El juego del miserable



Acápite: El juego del miserable. Un ejercicio de percepción que pondrá a prueba los conocimientos que usted adquirió sobre el tema de los miserables en estos últimos meses.


A continuación usted leerá una pequeña historia en la cual podrá vislumbrar un variado catálogo de comportamientos humanos. Haga el favor de prestar atención, que si no después responde cualquier cosa y se lleva la materia a marzo.

A lo nuestro:

Desde su cama revuelta y aún tibia, Sandra se embarca en una encendida discusión con su marido recién arribado. Desnuda, con los ojos vidriosos, la piel transpirada y el dedo índice apuntando al techo en defensa de su honor, niega todas las acusaciones que se le formulan. Sin embargo, él se muestra inflexible y se emplea en una minuciosa requisa de la habitación para –tal vez- justificar su desborde.

Jacinto escucha los gritos desde el interior del ropero. También está desnudo, pero a diferencia de Sandra, él sí se siente un fugitivo. Y tiene miedo.

Mientras el caos impera en el exterior de su reducto, medita sobre los sucesos que lo condujeron a esa situación. Y se maldice. Y maldice su afición a la cerveza. Y maldice a la mujer que lo sedujo. Y maldice los pechos que se escondían detrás de ese sostén constructor de embustes.

Con el portazo abandona su escondite. Recoge su ropa hecha un ovillo y en un rapto de lucidez alcanza a pedirle a su amante una moneda para el colectivo. Sin embargo, la falta de cambio y de tiempo le regala un billete de cinco pesos. Está un poco roto, pero sirve.

Ya no le quedan más opciones. El pánico y el alcohol lo paralizan. Describe una absurda trayectoria hasta la ventana y se lanza al vacío más movido por el vértigo que por el libre albedrío.

El infierno queda atrás.


Don Manuel examina la piltrafa semidesnuda que tiene frente a sus ojos. En el acto percibe que se halla en plan de huída, aunque no se enternece con su indefensión.

“No tengo cambio, tiene que comprar algo”, sentencia con aire despreocupado.

Jacinto maldice el ojo clínico del condenado quiosquero, pero no tiene más remedio que acceder. Necesita las monedas para subir al colectivo y desaparecer cuanto antes.

Mario compra cigarrillos. No debería, pero lo hace. Paga con diez pesos y recibe cinco de vuelto. El billete está roto, y le da mala espina.

- Oiga… ¿no tiene otro?

Don Manuel observa a su fiel cliente con ojos amorosos. Años de comprar muerte en su establecimiento lo mueven a la duda.

- No-, concluye.


Mario se topa con Roberto frente a la plaza. Hace mucho que no se ven. Intercambian abrazos, viejas anécdotas y más abrazos. Mario extrae el celular del bolsillo para guardar el número de su amigo, y con la emoción no repara en el bollo de papel que se cae al suelo con la maniobra. Roberto sí lo ve, aunque asume de buena fe que es algo sin importancia.

Se despiden con más abrazos y alguna que otra promesa vacía. Mientras observa a Mario alejarse, Roberto es asaltado por la curiosidad y levanta el papel del suelo. Es un billete de cinco pesos. Está roto, pero no es nada que algo de cinta no pueda arreglar. Mario está todavía a la vista, pero él no le grita. En lugar de eso, y hablando de promesas vacías, se dice que se lo regresará la próxima vez que se vean.

Roberto baja del ascensor y encuentra a su vecino Juan sentado en el palier. Lo nota alterado, pero decide no indagar sobre los motivos. En cambio aprovecha la oportunidad para devolverle los cincuenta pesos que le debía. Cuatro billetes de diez y dos de cinco. Luego se mete en su departamento sin emitir una sola palabra.

Juan toma aire y regresa a su habitación. Está más calmado, aunque eso no exime a Sandra de una nueva tanda de insultos. Luego de una segunda requisa que esta vez incluye también el ropero, toma su computadora portátil y gana la calle sin saludar. En el ataque de furia pierde uno de los billetes que sorpresivamente recibió de su vecino.

Sandra levanta el billete de cinco pesos. Está roto, y ella lo reconoce. Toma el celular y llama a Jacinto.

- Te olvidaste el billete, lindo-, le dice con tono felino ni bien escucha su voz.

Jacinto todavía espera el colectivo. Él sabe que ha cambiado el billete, pero por un instante concibe la posibilidad de haber utilizado algo del dinero que tenía escondido en el pantalón.

