Degeneraciones

"Juventud, divino tesoro" afirma el hombre, con una mueca que mezcla sabiduría, añoranza y resignación (mueca que, mal hecha, puede parecerse a la de intoxicación con calamares) Lo que nunca se dice es que el poeta no terminaba ahí su sentencia. Rescatemos el original: "Juventud, divino tesoro. Por eso, a los jóvenes hay que enterrarlos a todos".

A nadie escapa que una generación sigue a la otra. Que los que algunas vez fueron los portadores de ideales inquebrantables devienen en escépticos hombres de edad madura. Que el desplazamiento produce recelos en ambos. Y que el paso de un momento al siguente es tan gradual (una suerte de sorites) que algunos no lo notan. Otros, por no notarlo, no lo hacen nunca. En la transición, desordenada, algunos llevan cosas que deberían dejar, otros sueltan cosas que nunca deberían ser dejadas. De cualquier manera lo que nos importa aquí no es el traspaso sino los extremos. Y la relación entre ellos. Que no se atraen ni mucho menos. Excepto, quizás, por los hombres adinerados de 50 años y las púberes consumistas de 17.

Es así que, mientras usted pierde su tiempo pensando si existen otros colores, cuanto duraría una jornada laboral en el planeta Venus o qué día caería su cumpleaños en el calendario juliano, desde este espacio proponemos una reflexión sobre las formas de coexistencia intergeneracional para bien de la sociedad toda y tanteo de una iniciativa de la que podamos sacar unos mangos.

Capítulo 1: del otro lado de la brecha.

El primer momento es de simple reconocimiento: ¿de qué lado de la brecha se ubica usted? Si bien la categoría de "joven" se ha estirado todo lo posible a costa de incluir diferencias etarias que ponen al avance vital a la par de los grados de una logia masónica (pre-puber, puber, post-puber, joven en vías de desarrollo, joven desarrollado, joven adulto, joven todavía más adulto, joven con severos achaques en su joven cuerpo que en otro tiempo se predicaban de los ancianos, joven de la tercera edad...), lo cierto es que, a este fin y sólo para saber donde se para naturalmente en la dialéctica intergeneracional, no debe más que contestar estas sencillas preguntas:

1. Cuando Argentina perdió la final del mundial de Italia 90 usted:

a) recordó la final del mundial de 1930.
b) lloró desconsoladamente.
c) defecó su tercer pañal del día.
d) no había nacido todavía.

2. Cuando fue el atentado de las Torres Gemelas usted:

a) estaba entrando a trabajar.
b) estaba en la Universidad.
c) estaba jugando con los Power Rangers.
d) no había nacido todavía.

3. Ante un televisor de 40 pulgadas con tecnología LED usted:

a) recuerda cuando veía televisión en blanco y negro (y no todos tenían, así que se iban a la casa de alguien a ver TV)
b) recuerda cuando las televisiones no tenían control remoto sino perillas (y no todos tenían cable, así que se iban a la casa de alguien a ver TV)
c) recuerda cuando las televisiones no eran flat screen.
d) usted todavía no nació.

Mayoría de "a": usted ni debiera preguntarse si es joven. Si a esta altura no lo hace, lo que usted debería empezar a hacer es utilizar el 'joven' para dirigirse al resto de la gente (i.e. "joven ¿me alcanza la bolsa de suero?")

Mayoría de "b": esto va a ser duro, pero usted ya no es un joven. Todavía puede usar zapatillas y salir hasta tarde, pero sepa que para un gran segmento de la población usted es 'gente grande'. ¡Gente grande, caramba!

Mayoría de "c": usted es un joven. Como yo soy un "b", me veo en la obligación de decirle que preste atención. Deje de arreglarse el flequillo y espabílese. Que esto también le sirve.

Mayoría de "d": ¿Dónde está el padre de esta criatura, por favor?



Capítulo 2: entendiendo a la otra generación.


Habiendonos dividido, resulta ahora fundamental no hacer de esto un River-Boca. Por un lado porque -como dijo Gustav Thibon- "uno de los signos cardinales de la mediocridad de espíritu es ver contradicciones donde solo hay contrastes”. Y segundo porque estos muchachos corren más y no conviene.

