El Pombero: segunda parte

Escribe Oscar Ángel "Marciano" Lunaretti - Investigador Profesional de Fenómenos Paranormales - Platovoladorólogo - Aventurero precavido - Cazador de duendes.

La primer parte de esta historia la puede encontrar haciendo click aqui. (Salvo que Ud. sea uno de los jurados de Bitácoras.com. En ese caso hágame click en esssta).



Viernes 15 de Octubre de 2010 - 09:45 A.M.

Como siempre, lo primero que debía hacer era acudir a mi accionista principal (mi papi) y solicitar fondos y equipamiento algo que, desde el vamos, sabía que no me iba a resultar nada fácil teniendo en cuenta lo tensa que está nuestra relación desde aquel pequeño incidente en el Uritorco.
Por desgracia, no tenía alternativa.
Me resultaba indispensable conseguir los medios para cumplir esta misión, así que tuve que ir yo personalmente a hablar con él.
Ya cuando me vió acercarme medio como que se puso a la defensiva, mirándome con cara de pocos amigos y espetándome un rotundo y seco “¡NO!” antes de que yo pudiera siquiera emitir una palabra.
-Esto es importante- le dije con tono firme, para que vea que lo mío iba en serio.
-¡Importante va a ser el voleo en el culo que te voy a dar si me venís con otra de tus pelotudeces!- me respondió (mi papi es medio mal llevado y boca sucia a veces).
-Necesito plata para hacer un viaje, y para comprar alcohol y cigarrillos- dije mientras me alejaba mas o menos del alcance de su brazo, por las dudas.
Y en ese momento, extrañamente, su cara cambió. Como que se aflojó. Y hasta me pareció notar que esbozaba una pequeña sonrisa.
-Bueno, bueno, bueno- dijo casi con cierta alegría –Parece que por fin te estás haciendo hombre, infeliz ¿Te querés hacer un viajecito con alguna minita?
-No papu- contesté yo también entre risas acorde a lo distendido de la situación –Tengo que ir a la provincia de Formosa para capturar al Pombero. Es un duende. Es una misión importante. También necesitaría una nueva máquina de fotos, una filmadora, algunos artilugios de caza, ropa nueva, y me vendría al pelo una notebook para llevar un registro de mis actividades.
Su rostro volvió a cambiar casi instantáneamente. Ya no sonreía. Se puso todo rojo de golpe y me empezó a mirar como con odio. Se le hincharon las venas de las sienes. Apretó los dientes y simplemente dijo casi murmurando “Tomatelás, ya”.
-¿A Formosa? Pero me tenés que dar la plata papu- le dije estirando la mano.
-¡¡Tomátelás de mi vista pedazo de…
Y no escuché como terminó la frase porque tuve que salir corriendo y esquivando la patada que me tiró, pero me pareció escuchar algo así como “fijo de gruta” o algo así. No sé. Cuando mi papu se pone nervioso siempre grita palabras raras.

La cuestión es que la primer fase de mi operativo fue un rotundo fracaso.
No obtuve los fondos y encima casi cobro.
Por suerte, como profesional que soy, siempre estoy preparado para estos imprevistos, así que, viendo que la misión estaba en peligro, no perdí tiempo en activar el protocolo de emergencia que diseñé para estos casos y puse en marcha el “Plan B” (los profesionales siempre tenemos un plan B), o sea, le fui a contar a mi asistente especial (mi mamu) lo que había pasado, y me puse a llorar.

Ella, como siempre, enseguida se ocupó del asunto, y apenas una horita después yo ya contaba con los fondos que necesitaba (la verdad no se como lo hace. Es re eficiente mi mamu. Es una genia jajaja.).
La macana es que esta vez la negociación parece que estuvo mas dura que otras veces, y solo me pudo conseguir plata para el pasaje en micro, y apenas un poquito mas como para comprar algunas cositas allá. O sea, no hay máquina de fotos, ni filmadora, ni notebook, ni implementos de cacería, ni pastillas, ni nada.

Esto significa que, esta vez, si pretendo tener éxito, si o si tengo que capturar al duende.

No hay otra.

La verdad, todavía no se como voy a hacer, pero bueno, esto es así.