- Sí, ya sé-, responde sin dudar-. Estoy a una cuadra esperando que tu marido se vaya.

- Ya se fue-, informa Sandra.

Jacinto regresa al lugar de los hechos para recuperar el billete, pero también se tienta con la desnudez de su amante. Mientras se quita los pantalones se escucha el tintineo de las monedas que obtuvo en el kiosco de Don Manuel. Sandra lo mira con ojos extrañados.

Juan regresa al lugar de los hechos para recuperar el billete, y de paso pedir perdón a su esposa herida.

Jacinto regresa al ropero y se maldice. Y maldice al billete. Y a Don Manuel. Y a esos pechos irreales que lo tentaron por segunda vez en el día.

- ¿Adónde está?- pregunta Juan visiblemente alterado-. Te puedo dejar pasar una infidelidad, pero jamás te voy a perdonar que me robes plata.

Esta vez Sandra medita la respuesta. Su marido ha sido suficientemente claro.

- Adentro del armario-, responde por fin, mientras se coloca de nuevo el sostén.


FIN

1- ¿Cuántos miserables ha detectado en esta historia?

2- ¿Cuál es el comportamiento más censurable?

3- ¿La pregunta final de Juan se refería a Jacinto o al billete?

4- ¿Sandra entendió la pregunta y obró de pura mala persona?

5- ¿O no la entendió y obró de pura estúpida?


Tengan ustedes muy buenas noches.

PS1: No existen respuestas correctas o incorrectas.

PS2: Mis respuestas serán agregadas mañana a modo de “update”. Sin embargo, solo será una opinión más sobre el tema.

PS3: La respuesta más original ganará un premio de cinco pesos.

PS4: El ganador deberá reclamarle el pago del premio al Señor Bugman, que maneja la caja chica del blog con mano de hierro.

55 comentarios:

LadyMarian dijo...

Muy divertido! Me encantó!
Bueno, acá va. Contesto:
1- Detecté a 2 (por lo menos):
-Roberto porque se queda con dinero del amigo, aunque estaba a tiempo de devolvérselo
-Jacinto porque regresa por un billete de 5 pesos que él sabía que no había perdido

2-El comportamiento de Roberto y Jacinto para mí es bastante similar porque es simple deshonestidad. Es quedarse con dinero del otro.
Por supuesto que está muy mal meterse con una mujer casada y está muy mal ser infiel pero yo creo que la deshonestidad es peor. Yo puedo aceptar a un amigo que es le es infiel a su pareja pero no puedo tener ni un amigo ni una pareja deshonesto. A la infidelidad la veo como una debilidad. Eso no quiere decir que la toleraría (es más, nunca pude hacerlo) pero puedo comprenderlo más (al menos en teoría).

3- La pregunta se refería al billete

4- y 5- Sandra entendió la pregunta y obró así porque, estúpidamente, creyó que el marido no se iba a molestar por la infidelidad y entonces se iba a salvar. La historia no continúa pero no creo que el marido la disculpara.

Elvis dijo...

Yoni, menuda historia ¿Cuando sale la película? Ya tiene decidido el reparto?...

1. Menos el Kiosquero, todos los demás.

2. Sin lugar a dudas el de Sandra, infiel hasta en su ADN.

3. Por el billete, era lo único que podía recuperar porque la fidelidad de Sandra ya la había perdido para siempre.

4. Desde luego que había entendido la pregunta, no es tonta, quería quedarse con el billete a toda costa.

5. Me reitero, la entendió perfectamente. En realidad creo que estaba insatisfecha con su amante y con su marido a partes iguales, y decidió enfrentarlos para ver si así se quitaban mutuamente de en medio con total impunidad para ella. Lo que se suele decir matar dos pájaros de un tiro. Y además se quedaría con el billete.

Saludos cordiales

Winter dijo...

He aquí una "cuestión circular", una verdadera trampa de un verdadero miserable: El Autor!
Pero aún así, como lo quiero y no escondo casi nada detrás "del sostén constructor de embustes" procedo a jugar:
1. Miserables somos todos, no se salva nadie (aún cuando no seamos conscientes).
2. El de Jacinto, sin dudas. Un calentón sin remedio.
3. Al billete, los Juanes suelen estar resignados a su suerte de cornudos.
4. Entendió. A Sandra le gusta el despelote, es tetona.
5. Respuesta en 4. No insista. Sandra se va a joder a largo plazo pero el largo plazo no existe.