En primer lugar, hay que aclarar que la frase "todo tiempo pasado fue mejor" suele ser olvidadiza. Por ejemplo, aquél que defenestra el defenestrable reggetón olvida haber bailado "La Ventanita" al compás del grupo Sombras; ese otro que mira con desprecio como un adolescente dilapida la mitad de su día logrando que su flequillo quede estratégicamente desparejo reprime quizás que los 90's tuvieron esos pelos largos estilo Fabián Vena en "La banda del Golden Rocket" que se pasaban de lado a lado con un lamentable meneo de cabeza o que los 80's incluían no menos lamentables bigotes que nunca tendrían que haber visto la luz. Tampoco puede hablar de desaciertos estéticos en la vestimenta juvenil aquellas damas que hayan sido dueñas de un par de jeans nevados.

Pero atenuar la severidad de los juicios no implica no ejercer una necesaria actividad correctiva, pues los problemas que traen algunas deficiencias son evidentes:

Consultorio del Psicólogo Luis Carajuez. 18:21 hs.

Paciente: - ...y entonces como que le dije que coso, que tipo no daba, chabón. Porque tipo que nada ¿entendés? Es así. Pero re ¿eh?

Dr. Carajuez: - este....eh... ¿será posible que te estés rebelando contra la figura paterna?

Paciente: - ¿que tiene que ver mi viejo con las jugadas preparadas de mi equipo de handball?

Estamos de acuerdo en que las competencias lingüísticas y comunicativas de este engendro no superan las de un simio con problemas de atención, la cuestión aquí es ¿cómo efectuar la corrección y que el neoneardenthal entienda que se lo está corrigiendo? Repasemos algunas técnicas históricas fallidas:

a. La cruda verdad: como todo lo crudo, puede resultar indigerible.

- Tu léxico es infinitesimal, tu sintaxis un baldón para los hispanoparlantes y la monserga que propalaste hace que tu futuro en una comunidad humana esté supeditado a tu capacidad de suplantar la oferta estético-afectiva de un hamster.

- ¡Gracias!

b. Inculturación inculta: tratar de "hacerse el joven" es un error catastrófico que se penaliza con agregación de años.

- No sabés qué copante que está el mataburros, man. Me re-cabe echarme unos morfemas nuevos antes de ir al bolique. Son cancherísimos. Y conjugar los verbos tiene toda la onda.

- ¿De qué &%$@ estás hablando?


Por eso aconsejamos la opción

c. Si no puedes contra ellos... ajo y agua.

- Che, un bajón lo tuyo. Como que no da ¿no?

- Ahora que lo menciona, Doctor Carajuez, es cierto que menos palabras se traducen en menos ideas; por lo que sería no sólo útil sino incluso humanizante hacerme con un caudal de vocabulario acorde a mi desarrollo psíquico-madurativo.


Entiendo que el artículo le haya parecido largo, pero sepa que colaborará al mutuo entendimiento entre generaciones. Además, piense que en Venus esto no sería más que una mísera parte de su jornada laboral.



30 comentarios:

Anavril dijo...

Yo tambien soy b !!!
Y tampoco entiendo esto del paso del tiempo. Cuando tenía "dieci" pensaba que los de "cuarenti" ya eran grrrandes, maduros..ppuffff.
Ahora que los tengo a la vuelta de la esquina no veo la gran diferencia...salvo la física...si apenas hace 20 años volvi de Barilocheeeeee.

Una belleza su análisis...podría dedicarse a est...aaahhh si...cierto.

Sir Lothar Mambetta dijo...

Muy buen post, aunque me cuesta entender a la gente de su generación. Ahora lo dejo porque está por empezar "El show de Elvira Romei" con el robot Tuerquita, auspiciado por Bizcochos Canale.

Un saludo

Carugo dijo...

No me preocupa para nada su disertación. Si yo estuviera en Venus, tendría 69 días de vida y todavía, alguien me tendría que cambiar los pañales....

Nefertiti dijo...

Uno entra al blog para distenderse un poco... y paf! Ya no soy joven.... soy "b"... que necesidad señor Pablo??? Sí... use pantalones nevados... comi caramelos Fizz, y bailotee al ritmo de las Viudas e Hijas del Rock & Roll... Oh God!

Pablo dijo...

Anavril, yo de chasis ando bien, pero me parece que las principales diferencias no se manifiestan en el "durante" sino en el "después de" una actividad. Recuperarme me toma plazos insospechados.

Sir Lothar Mambetta, dichoso usted que puede verlo. Yo estoy teniendo problemas con la antena.

Carugo, Por eso dicen que los venusinos son unos inmaduros. ¿69 tiene? Hubiese dicho que no pasaba de los 68, mire usted.