No siempre las cosas salen como uno espera. Son gajes del oficio.



Lunes 17 de Octubre de 2010 - 08:15 A.M.

Llego a la ciudad de Formosa por la mañana.
Fueron algo así como veintiséis horas de viaje en micro.
Decí que por suerte mucho no las sufrí porque como viajamos de noche y yo me llevé mis archivos del Pom… ejem… del Sr. “P”. para aprovechar y seguir estudiando el caso durante el trayecto, me la pasé desmayado (es que el micro estaba un poco oscuro y leer esas cosas en ese ambiente medio como que me afectaba un poco).
Sin embargo, entre vahído y vahído y gracias a mis nuevas técnicas de control mental, en los minutos en que podía mantenerme consciente pude, al menos, recavar algunos datos que sin dudas me resultarían de suma utilidad, como por ejemplo que el Pomb… ¡ufa!... el Sr. “P”. se vale de silbidos para engañar a los que lo persiguen (si se le escucha silbar cerca significa que anda lejos, y si se le escucha silbar lejos es porque anda muy cerca. Enano tramposo), y también que se le puede alejar con ajo, porque no le gusta (lo único que me falta es que este bicho degenerado encima sea cruza con vampiro. Me suicido hasta morir si llega a ser así).
También encontré un dato sumamente importante y que no muchos conocen, y es que en determinadas ocasiones, ni siquiera es necesario pronunciar su nombre para que el Sr. “P”. se dé por aludido y se moleste, sino que basta solamente con leerlo en algún lado (sería terrible que yo pusiera “POMBERO” en un artículo como este, por ejemplo) porque eso sería como llamarlo con la mente (recuerden que es un ser sobrenatural) y pude ocasionar que se aparezca de repente por las noches mientras la persona está durmiendo, se queda sola en la casa, anda caminando sola por una calle solitaria, o cosas así.
Por suerte hay una forma de evitar esto, y es que la persona que haya leído el nombre, escriba la frase “Pombero, Pombero, cerca mío no te quiero” en algún lado (que se yo, en un comentario ponganlé) y luego la lea en voz alta tres veces. De esta manera, esto funciona como un “anulador” del anterior supuesto llamado y queda sin efecto.
Esa es la única manera.
Por fortuna yo siempre me cuido de no cometer errores que pongan en riesgo a los “civiles” y nunca se me ocurriría escribir aquí “POMBERO”, provocando así que ustedes lo lean y queden todos malditos.

En fin, volviendo a la crónica del viaje, como lo marca mi protocolo estratégico de misión, lo primero que hice al llegar a mi destino fue entablar contacto con los locales, a fin de recavar mas información in situ acerca del caso y ver si, además, me podían dar algunas indicaciones de los mejores lugares para lograr un avistaje (ojalá que lejano) del ente en cuestión.
Lamentablemente esto no me resultó nada fácil fundamentalmente por dos motivos: uno, no les entiendo un pomo cuando me hablan (su dialecto es medio cerrado, hablan medio rápido, como para adentro y encima mezclan palabras en guaraní) y dos, para ser solamente una leyenda acá se lo toma muy en serio al Sr. “P”. y nadie parece querer siquiera nombrarlo (lo cual no me resulta para nada tranquilizador. Por algo será que le tienen tanto “respeto”).
Afortunadamente, después de mucho caminar, de insistir, preguntar, y de protagonizar involuntarios malentendidos que dieron lugar a algunas vergonzosas y forzadas huidas (acá la gente es medio arisca con los foráneos que hacen preguntas), finalmente una anciana nativa muy amable accedió a responder mis preguntas, solamente a cambio de que le compre una botella de caña y le corte el pasto de su casa.
Así, luego de cumplir con mi parte del trato, fue que pude saber que justo ahora en el mes de Octubre es la mejor época para encontrar al Sr. “P”. (uy que suerte que tengo la rep…), sobre todo a la hora de la siesta y, por supuesto, en el monte.