Espero haber cumplido. Sepa disimular las licencias poéticas que me he tomado.

Tenga un respetuoso saludo miserable.

Any dijo...

Ahjajaja!

1)Todos son (somos) un poco miserables, pero elijo a Sandra; 5 mangos le dió? y encima rotosos!
Y ademas lo traiciona al comienzo y lo traiciona al final.

2)El de Roberto sin dudas, porque se quedó con el billete? tanto abrazo y no es capaz de devolverle la plata?

3)Al billete

4) y 5) Si que entendió, pasa que es una #@*ª#** !!! Lo que mas disfruta es que se peleen por ella.

Oiga, 5 pesos de premio? Ud es pariente de Sandra?
Y encima hay que pedirselos al Sr. B.? No, deje ...

Bugman dijo...

El más miserable de todos es usted. ¿Cinco pesos de premio? ¿CINCO PESOS?


(Ah, me va a tener que firmar un vale. Este gasto no está autorizado y se lo vamos a descontar del sueldo que no cobra).

Laura dijo...

qúe buena historia!! como siempre Don,

miserables: Jacinto, Roberto, Sandra

más censurable: Jacinto, reincide por 5 mangos

Juan se refiere al billete

Sandra entendio la pregunta, lo delató despues de oir el tintineo de las monedas

por mí deje, no se moleste que no me interesa el premio, al contrario, inspírese para el nuevo posteo con algo tan bueno como esto

saludo y beso para usted

El que usa frases de canciones para todo dijo...

1. Son 4 (Juan, Sandra, Jacinto y Don Manuel), el único que safa es Mario, pero porque no tuvimos tiempo de conocerlo.

2. Sin dudas el de Sandra, que en algún momento juró fidelidad... sigue Jacinto, cómplice necesario.

3. Claramente al billete.

4. Es miserable e infiel, está claro que es mala persona... entendió.

5. Que haya entendido una pregunta tan simple no la exime de estupidez... pero bueno, por ahora tiene el beneficio de la duda.

Yoni Bigud dijo...

Lady Marian: Desde mi punto de vista le faltan algunos miserables, pero vamos a dejarlo pasar porque se esmeró mucho en la fundamentación.
Tiene un cinco.

Elvis: No me convence su respuesta número uno. Pero las demás están muy a mi gusto, y sobre todo muy fundamentadas.
Tiene un nueve.

Winter: El hecho de que me incluya a mí, lejos de molestarme, me parece atinado. Y sus respuestas están muy bien.
Tiene un siete.

Any: Sus respuestas son claras, sintéticas y bien dirigidas.
Le resta un poco la queja final. El Señor Bugman es un hombre honorable (siempre y cuando uno no forme parte de su equipo de trabajo).
Tiene un seis.

Señor Bugman: Acertó en su veredicto, pero no se va a salvar del desembolso. No seré yo el que lo pida.
Tiene un dos.

Laura: Clara y concreta. Muchas gracias a usté. Mire que el Señor Bugman no se comió a nadie.
Tiene un cinco.

El que usa frases de canciones para todo: Sus respuestas han sido muy atinadas, tal vez producto de un poder de análisis fuera de lo común.
Tiene un nueve.

Un saludo.

LadyMarian dijo...

Sí, es verdad. Me faltan muchos más porque yo tomé la palabra "miserable" sólo desde el punto de vista económico. Si lo veo de forma amplia no se salva ninguno, ni siquiera el kioskero.
Prometo estudiar más para la próxima evaluación. ;P

Viejex dijo...

MIserables son todos: Sandra (infiel, tacaña y estúpida), Jacinto (desleal, tacaño, cobarde y estúpido), Don Manuel (despiadado, aprovechador, e hijo de ##&%$##) Roberto (aprovechador, tacaño, a favor: devolvió el dinero que le prestaron), Juan (puede perdonar una infidelidad pero no que le quiten el equivalente a un atado de cigarrillos? puf!)

El único que zafa es Mario.

Pero el mas miserable es usted, sin dudas. 5 pesos y los tiene que poner Bugman!!!!????

Mas vale que me ponga un diez.

No, no se haga el tonto, no me refiero a la nota. Quiero $10 de premio.

Mona Loca dijo...

1- El kiosquero aprovechador, el amigo que le curra los $5, Juan que prefiere la plata a su honor, el amante por mentiroso, o sea, todos menos la pobre mujer, ella no.

