdónperdónperdón” cada tanto. Luego se recompone).

Pensándolo bien, por ahí no es tan tan buena idea esto de ir a buscar a ese ser tan fantástico. No quisiera molestarlo. Se ve que le gusta la privacidad. Y tiene razón. Pobre. Con el trabajo que debe tener cuidando todo el monte y eso ¡Que tarea tan loable! ¡Es un ejemplo para los otros duendes! ¡Es casi un héroe!

Mejor busco otra cosa para investigar.

Por otra parte, esto de que ande persiguiendo mujeres para hacerles cosas chanchas no está nada bien.
Me parece que alguien debería hacer algo.
Y yo ahora que lo sé, no puedo evadir la responsabilidad que tengo como investigador profesional de este tipo de cosas. Supongo que es mi deber intervenir.
Aunque también podría hacer como que no leí nada y dejar las cosas como están.
¡No! ¿Qué clase de profesional sería si no actuara?
Esta es una misión importante ¡Tengo que hacerlo! ¡Tengo que ir a buscar a ese duende hijo de… la naturaleza!

Necesito diagramar un plan de acción ya mismo.

A ver… El informe también dice que a este ena… ejem… a este maravilloso ser elemental le gustan mucho el tabaco, el alcohol y la miel, y que puede ganarse su amistad si se le ofrecen estos productos como obsequio para que se los lleve. De esta manera el Pombero se convierte en un gran aliado y protector de esa persona.

Ah ah ah ah, esto cambia las cosas.

Parece que el pequeño pervertido es sobornable. Y bastante baratito.

Mmmmmm que interesante…


Creo que tengo un plan.

(Se queda parado estático en medio de la habitación con una mano en el mentón y entrecerrando los ojos).



Continuará………………

28 comentarios:

A.R.N. dijo...

que bueno!!! felicitaciones, vacaciones... barbaro. maravilloso. piense que por ahi se pierde y se le alargan las vacaciones, yo estaria feliz sabiendo que esta disfrutando y descansando. besitos besitos

Sir Lothar Mambetta dijo...

“Si Madonna no va a la montaña, la montaña va a Madonna”

A un hombre con su preparación, sólo le puede estar esperando el éxito (y algún que otro enano, tal vez).
Estamos con usted hasta la muerte, Lunaretti... olvide que mencioné la muerte, piense en pajaritos de colores. ¡Suerte, Lunaretti!

eMe dijo...

Pucha, me contagió el miedo y me dejó preocupada. Por las dudas, quiere que le mande unos cigarros y un poco de miel???

Digo, para demorar lo más posible la matanz... digo, la amistad que va a formar.

Fabiana dijo...

Usté está seguro que ese bicharr...
Digooooo..

Que ese "noble ser" vive en el monte?

No, yo digo por que conozco a álguien que entra casi(dije ca-si), en la descripción que usté da..
Y yo en el monte no vivo..

Además, ese..noble ser anduvo preguntando por usté. :S

Si pasa de nuevo por acá, quiere que le deje dicho algo de su parte?

Oscar A. Lunaretti I.P.F.P. dijo...

A.R.N.: Yo soy un pro-fe-sio-nal y además una brújula humana. No creo factible que pueda llegar a perderme.
Además ya descansé suficiente. Ahora el mundo me necesita.

Sir Lothar: ¡Gracias! Siempre es reconfortante recibir el apoyo de la gente. Y de los pajaritos de colores.

eMe: Si, si quiere cualquier contribución es bienvenida ya que creo que me va a resultar algo complicado el tema de reunir los fondos para la misión.
Y no tenga miedo (ay la gente común y sus miedos jaja) que está todo bajo control.

Fabiana: Según la info que manejo si, este ser tan especial vive en el monte, pero dadas sus características sobrenaturales no estoy seguro de que no pueda trasladarse a cualquier parte (algo que de solo pensarlo me hiela la sangre).
Si lo llega a ver, no le diga nada, mas bien corra. No vaya a ser que le termine haciendo un "pomberito".

Viejex dijo...

Lunaretti, estoy al borde del colapso nervioso. Yo recuerdo claramente que en mi infancia daban por la tele una publicidad cuyo slogan rezaba más o menos así: "divertite a lo loco, con el pombero loco"

Sólo yo la vi? ¿era una manifestación de este enan...diminuto pero altruista ser?