Nefertiti, no me compare la tira de Fizz con los jeans nevados. Un desacierto dejar de comercializarla. Por lo demás, todos tenemos muertos en el placard. Yo dije que el "Look Sharp" de Roxette era el mejor disco de la historia...

Mecha dijo...

Ahhh, me quedo re tranquila, soy una "bb"...


Je!


Qué patético conformismo el mío...

Sí, soy una "joven madura" y me la re banco!
Qué son 35, eh!?!??!

NO son nada...
no?



snif sni...


BUAHHHHHHHHHHH.....
='(

Viejex dijo...

Eso de "sorites" lo puso para apoyar la campaña de Bugman, ¿no?

Bugman!!! la palabra que usted quiere incluir sigue faltando, pero no omitieron ésta!

Jazmin dijo...

Vamos. Confiese.
Todo el post es una maniobra. Una elíptica manera de no sentirse el único atlante.

¿Qué pasó? ¿Le dijeron "señor" en el subte y le pegó mal?

Sepa, jovencito, que no todos somos b. Ni a. Es más, yo debería estar en la z. Es decir, una vuelta antes vengo.

Si no me cree, dígame cuántos años tiene su descendencia y compare con la mía, que hoy cumple 15.

Ud. es un adolescente en crisis.
(para la cronología actual, digo)


Jopo, nevados, name it. I had it.

Pablo dijo...

Mecha, por supuesto que no son nada. La plenitud anda por ahí. Cuando encuentre donde específicamente, le cuento.

Viejex, usted no me va a creer, pero en la versión original, después de "Otros, por no notarlo, no lo hacen nunca" aclaraba "(una suerte de soretes)" pero me pareció que el juego de palabras no era tan brillante y que la palabra "sorete" es malsonante ("cacofónica" sería aquí particularmente pertinente)

No podemos decir lo mismo del Señor Bugman.

Jazmín, no le recomiendo correrme por ahí. Mi problema es justamente el contrario. Mis facciones pueriles y mi constitutiva inmadurez hacen que no pueda salir del "muchacho" o el "chico". Y eso que uso anteojos. Sin ellos bien podría pasar por un compañero de su hija. Perdón, eso fue un poco fuerte. Por un niño, quise decir.

Además, ¿leyó lo de Roxette? ¿qué más quiere que confiese?

Renegado dijo...

Cronológicamente vengo a ser un "b", pero eso no quita que todavía me sienta un purrete.
El secreto está en mantenerse siempre actualizado, curtiendo la última pomada.
Y ojo que para eso no hace falta andar de rotetium todas las noches por las boites de moda, con un drink en la mano.
Basta con ser un manso moderno y re copante y no andar curtiendo pálidas.
O sea, yo soy un b que mata mil.

Bugman dijo...

Señor Pablo, no sabría qué decirle. Desde que era un pequeñuelo he tenido la sensación de haber nacido muchos años antes que todos los individuos de mi edad.
(Roxette...ay,ay,ay)

Señor Viejex, a qué palabra se ref...jiji...la pala...¡jajajajajaaaa! ¡Es buenísimo!

El Señor F. dijo...

Ah, no.. todo mal, loco.. qué te creés que todos los que no somos ancianos no sabemos decir nada?

La bardeaste, pablo....

Viejex dijo...

Todos no, mocoso. Lea bien.

Tsk!

El Señor F. dijo...

(Traducción al "adulto" para que el Lic. Benegas no se queje)


Licenciado, me parece que usted cometió un error de juicio poco feliz basado en una generalización poco afortunada respecto a las capacidades léxico-gramaticales de la población de menor rango etario. Como miembro orgulloso de ese grupo me siento particularmente dolido, dado que creía que nuestra tan fructuosa relación en el marco del MIB podría haberlo desasnado de tan craso error.

No obstante, aprovecho la presente para agradecerle por ilustrarme en el concepto de "sorites".. cada día se aprende algo nuevo.

Atte,

F.

pd: VUUUUUUUUUUUUUUUUUUU

Mariela Torres dijo...

En ese estaba pensando en estos días, en que la juventud dura hasta los 30, a partir de ahí se empieza a envejecer. O dicho de otra manera, es como una montaña que tiene su parte más alta en los 30, y después se comienza a bajar. Por eso los b vamos bajando, pero todavía estamos arriba. Y sí, somos gente grande, algunos padres de familia. Por eso me gusta el blog, casi todos estamos por ahí.

Saludos.

