Yo no fui



Acápite: Vacaciones. Problemas para regresar. Calificación de delito. Contratación de letrado. Fondos lícitos. Averiguaciones. Fuga.





Está bien, lo admito. Estas vacaciones en México no resultaron exactamente como yo las había planeado. Es posible que por estas horas esté experimentando algún que otro problemita para materializar mi regreso al país, es cierto; pero no es cuestión de entrar en pánico. Soy un hombre adulto, sereno y bien plantado. Resuelvo con solvencia y celeridad cada situación, sin perder los estribos ante el primer inconveniente que se me plantea. No hay nada que temer.

Bueno, sí, talvez no esté del todo fuera de lugar comenzar a codearse un poquito con el miedo, aunque solo fueran golpecillos sin mayor entidad.

‘Pero recién dijo pánico, no dijo miedo’, acotará usted con su tradicional malicia, regodeándose en su literalidad ni bien percibe las gotitas de sudor frío que se deslizan desde mi frente en dirección a las cejas.

¿Dije pánico? Es solo una expresión. Lo que en realid… bueno, sí, lo entiendo, pero déjeme expic… ya sé hombre, ya sé lo que dije, no tiene que andar repitiéndolo como si… ¿qué hace? Deje ese megáfono, no sea chiquilín. Yo me refería a esa sensación que a uno lo invade cuand…

¡BUENO BASTA! ¡ME TIENE HARTO!

El mundo se cae sobre mi cabeza.

¿Eso es lo que quería escuchar?

Y menos mal que tengo puesto el casco, porque si no el panorama podría tornarse realmente oscuro.

Robo a mano armada en concurso ideal con palpación de nalga en retirada y en banda. Ese es el delito que se me imputa.

Debo señalar que los americanos son gente de lo más exótica a la hora de la calificación de los actos ilícitos, pero también es cierto que esta apreciación no contribuye a modificar mi situación legal. Es solo una acotación inocente, comprenda que estoy nervioso.

Según la opinión autorizada del abogado que contraté aplicando unos fondos cuyo origen no tengo obligación alguna de denunciar aquí, podrían corresponderme cinco años de cárcel por el atraco, dos por actuar en banda y diez más por la tocadita.

Me parece un exceso. En total serían diecisiete años, y yo no puedo ir preso diecisiete años. Si al menos fueran dieciséis, o dieciocho…

Además quiero agregar que no estaba en Estados Unidos el día en que ocurrió el robo. Estaba en México. Vine después al solo efecto de estar a derecho, y si bien todavía soy un prófugo de la justicia, tengo decidido entregarme. Eventualmente.

La semana pasada mi abogado se reunió con la fiscal que tiene a cargo el caso para realizar algunas preguntas (que yo mismo confeccioné) relacionadas con el mismo:

¿Diez años por una tocadita al pasar? ¿DIEZ AÑOS? ¿Está segura? ¿Qué es eso de la banda?

Esas fueron las más importantes.

La única respuesta de la fiscal fue que no me haga el otario, que sé muy bien a qué se refiere con lo de la banda. Y agregó que si revelo el nombre del calvo que manejaba la moto que me esperaba a la vuelta de la esquina, la pena podría reducirse a la mitad.

Creo que tengo una leve sospecha sobre el origen de todo este asunto, pero en este momento lo más importante es escapar del país. Ya habrá tiempo para ajustar cuentas.

Gracias a los contactos de mi abogado, en cuarenta y ocho horas estaré cruzando la frontera hacia México. A través de un ‘pequeño’ desierto. Con temperaturas debajo de cero. De noche. Con lo puesto. Y sin guía. Sin embargo, luego de mi reciente aventura sudafricana este movimiento no debería representar un desafío. Y además mi abogado jura y perjura que las patrullas fronterizas suelen concentrar toda su atención en los muchachos que vienen de contramano. Que son muchos. O todos, para qué andar con vueltas.

Cuando ponga un pie en la redacción hay varios que me van a escuchar. No me importa que hayan pretendido inculparme de un delito no excarcelable, y en el exterior. No me importa que hayan usado el traje planchado que estaba en el armario de mi cubículo. No me importa que me dejen afuera de las tocaditas callejeras. No me importa que no atiendan el teléfono cuando llamo por cobrar…

¿PERO DÓNDE ESTÁ LA GUITA MACHO?