De esta forma, ya con la “inteligencia” del caso mas o menos resuelta, solo me quedó diseñar la estrategia de acción y conseguir los adminículos necesarios para llevar a cabo mi plan.
La idea es atraer al pequeño y espantoso duende ecológico mediante esos productos que parecen gustarle tanto (miel, alcohol y tabaco), y ver si de esta manera puedo lograr atraparlo.
Así, luego podría presentarlo ante la comunidad científica, con lo cual, finalmente me ganaría de una vez por todas el respeto de mis colegas y, especialmente, de mi accionista principal, que siempre me anda desmereciendo la profesión y diciéndome que deje de perder el tiempo y me ponga a laburar.

El problema, sin embargo, mas allá de que lo mas probable es que si me encuentro con el duende me dé un paro cardíaco y muera, es que como esta vez viene medio escaso de recursos, y parte de ellos los gasté en comprar la botella de caña para la anciana que me dio la información, como señuelos solo pude adquirir un pequeño frasco de miel, una petaca de caña y unos cuantos cigarrillos sueltos, y como único elemento para lograr la captura solo conseguí una red de pesca no muy grande (por suerte la gente acá pesca bastante y estas cosas se consiguen baratas).
Además, y gracias al cielo, también me alcanzó comprar una ristra de ajo para llevar encima como único medio de defensa.

En teoría ya estaba listo, pero viendo como se presentaban las cosas, sabía que la misión no era nada fácil.
Como no tengo plata para hospedarme por acá, solo tengo una oportunidad de lograr mi cometido y si fallo, me tendría que volver con las manos vacías.
El estrés y la presión de saber eso se tornaban casi insoportables. Cada vez me sentía mas nervioso y encima, ahora ando sin medicamentos.
A medida que atravesaba la ciudad en dirección al monte, me agarraban unos taques de respeto tan terribles que tenía que hacer uso de todo mi poder de concentración para no salir corriendo a los gritos.
Por suerte en un momento me acordé de que alguien me había dicho que el te de lechuga era un efectivo calmante, así que agarré, pasé por una verdulería, me compré una planta y la metí en un termo con agua bien caliente, como para ir tomando de a poquito durante mi travesía hasta el monte.

Finalmente, mi misión estaba en marcha.



Continuará .................

58 comentarios:

Walkiria dijo...

"Pombero, Pombero, cerca mío no te quiero"!!!!!
-No es que tenga miedo, es que hay que respetar a estas criaturitas de Odín, vio?...A parte mis señores padres me dejarán la casa sola esta semana y no quisiera visitas inesperadas ...ejem ejem...-

Fabiana dijo...

Oiga, que feo lo de su papu, eso de revolearle una patada..
Fea la actitud.

Ahora, su mamu(como toda mamu que se precie de tal), es una grosa. ;)

Igual me alegro que haya podido llegar a destino, aunque sea con poca plata..
Quedo a la espera de la continuación y, por las dudas..

Ponbreo, Pombero, cerca mío no..

.........
............

y vos quién sos petiso?
increíble!
siempre es un placer ver a álguien mas petiso que un..

que hacés?!
..
QUE TOCASSSSSSSSSS ENANOOOO!!!!???

soltaaaaaaaa..
soltaaaaaaaaa..

sol..

......................

Viejex dijo...

El te de lechuga es un mito, Lunaretti, yo lo probé y nada, pero con el resto de las hojas me armé un canuto y ...jajajaja!! eh? ah! disculpe, acabo de ver una mosca quejejejejeje!!!! JAJAJAJAAAAAAMEMUERJOJOJOJOO!!! no, no puede sjejejejejejeje!!! AAHHH que beuno...bono..vo no? jajajajaja!!! Uh como estoy!!

En un rato vuelvo. Tengo un hambre!

Bugman dijo...

Era previsible, el Señor Viejex está quemado.

Oscar A. Lunaretti I.P.F.P. dijo...

Walkiria: La entiendo. Además es res-pe-to, no miedo. A mi me pasa lo mismo. Hizo bien en recitar la frase (porque supongo que habrá cumplido con lo repetirla en voz alta tres veces luego de escribirla ¿No?).

Fabiana: Si, jaja, es un poco temperamental el papu.
Mi asisitente, por otra parte, como Ud. dice: una grosa.

Y ¡Uh!