Ouchurus dijo...

Ah claro, usted se hace el canchero porque nadie le da más de 25!! Y eso es ahora...hasta hace 5 años nadie le daba más de 18!!
Qué me queda a mi que tendré que romperme el alma cada vez más energicamente para estar a su altura?!!! ehhhh?

Siii, no se haga...bien que todavía disfruta que en la luna de miel nos hayan preguntado si éramos hermanos....ahhh!!! no me haga acordar!...snif...snif!


Mire... salga de acá...no lo quiero ni ver!!
ah no, pere...este es su blog...ME VOY yo!!!

Pablo dijo...

Renegado, ¡esas eran las palabras que buscaba para la "inculturación inculta"! Lástima. Me hubiese quedado fetén-fetén.

Bugman, esto explicaría que haya festejado su séptimo cumpleaños con un torneo de poker.

(Mea culpa. Miserere)

Señor F, se trata de una simple inducción por enumeración. Yo estaba dispuesto a ubicarlo como "ruido estadístico", pero mi equipo me dice que es más probable que le escriban sus diálogos.

Mariela Torres, le agradezco porque me ha situado en el pináculo del desarrollo vital. Aunque, viendo lo que me toca en mi esplendor, casi que no le agradezco nada.

Ouchurus, "muchacho"; "chico"; "joven". Ya que estamos en tren de recuerdos ¿recuerda que le conté que cuando tenía 23 años un preceptor entró al aula de 5º año en la que estaba dando clases y preguntó donde estaba el profesor? Say no more.

Jazmin dijo...

Y 18.


El zorro pierde el pelo...






(es un decir, eh... no vaya a pensar que ya se me cae el pelo!)

Jazmin dijo...

Ouchurus, estimadísima, cucheme.

Olvídese de la presión. El mundo dirá "qué tendrá esta mujer de especial que este jovenzuelo la ha elegido...?".
En cambio él, tendrá la verdadera presión: estar a la altura de su propia apariencia.

Es agotador no poder descansar en los beneficios que otorga la verdadera edad.

Carugo dijo...

Jazmin:
"Es agotador no poder descansar en los beneficios que otorga la verdadera edad"
Desde cuándo??? Usted va a contramano del mundo.

TODOS, ABSOLUTAMENTE TODOS, QUIEREN SER JOVENES.

Basta con mirar en la tv la cantidad de publicidades de cremas con retinol, q10, elastina y la mar en coche...
Miéntame y digame que no le gusta que le digan que su edad es inferior a la que realmente tiene.

Por otra parte, yo lo comprendo al Señor Pablo porque cuando era joven (ahora no) nunca me daban la edad que tenía.
Una vez, yendo al cine con una señorita, el tipo que vendía las entradas me pidió el documento.
No hace falta decirle que yo tenía 24 años.
El boletero después de devolverme la identificación me dijo "Disculpame, pibe, ni por puta te daba la edad que tenés..."
Ouchurus:
Descarto que usted debe tener el mismo look.
Con los años, las parejas se mimetizan.
Saludos!

Jazmin dijo...

Carugo, no me rete.

Sí, voy a contramano del mundo, puede ser.
Y no le voy a mentir. Le voy a decir la verdad.
En un muy buen día, con 8 hs de sueño -cosa inusual-, me dan hasta 10 años menos. Ud. dirá "quija, de qué te quejás". No me quejo.
Simplemente digo que cuando uno aparenta menos edad que la cronológica, no todo es oro.

Ejemplo 1: ir a una comida con su marido y que a una la miren como si fuera la amante, y le digan al oído "che, qué pendeja te levantaste, eh...", cuando una ya era una señora casada y con una hija.
Ejemplo 2: que venga su hija y le cuente contrariada que un compañerito suyo (de 14 años) le diga "a tu mamá le doy", cuando todavía no sabe ni cepillarse bien los dientes.
Ejemplo 3: que cada vez que le preguntan la edad, le den una mirada de asombro y empiecen con los comentarios interminables de incredulidad.


Lo positivo ni se lo cuento, porque podrá imaginarlo.
Pero entiendo al Sr. Pablo cuando habla de los reveses de aparentar menos, cuando uno se ha ganado las ventajas de tener los años que el DNI certifica a fuerza de vivir.

Y no me discuta, que me hace salir canas verdes.

;)

Carugo dijo...

Jazmin:

Momento por favor! (Diría Harry Suda, el detective oriental del Super Agente 86). Déjeme pensar porque soy un poco lento de entendederas.