¿Seguro que su anterior terapeuta no tiene algun colega "gauchito" que siga suelto?

Oscar A. Lunaretti I.P.F.P. dijo...

Viejex: La verdad no sabría decirle ya que soy muy joven (cof cof) y esa publicidad jamás la vi, pero espero que no ya que lo único que me falta es que este ena... ejem... este ser tan copado, además de todo lo que tiene, encima esté loco.

En cuanto a lo de un colega de mi ex terapeuta, no, no conozco ninguno (sino ya lo hubiera ido a ver) y tampoco puedo preguntarle a ella ya que está incomunicada.

Jazmin dijo...

Finalmente, el Universo complota a mi favor, y me acerca de su mano, Lunaretti, la posibilidad de matar un fantasma...

Hace años, y por circunstancias que no vienen al caso, habiendo abandonado mi trabajo con un portazo y con un embarazo de 3 meses, comencé a trabajar en un rapipollo.
Debía supervisar a los empleados. Eran 4 ó 5. Todos paraguayos. Mi turno era de 6 a 12. PM. Es decir que cuando ellos, una jornada con poca clientela, me contaron la historia del Pomb... ay, no puedo nombrarlo que me pone piel de rapipollo... era de noche.

Estuve una semana mirando debajo de la cama antes de dormir, y no me animaba a dejar colgando una pierna afuera -como suelo hacer- por miedo a... bueno... por miedo.


Espero ansiosa noticias suyas, y pongo a su disposición toda la colaboración -de lejos- que pueda necesitar. Hay mucho en juego. Y está en sus manos.

Jazmin dijo...

Del miedo me olvidé del coso del seguimiento...

A.R.N. dijo...

viejexxx, mi papa me conto de esa propaganda, era el bombero loco y era carisimo y muy dificil de conseguir.
llego el bombero loco, con su maquina importada de tirar agua, llego el bombero loco, bombero locooo. prodigiosa la memoria de mi viejo.

Jazmin dijo...

Querida sigla, no sé cuántos años tiene su papá, pero... yo me acuerdo del Bombero Loco!

Era una botellita de plástico rojo con forma de bombero, con el cuchuflo para tirar agua... :)




(buen nombre para un asesino serial)

A.R.N. dijo...

jazz, me extrania...mi papa es de la epoca de la vudu cola.

La Perfida Canalla dijo...

jajajaaja...
Que bueno!!!
Estoy absolutamente enganchada!!!
No se si podre dormir a la espera del desenlace!!!
Por cierto soy Perfida...
Un saludo coleguita!!

Pablo dijo...

Lunaretti, ¿qué busca? ¿un caso para estudiar o un novio para su hermana? No importa si es feo sino si es redituabl...si es científicamente estudiable. Eso.

Y Jazmín, aclare, porque con el dato del embarazo de 3 meses nos hace pensar que del Pombero deberían haberla advertido en su trabajo anterior.

(Perdón, pero la dejó picando y con el arco vacío)

Jazmin dijo...

En mi trabajo anterior estaba, precisamente, el responsable.


El Pombero fue inocente de culpa y cargo, esta vez al menos.

Y a juzgar por lo prolífico de la descendencia de mi ex marido, se diría que ambos, gozan de la misma facilidad dactilar.

Sir Lothar Mambetta dijo...

(ASUNTO: BOMBERO LOCO)

Abusando del esoterismo que hay en el ambiente, viajamos atrás en el tiempo, a la década del ochenta del siglo pasado y encontramos a dos hermanos divirtiéndose a lo loco con "El Bombero Loco" (también venía en azul), llenándolo con agua y mostaza los muy hijos de p... No, mejor dejo a mi vieja fuera de este asunto.

Anavril dijo...

Te le lechuga...dicen que calma los nervios (puajjjj) pero a falta de pastillitas...

Beba 2 baldes por la mañana antes de salir a la caceria...y de paso protejase la panza...no vaya a ser que le haga competencia al Filipino.

(creo que es lo único que le falta a su padre para que lo entierre vivo en un hormiguero de marabuntas)

Anavril dijo...

Et dix-huit!