Viejex: Ya me di cuenta de que era un mito. Ya verá cuando llegue la tercer parte de mi relato.
Por otro lado ¿Que sería eso que fumó? ¿Tiene mas? ¿Convida? ¿Viene en pastillas?

Bugman: Eso dicen. En mis "círculos" ya se rumorea acerca de un hombre que "todo lo que toca lo convierte en llama". En cualquier momento van a empezar a investigarlo.

A.R.N. dijo...

llego el pombero loco, con su maquina importada, de tirar agua, pombero loco...

eMe dijo...

Pero, esto cada vez me deja más preocupada. Le repito lo dicho en la primera parte: quiere que le mande unos cigarros y un poco de miel???

No, el efectivo no se lo envío ni muerta, no insista!!!

Pombero, Pombero, Pombero, cerca mío no te quiero!!!

Oscar A. Lunaretti I.P.F.P. dijo...

A.R.N.: Ud. tómeselo a broma nomás. Y no recite la frase anuladora. Ojo si se queda sola eh. No diga que no le avisé.

eMe: Pero cigarros y miel ya conseguí. El efeté sería mejor (o sino alguna pastillita).

eMe dijo...

Pastillitas de colores? ok, le mando

Oscar A. Lunaretti I.P.F.P. dijo...

eMe: ¡¡SIIIIIII!! ¡¡Buenísimo!! ¡¡Pas ti llitas!! ¡¡Pas ti llitas!!

Eso si. Por favor sea discreta. Que no se enteren mis papis.

capitanfla dijo...

Espero que pueda recabar más información, ya que si tiene que recavar, va a ser para ocultarse raudamente en un pozo o algo así.

Saludos y éxitos.

Jazmin dijo...

"Pombero, pombero, cerca mío no te quiero!"


Es como un "San Roque, San Roque, que este perro no me mire ni me toque".


El té de lechuga, lo deja en la heladera, a la noche se lo aplica con un algodoncito, y resulta una loción tonificante natural, increíble!



(me mató lo de "ataques de respeto", jajajajajaja!)

Oscar A. Lunaretti I.P.F.P. dijo...

Capitanfla: Es que yo también "recavo" infomación porque me gusta llegar hasta lo mas "profundo" del caso (Estuve bien eh...).

Jazmín: Claaaaaaro, es igual.

¿Mas aplicaciones del te de lachuga? Faaaaa, hace de todo. Yo le encontré otra, pero después le cuento.

Renegado dijo...

Y 14...

Para hacer número aunque sea.

A.R.N. dijo...

habia un programa infantil. habia una cancion en el programa infantil.
que se va el pombero, que se va, que se va.
que se va el pombero, que se va, que se va.
era margarito terere?

Renegado dijo...

A.R.N.: Ni idea, aunque es muy probable ya que Margarito Tereré era un yacaré correntino, y el Pombero es una leyenda popular del noreste.

Digo, no se, yo soy muy joven y nunca vi a Margarito, ni a la lechuza Pataca ni al pato Corbata ni al mono Capote.

A.R.N. dijo...

vamos a formar una orquestita, con maderitas, con maderitas.
un regalito para ud, del pato carre

Viejex dijo...

Pato Carré? El carre no era de cerdo? jajajajajaja!! es buenísimo!!!!jojojoo!!! carre...de cerdo!!!!! jajajajajajjaageniaaal!!! JAJAJAJAJAJJAJA!!! carre!!! JOJOJOJOO!!!! AYQUEIJOJOJOJOO!!!! Ahhh, pará, pará...jajajajaja!!! ay! me falta el air...jejejejejeje!!! carré...JJJJJJUUUUUUUUAAAAAAAAAAAAA!!!!!! ahhhhhh, ejem...bueno, en fin...

Yoni Bigud dijo...

Y... 18.

Yoni Bigud dijo...

Changos, me madrugaron...

A.R.N. dijo...

dele viejexxx si ud es de la epoca de los cinco grandes del buen humor.
jaja juju jiji jajaja juasssss no puedo respirar, jiribi jiribi juissssssss
besitos viejito lindo

Yoni Bigud dijo...

Pombero, Pombero, cerca mío no te quiero.

Cómo detesto a la gente supersticiosa.