Uno:
En un comentario anterior usted dijo que su hija cumple 15 años (feliz cumpleaños a ella).

Dos:
En este último comentario, usted me dice que un compañerito de ella, de 14 años, dice que usted está más buena que comer con la mano.

No hace falta ser un cráneo para inferir que:

a) Las palabras libinidosas del púber son recientes o tienen menos de un año.


b) Usted, para bien o para mal, aparenta menos edad de la que tiene.

c)Y efectivamente está bárbara!

d)Su frase "descansar en los beneficios que otorga la verdadera edad" es sólo una expresión típica de aquellos que por sus características genéticas pueden parecer más jóvenes que el resto.
Algo así como dice Juan Pablo Castel,el personaje principal de "El Túnel" de Ernesto Sábato "Es fácil hacerse el humilde cuando uno se sabe un grande"

Lateralidad:
También es fácil entender por qué en el colectivo los "hombres amables" intentan tocarla.

Por último, puedo retarla porque usted es menor que yo (en edad y en apariencia) y eso es uno de los beneficios que trae la vejez.
Uno puede ser un cascarrabias sin demasiado fundamento. Eso es la impunidad que nos dan los años jejejeje

Jazmin dijo...

Ser cascarrabias es una de las prerrogativas que otorga la edad, cierto. Disfrútelo.
Yo también disfruto cuando me salta la cadena.

Lo que sí no ha hecho la edad en ud. es mellar su memoria. Que recuerde el término "amable" en aquel post, es de elefante.
No! No le quise decir gordo, por favor...

Otra cosa que es ventaja de la edad, de la nuestra al menos, es el placer que nos provoca escribir y leer en idioma castellano.
Aunque haya personas de nuestra generación que sean excesivas, impúdicas diría, en el uso de las "K", que escriban en lenguaje telegráfico propio, como si la forma de sentirse más joven fuera estupidizar el idioma, cuando nuestra responsabilidad cultural es la contraria.

(Thxs x coparse y BTW sugerir que soy un caño... :P ;) xxx )

Pablo dijo...

Habiendo presenciado este ping pong axiocronológico, simplemente decir:

- me siento acompañado y comprendido en lo que respecta a la dura vida de los caradebebístas.

- los chicos de 14 años no tienen filtro.

- Jazmín, este no es el lugar para dar a entender que está buena. Yo se lo advertí.

(¡Squish!¡atrás!¡para atrás todos!)

- ¿A qué edad se le puede a uno salir la cadena sin fundamentos? ¿uno puede hacerlo aunque aparente menos?

- yo tb los kiero. Ahre.

Jazmin dijo...

jjajjajaa... ese "kiero" me mató.

Oiga, que yo sólo quería apoyar a la Sra. Ouchurus. La culpa la tiene Carugo que me chuzó. Que estoy grande para el autobombo, ya.

Bueh, para el bombo también.
No es edad para andar en manifestaciones políticas meta bum bum bum.

Carugo dijo...

Holis, Pablo y Jazmín!
Ciertamente, ya no es edad para el bombo.
No lo digo por su reloj biológico (mi cuñada fue madre a los 46) sino porque con una hija de 15 empezar a cambiar pañales otra vez es como mucho, no?
Por las dudas manténgase sobria y alejada del niño de 14 jajajajajaja

Ouchurus dijo...

Vaya Jazmín, vaya y únase al zángano ése..."aparentarmenosedad tienemáscontrasquebeneficios"...a mi? naaaaaaaa...

Parece una amiga mía que tenía una delantera que todas le envidíabamos y cada tanto se quejaba de que "al final los hombres no me miran otra cosa!!"

peeeero, quien la entiende!!!

No se queje por abundancia...y usted tampoco! No, usted no, al otro le digo, al de cara de pendejo.
Cuando era menor de 18 me encantaba que me dieran más edad...pero ya dejó de hacerme gracia.



;) gracia'a vo' igual eh?

Ouchurus dijo...

Y Carugo no diga esas cosas que me sonrojo!


y está mi maridooooo!

Renegado dijo...

(Nota mental: Quitar de inmediato a la Srta. Jazmín de la lista negra, visto y considerando que aparentemente está bastante buena).

Jazmin dijo...

Claaaaaro, ahora me toman para el churrete.

Pero bueh, si me van a seguir cachando, la buena es que ya no me persigue el ruidito del machete afilándose.


(hablando de degeneraciones...)