Mariano dijo...

¿Sabía usted que al Viejex le pasa algo parecido cuando le nombran al Bombero?

Seguro que esa no la tenía.

Y ésta tampoco.

Yoni Bigud dijo...

Bueno... todos tenemos nuestro precio. Con esa ofrenda yo me ofrecería a acompañar a Lunaretti a buscar al Pombero, al bombero loco o a quien sea. Y la miel puede guardársela si quiere.

Un saludo.

Oscar A. Lunaretti I.P.F.P. dijo...

Jazmín: En primer lugar le corrijo un cosita: el Pomb... ¡No!... ejem... El Sr. "P"., no es un fantasma. Es un duende y/o/u ser elemental de la naturaleza.
Y segundo, le agradezco mucho el ofrecimiento y, como dije antes, cualquier colaboración será bienvenida (lástima que sea de lejos. Le iba a pedir que me acompañe. O dirctamente que fuera Ud. y yo la supervisaba desde acá).

No se preocupe y duerma tranquila.
Ya estoy en el caso.

Perfida Canalla: ¿Coleguita?
¿Ud. también es investigadora paranormal? ¡Mucho gusto! Soy Oscar.

Pablo: Yo no tengo hermana. Soy hijo único.

Anavril: ¿Te de lechuga? No la tenía esa ¡Gracias por el dato! Me vandría bien porque ando un poquitito ansioso con esto de la misión.

Y "Et dix-hiut" para Ud. también. Best wishes. The pencil is on the table.

Mariano: ¡¡¡¡AAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!! (intenta hacer un ejercicio de atocontrol pero no llega y se desmaya).

Yoni: Bueno, ya es como el tercero que se ofrece. Podría formar un equipo de agentes de campo para esta misión (bajo mi lideazgo, claro, porque soy el único con título y credencial).
¡Uh! Y si nos consguimos un perro seríamos como "Scooby Doo" ¡Buenísimo!

Renegado dijo...

Yo tenía un bombero loco en verde.

Es un vago recuerdo, claro, porque soy muy joven.

Viejex dijo...

No se haga el mocoso, Renegado.
Vago recuerdo o vago que recuerda?

Fabiana dijo...

Estimado Oscar:

No hace falta que me lo diga dos veces, ni pienso acercarme al susodicho.. señor P.

Si busca gente para conformar un equipo tipo Scooby Doo, me avisa.

(tengo la onda de Velma, anteojitos incluídos.. :P)

Carugo dijo...

Oiga, en mi adolescencia yo debía vivir en un barrio habitado por Pomberos.
Eramos todos petisis, feos, peludos y por un cigarrillo y un vaso de cerveza gratis le rompíamos las piernas a cualquiera.
(Porque yo ahora viviré en San Isidro pero nací y me crié en Avellaneda, más precisamente a unas diez cuadras del Viaducto Sarandí...
Espero la segunda parte.

Oscar A. Lunaretti I.P.F.P. dijo...

Fabiana: Bueno, la anoto. Cuantos mas sean mejor (mejor para mi, así me quedo atrás de todo. Supervisando, por supuesto).

Carugo: ¿Y no serán todos descendientes del Sr. "P".? Vió que parece que es medio bragueta ligera.

LadyMarian dijo...

Andaba extrañando a Lunaretti. Qué suerte que regresó porque aprendo muchas cosas con él. Estas frases nos muestran su exquisita formación; “Si Madonna no va a la montaña, la montaña va a Madonna” o "files" es archivos en inglés"

Qué suerte que tiene el respaldo de los papis! Me sorprende el tipo de terapeutas que consiguen los padres! Evidentemente hay una desconcertante preocupación por la salud de Lunaretti.

Besos

Oscar A. Lunaretti I.P.F.P. dijo...

LadyMarian: Me alegra saber que desde mi humilde posición puedo hacerles llegar a Uds., los neófitos, algo de conocimiento.
Para nosotros, los profesionales, eso es casi un deber.

Y si, mis papis se preocupan mucho por mi. Siempre están buscándome terapeutas y ese tipo de cosas. Se preocupan tanto que a veces hasta pagan dos o tres sesiones seguidas.
Hay días que estoy mas tiempo en terapia que en casa jajaja. Que locos.