Habrá que hacerle una visita a su padre. Usted lleva a cabo una misión, un auténtico servicio a la comunidad. Millones de personas no pueden depender del poder de su mamu para convencer a su papu. Es poco serio.

Un saludo.

Jazmin dijo...

Qué vergüenza. Gente grande.



Miren el ejemplo que le dan al pobre Lunaretti. Con todo el esfuerzo que hace para no recaer en el empastille, y uds dándole al té de lechuga.



Por favor.





(probó el de radicheta? mamadera...)

A.R.N. dijo...

si
si
si
si
que mal que se portan. aflojen

Renegado dijo...

Chicos, chicos, por favor, no hablen de cosas que para jóvenes como yo son extrañas.

No se quien es el Pato Carré, ni tengo idea de lo que era la Ventanusca Magicusca Dibujasca.

Manga de jovatos.

eMe dijo...

Noooo!!!
La Ventanusca Magicusca Dibujasca nnoooooooo!!!

A.R.N. dijo...

el patolandia patolandia el programa feliz, para cantar para jugar para reir.

Jazmin dijo...

Señor Sr. F, por favor.

Señor Sr. F, se solicita su presencia.



Se lo ruego, Ud es el único con autoridad moral para hace ésto...





(si llegan hasta la Ola está de Fiesta, me pego un autogarrotazo)

Renegado dijo...

¿La Ola está de Fiesta? ¿Que es eso? Tampoco conozco.

No se quienes eran Pelín y el Sr. Televisor, ni nada.

Usetedes deben ser todos gente mayor.

Falta que empiecen a nombrar a Telejuegos con Gachi Ferrari y Cecil Charré y su perrito Alfonso y listo.

Jazmin dijo...

Nah!

Ud, Sr. Renegado, está googleando!



No puede conocer eso! Ni siquiera yo lo recuerdo! (Gachi tenía ese flequillito amoroso!)


Ud nos está cachando.

A.R.N. dijo...

oigan, mi niniez fue larga porque yo tambien vi la ola esta de fiesta, los power rangers, dragon ball gt, pokemon etc etc etc

Viejex dijo...

Seguro. No se sorprenda que en un rato guglee a Julieta Magaña, o descubra que Pinocho Mareco hacía la voz del Topo Gigio...ay! no debí decir esto.

A.R.N. dijo...

esta es la batalla del movimiento, esta es la batalla del movimiento, a mover los pies sin parar un momento, a mover los pies sin parar un momento, los pies, los pies y ahora las manos...
memoria musical que le dicen

Jazmin dijo...

Están seguros que con la lechuga hicieron un té, y no la fogata de San Juan??
Porque han llegado los efectos allende los mares...

;)

Acá, los reventé a todos:
" Yo soy Pepe Galleta..."

Viejex dijo...

ARN: Que viva! usted la vio con Capusotto Y Alberti

A.R.N. dijo...

el unico guapo en camiseta

A.R.N. dijo...

que raro viejexxx, ud me puso un video con un INCENDIO???

Jazmin dijo...

jajajajajaaja... sigla querida, eso, cómo la quiero.

Viejex dijo...

Claramente. ¿No hablábamos del pombero loco aquí?

Viejex dijo...

Claramente. ¿No hablábamos del pombero loco aquí?

A.R.N. dijo...

y volvemos a empezar....
bien viejexxx
es suya.

Carugo dijo...

Señor Lunaretti:
Su papu debió ir al mismo colegio que el mío porque la frase "Importante va a ser el voleo en el culo que te voy a dar... " siempre la repetía cuando me mandaba una macana...
Él agregaba que me iba a comprar un sánguche y una coca para que no me muriera de hambre en el trayecto que durara el viaje impulsado por su zapato en mi tujes...
Tan cierto es esto que me arrancó una carcajada al leerla porque me acordé de ese dicho.
Me encanta lo que está relatando.
Cuente más, cuente más...

Renegado dijo...

Por supuesto que estoy googleando ¿De que otra manera un púber como yo podría saber todas estas cosas?

Pssss

Y es mas, acá en Google dice también que alguna vez un niño (que obviamente no soy yo) le mandó un dibujo del Chihuahua (un supuesto perro gigante que tenía encerrado y nunca mostraba) a Pilusmán (un personaje que hacía el Capitán Piluso).