2- Uy, qué difícil. El del kiosquero, quizás...está mal aprovecharse de la desgracia ajena. Estuve a punto de poner el del amigo, a un amigo no se le roba. Pero estos no eran tan amigos.

3- Al billete, claramente.

4 y 5- La entendió, pero ¿por qué de mala o estúpida?
Ella eligió ser descubierta en aquello que el marido le dijo que le podía perdonar. De los males, el menor.

Además, no puede haber robo, esos $5 eran bien ganancial.


Y? y? Aprobé?
qué bieeeen!




este....
y qué aprobé? ¿Ahora me da el título de miserable?
OooOOoops!

Mona Loca dijo...

No me avivé de que había premio en metálico!
tengo mi premio?

quieromipremiomipremiomipremiodondeestamipremiomipremiomemerezcoelpremioelpremioelpremiomelomerezcoesmioesmioesmio.



( vio? dos comentarios para ganar los $5.Piénselo)

Laura dijo...

oiga, usted es mas avaro que yo calificando, así no lo van a querer sus alumnos

haga lo que quiera pero ya sabe, yo le avisé

Anavril dijo...

Ma gis tral.

1- Todos son unos miserables de una u otra menera. Hasta el kiosquero que no queria quedarse con el billete roto.
2-y...Roberto, tendria que haber chistado...aunque sea bajito.
3- definitivamente queria el billete de 5 auqneu tambien se aplica a la 2 (volver por un billete de $5!!!)
4- Obvio que lo hizo a proposito!!! Diversion gratis

Anavril dijo...

Ah! de puro quejosa, si van a seguir escribiendo asi (que sus lectores necesitan prestar atencion y retener informacion) el temia del Pop up para los comentarios es un pelotazo, porque no podemos acceder al texto mientras escribimos...y no todos somos jóvenes....algunos estan en esto desde que al blog se le decia weblog...sabe joven? (me inclino reverenciosa)

Elvis dijo...

Anavril, si pincha en el enlace de comentarios con el boton de la derecha, le sale un menú donde puede elegir abrir el dialogo de comentarios en una ventana nueva y así tener los dos abiertos.

Yoni, me congratula tener un 9 más de lo que se puede imaginar. He salvado al Kiosquero, más que nada por sentimentalismo..., es que fui colega suyo durante algún tiempo, qué se le va a hacer.

Yoni Bigud dijo...

LadyMarian: Quédese tranquila, usté aprobó. Por ahora el único bochazo es el Señor Bugman.

Viejex: Sus respuestas son suficientes y fundamentadas. Y el suyo es el comentario número diez, así que por algo se empieza.
Usté sabe mejor que yo en qué condiciones nos tiene trabajando el Señor Bugman. El premio iban a ser quinientos pesos y un e-book de trescientos euros, pero él me tachó dos ceros y se organizó un concurso propio con el aparatito.
Tiene un ocho, no se queje.

Mona: Me gustaron sus respuestas y su pequeño aporte jurídico, muy acertado por cierto.
Aprobó, y cuando quiera puede pasar a recoger su título.
Tiene un nueve.

Mona: Tiene competencia, y después de eso un último escollo calvo y avaro.

Laura: Si quiere puede ir a un recuperatorio voluntario sin riesgo de que le baje nota. Si no mejora, la dejo así, y si no se gana tres o cuatro puntitos.

Anavril: Muchas gracias a usté. Sus respuestas están muy bien, así que tiene un ocho.

Anavril: Tiene razón, pero adivine quién es el único que tiene acceso al blog como administrador.
Sí, adivinó. El Señor Bugman.

Un saludo.

Yoni Bigud dijo...

Y... 18.

Yoni Bigud dijo...

Elvis: Gran aporte. Yo no lo sabía.
Ahora veo por qué salvó al quiosquero.
Muchas gracias a usté.

Un saludo.

Elvis dijo...

Yoni, de nada. Nunca está de más compartir los escasos conocimientos que pueda tener cada uno.

Cuello de Pavo dijo...

1- jacinto (volviendo a la zona de peligro por 5 pesos de morondanga), el quiosquero (que está por demás aclararlo), Roberto (aunque haya sido por poco igual cuenta), y Juan (no tengo ganas de justificar)

2- Jacinto obró mas por lujuria que codicia, Roberto intento engañarse a sí mismo aunque en el fondo sabía bien lo que iba a pasar, y Juan... más que miserable me parece que estaba caliente, Sandra por mas infiel que sea fue capaz de prestar 5 pesos... el único acto de miserable puro es el del quiosquero, el único que sabía con exactitud lo que hacía, y supo aprovechar cada situación para sacar un mínimo provecho

3- al billete

4 y 5- no por mala persona, sino por miserable

Anavril dijo...