Se nota que algunos han aprendido mucho de esta humilde sección. Los felicito sinceramente, pero yo todavía tengo que pagarle al abogado. Ya no es gracioso.


Tengan ustedes muy buenas noches.

28 comentarios:

Etienne dijo...

Si por casualidad, en su paseo por ese desierto encuentra un camión abandonado de personas indocument... digo, con su identidad en trámite, ¿me haria el favor de traérmelo hasta mi domicilio? Y de paso recuerdeles a quien deben votar en las próximas elecciones...

Elvis dijo...

Pero hombre!! Cómo se le ocurre poner en riesgo su libertad por tocar unas nalgas...y encima nos quiere hacer creer que era otro haciendose pasar por usted...
Al menos dígame que las nalgas merecían la pena...

Saludos cordiales.

Sir Lothar Mambetta dijo...

El asunto nalgueril me recordó a uno que estaba calculando, hace unos años, en un poderoso país del norte: "¿Te dan diez años por garchVUUUUrte una pendVUUUUja como ésa? Que me den veinte porque yo le echo dos?".
Hoy es un reconocido matemático.

Saludo, maestro.

La Ruiva dijo...

Por tocar unas nalgas? Se me cae un ídolo.

Si va a pasar 17 años en prisión, al menos robe un banco.

Viejex dijo...

Entiendo su nerviosismo, Bigud. Pero no pretenderá que le creamos,¿no? ¿Quiere hacernos creer que va a pagarle al abogado? ¡vamos!

dondelohabredejado dijo...

No se preocupe, Yoni. Si quiere le salgo de testigo. Puedo decir que ese día usted estaba en Israel.

(Diez años me parece una exageración)

Saludos.

Bugman dijo...

Señor Bigud, debería usted, en función de su formación jurídica, ponerse a Derecho y evitar la huída. Luego, fulminar la prueba, mediante una reconstrucción del hecho (sugiero que la damnificada por el contacto mano-nalga) se someta a una tocada plural con los ojos vendados, una especie de rueda de presos pero reconociendo la mano del imputado).
De todas maneras, usted sabe aplicar el principio de todo acusado: Si la ley está en su contra, invoque los hechos. Si los hechos están en su contra, invoque la ley. Si tanto la ley como los hechos están en su contra, grite como desesperado.
(Un consejo, al cruzar el río, sáquese las botas).

Yoni Bigud dijo...

Etienne: Esa es la definición de puntero político. No se ofenda, pero yo por ese servicio cobro. Le recuerdo que tengo que pagarle a mi abogado.

Elvis: Que no. Que no fui yo. Lo juro por la calva del Amado Líder.

Sir Lothar: El famoso doble o nada. Muchas gracias a usté.

Ruiva: Llegado un determinado punto, yo siempre desilusiono.

Señor Viejex: Y le aseguro que no es poco. Pero es todo con factura, no tema. En este caso no puedo evadir ningún control.

Marina: Eso, estaba en Israel. ¿Cómo se me pudo pasar?

Señor Bugman: Ya se propuso la prueba de reconocimiento palma-nalga, pero no fue posible llevarla a cabo. Hubo 1143 voluntarios.
Gracias por preocuparse por mi salud en el cruce, pero eso no lo va a salvar. Usted tiene varias cosas que explicarme. Y encima me debe plata.

Un saludo.

capitanfla dijo...

Tómelo con Calma.

Calma: ahora en su nuevo sabor Limón.
Precio sugerido: $ 2,75

Anavril dijo...

Y abogado del norte encima? de esos que cobran U$S 400 x hora ???
Faaaaaa, menudo chiste le hicieron?

Que añito...desierto de África, desierto de México...sólo le falta pasarse por Siberia...para compensar.

Mecha dijo...

No entendí...

Hubieron 1143 voluntarios para tocar o para ser tocados?


Ya lo dijeron los Beatle...

♫ Ahhh... look at all the lonely peoble...♪

Cuello de Pavo dijo...

¡Momento!, ¿como puedo uno percibir las gotitas de sudor de su frente si usted anda con el casco puesto?...

sí, eso es lo mejor que se me ocurre para comentar.

Anónimo dijo...

Aja! entonces no es que los comentaristas se hayan aburrido de MIB. Lo que pasa es que no se les ocurre nada apropiado para comentar!
Que interesante.

Yoni Bigud dijo...

Capitanfla: ¿No hay de naranja?

Anavril: 423 la hora. Desde hace quince días.