Es re loco todo lo que se encuentra en Google.

Jazmin dijo...

jajajajajajaaja... ahora me dice que dejó el chupete en el chupetómetro de Balá y me desnuco de la risa.

Jazmin dijo...

"Pombero, Pombero, cerca mío no te quiero!"



Por las dudas.

Oscar A. Lunaretti I.P.F.P. dijo...

Carugo: Ah pero su papu es mas generoso que el mío. A mi nunca me ofreció víveres para el viaje. Siempre me ofrece solamente el pasaje, e insiste con que sea solo de ida.

Renegado dijo...

¿Quien es Balá? Ah, el Ex de Moria ¿no?

Ah no, ese era Vadalá.

No, no, Balá no me suena.

Ni Angueto, su perro invisible.

A.R.N. dijo...

a dormirrrr , vamos todos los ninitos a dormir, sin chistar, que la noche la hizo d'os para soniar.
y maniana cuando el sol brille otra vezzzz, haciendo cosa golda volveremos a empezar.

sera hasta maniana
good night

Mariano dijo...

Esa escueta cábala, ¿es válida para todos los órdenes y circusntancias de la vida?

Digo, ¿se puede reemplazar al Pombero por la policía, un gestor o un japonés?

No es que tenga algo específico con los japoneses, eso está claro. Sólo aproveché para escribir de nuevo Pombero y continuar esta especie de mancha venenosa que tan amablemente nos trajo para pasar la tarde mientras nos tomamos unos espirituosos y nos fumamos unos puchitos.

Renegado dijo...

Sr. Mariano: La verdad no se.
Igual, siendo el Pombero un enano, no creo que si se le llega a aparecer tenga Ud. algún problema en hacerse amigo y terminar ambos bebiendo en algún boliche cercano.

Pablo dijo...

¡VIEJA, VENÍ QUE ENCONTRÉ LA VERSIÓN INFANTIL DEL CANAL VOLVER!

Señores, la capacidad de este grupo para salir por la tangente... ¡por favor! Estamos hablando de cosas serias.

(Ah, y Jazmín, yo tiré mi chupete en el chupetómetro de Carlitos balá)

Mariano dijo...

Es probalbe que algo de eso haya, mi estimado. No me sorprendería que se tratase de un enano, cuyo nombre fuese Pedro Ombero y se valiese de del susto y el terror sólo para agenciarse licor y tacaco gratis.

Jazmin dijo...

Y mujeres, Sr. Mariano.

No se olvide que este personaje del folklore del NE argentino (anque Paraguay), es famoso por ser arremetedor con las ladies.


Vaya a saber con qué artilugios y engaños las convence, o las asusta, o las entusiasma.

Espero que Lunaretti tomo todos los recaudos del caso. Sobre todo, espero que use el pelo corto. No querríamos que si llegara a toparse frente a frente con este fenómeno, lo confundiera con... mire, no quiero ni pensar.

Sir Lothar Mambetta dijo...

Lunaretti, estamos con usted... eso sí, lo alentamos desde casa, ya nos contará.

Renegado dijo...

Sr. Pablo: ¿Vio? Este sitio está lleno de gente mayor.
Y si, con gran capacidad para salirse por la tangente. Y por los catetos. Y hasta por la hipotenusa (¿O es hipotenuza? No se. Nunca fui bueno para la matemática ni para la geometría).

Sr. Mariano: Es probable, si. Es probable.

Jazmín: Ni lo mencione mire. Es lo único que le falta, pobrecito.

Oscar A. Lunaretti I.P.F.P. dijo...

Sir Lothar: ¡Gracias!

Tatuagem dijo...

Me encantaría conocerlo, acercate pombero, acercate!

Saludos =)

Oscar A. Lunaretti I.P.F.P. dijo...

Tatuagem: ¡¡Noooo!! ¡¿Que hace?! ¿¿Está loca??
(Bueno, aunque pensándolo bien, si está cerca de ella, no podría estar cerca mío...).

Bueno, si, Sr. "P.", vaya nomás, vaya ...