Mecha: Para tocar, claro está. Al menos es lo que creen.

Cuello de pavo: Por eso hablé de percibir, y no de ver. Ustedes son gente muy perceptiva.


Un saludo.

Yoni Bigud dijo...

Anónimo: No, no. En efecto se aburrieron, no se confunda. Una cosa no anula la otra.


Un saludo.

Jazmin dijo...

Sí, eso, aproveche a ponerse derecho ahora, porque si va a compartir celda con narcotraf... Ahhh, "a Derecho"? Ok, ok, entiendo.

Declare que es pvuuuuuuuuuuto, que jamás tuvo intención de tocar a la señorita, que la tocadita fue un acto reflejo al tropezar a la salida del banco.
Claro, que si estaba en Israel será difícil...

Bueno, su letrado y ud seguramente esgrimirán la coartad... digo, argumento que crean más conveniente.

Ud no puede ir preso, Sr. Bigud. No por ésto. Mínimo un crimen múltiple, pero ésto...? Tanta imagen para esto...

Mona Loca dijo...

¿Repitiendo la estrategia que usó para volver de Sudáfrica?

Cuántas veces le dije que en lugares distintos hay que usar estrategias distintas???

Usted no aprende más.

Enfin.

Lleve agüita...

Mona Loca dijo...

uy!
Mi comentario era el 17...debí de haber puesto "cul..."?

Any dijo...

No Sr. Yoni! Hacemos una colecta pero ud no puede ir preso! No nos haga eso!
Yo confío en su inocencia.

Bueno ... mínimo exija una celda con conexion a internet ... pero no, no, alejemos esa idea, fush!

Será justicia!

=S

Carugo dijo...

Diez años por una tocadita?
No me puedo imaginar si huibiera intimado...
Y lo de la guita, ya sabe cómo es esto: Los muchachos quieren cobrar aunque más no sea un sueldo...

Mr. Verbal Kint dijo...

Ese trayecto norte-sur es totalmente a contrapelo de lo habitual pero viniendo de usted no me preocupa, ya sabe, eso del proverbio que dice que sólo los peces muertos van a favor de la corriente.
Usted enfrenta en este momento el famoso dilema del prisionero. Si quiere comuníquese conmigo y le doy una rápida explicación de su estrategia a seguir con equilibrios de Nash y toda la bola. En fin, el destino del pelado está en sus manos (suena feo).
Este mensaje se autodestruirá en 5 segundos -yo no quiero saber nada con este tema, usted entenderá, porque yo soy, claro, otro de los sospechosos de siempre-.

Saludos

Nefertiti dijo...

Acá hay un plan siniestro para mantenerlos a todos alejados de la redacción. Algo huele mal... y no puede ser idea del Amado Lider, porque alejados no son productivos... Se me viene a la cabeza cierto comando del verano (un esqueleto, un rubiecito insulso y un pelilargo entre otros)

Yoni Bigud dijo...

Jazmin: Mantengamos la calma. Todavía me quedan varios ases debejo de la manga. Y corro rapidísimo.

Mona: Comprendo la similitud de los escenarios, pero en el apuro no me quedó opción.

Mona: Bien ahí.

Any: Muchas gracias a usté. ¿Sabe cuántos gigas permiten en el penal? Espero que muchos.

Señor Carugo: Todos estamos en la misma. Nada justifica el atropello.

Mr. Verbal Kint: Hece bien, no se mezcle en el asunto. Acá nada es lo que parece, todos traicionan, y usté, por simple buena voluntad, puede quedar implicado.
Yo sé lo que significa cargar con el mote de sospechoso.

Nefertiti: Vea, con el esqueleto y sus amigos estábamos mejor. Al menos pagaban a 120 días.

Un saludo.

eMe dijo...

JAJAJAJAJAJAJAAAAA Harto lo tienen!!!

Mona, tiene que reforzar las enseñanzas porque el Sr. Yoni no entendió nada.

COmo sea, bienvenido.

Yoni Bigud dijo...

eMe: No, no... si yo entendí. Sí. Ocurre que se me escaparon algunos detalles.


Un saludo.

Uque dijo...

Bueno, quizás ahora le den una tocadita a usted.

Yoni Bigud dijo...

Uque: La boca se le haga a un lado.


Un saludo.

Jazmin dijo...

Bueno, si lo hace una rubia no veo por qué se quejaría...