Yoni: agradecidisima por mi nota.
Elvis: gracias por la ayuda!!!! La voy a utilizar.

La Rubia dijo...

Todos merecen arder en el Hades.
Y no hablemos del que ofrece una pavada de premio!

La candorosa dijo...

Mire, agradezco que ofrezca premios y esas cosas, pero sepa que eso no lo salva de ser un miserable más, junto a los personajes de la historia!!!

Cinco pesos!!
Habrase visto!!!

Saludos!

dondelohabredejado dijo...

Me encantó el relato, tengo que reconocer que necesité leerlo dos veces para pensar las respuestas ( es que tuve un día difícil y el cerebro no responde).
1. Encontré 5 miserables (Sandra, Jacinto, Don Manuel, Roberto y Juan)
2. Los cinco son miserables de cuarta, pero para mí el peor es Roberto, porque cagó a un amigo, eso triplica su miserabilidad.
3. Se refería al billete, obviamente.
4. Sí, Sandra entendió la pregunta, y eligió poner en evidencia lo que sería perdonado. Le importó un comino mandar al frente a Jacinto.
5. Ya le dije que sí, la entendió!!
Saluditos cordiales.

dondelohabredejado dijo...

Ahora leo los comentarios y me entero que pone nota, Yoni. Si hubiese sabido me esmeraba más !!!
Saluditos.

Mariela Torres dijo...

1- Para mí hay cuatro miserables:
Sandra: porque traiciona al marido, eso no se hace.
Juan: porque le reclama a su mujer los $5, ¡no se puede ser tan miserable!
Jacinto: porque se mete con una mujer casada, eso tampoco se hace.
Don Manuel, porque no le quiere dar cambio si no compra algo. Feo, feo.

2- El comportamiento de Juan es el más censurable, porque le parece peor que su mujer tome $5 suyos a que lo engañe con otro hombre.

3- Para mí que Juan se refería al billete, ¿no era lo que más le importaba?

4- Yo creo que sí entendió, pero como el marido le dijo que le dejaba pasar la infidelidad, pero no el robo, prefirió mostrar al amante.

5- No creo que sea estúpida.

¿Qué me saqué?

Saludos.

Yoni Bigud dijo...

Elvis: Nunca está de más.

Cuello: Inteligente valoración de las motivaciones del quiosquero, hombre frío y calculador.
Tiene un ocho.

Anavril: Usté se la ganó.

Rubia: Le ponemos un cuatro, porque la verdad es la verdad.

Candorosa: No. Le pongo ausente y la veo en el recuperatorio. En lo único que acertó es en el calificativo para mí.

Marina: Está muy bien. Hay cinco, por lo menos. Tiene un siete.

Marina: Igual pasó bien holgadamente.

Mariela: Muy bien en las respuestas y la fundamentación. Un examen muy completo.
Tiene un ocho.

Un saludo.

ElFlaco dijo...

No pienso participar, secillamente por miserable, me guardo todas las respuestas para mi! Uuuuuuna para tiiii , cieeeeennn para miiiiiii muuuuueeeeeejejejeje.

El que usa frases de canciones para todo dijo...

Muchísimas gracias por semejante calificación, creo que ni mis 18 años de educación "formal" (sumando colegio y universidad) nunca había logrado un 9 tan rápidamente...

Ahora, leyendo los comentarios, crece mi preocupación... no sé si ha fijado que para la mayoría de las mujeres el que Sandra sea infiel no es para nada grave, a lo sumo "una debilidad"... ¿la mía pensará igual?
Voy a tener que investigar...


...dije para la mayoría, no para todas... por eso mantengo la esperanza...

La solitaria dijo...

¿
1- A ver mi poco sentido común detecta 4: la turra de sandra, Jacinto, Manuel y Roberto.
2- Sandrita, que no dudó en vender al amante, la turra!
3- creo que al billete...

4- Seee la turra la tenía clarísima!

5- Si, la entendió y fue turra!

Bugman dijo...

Anavril, si usted se fija, arriba a la izquierda, más o menos a la altura de donde dice "Haga su comentario" dice "Mostrar entrada original". Si hace click ahí, va a poder ver el artículo y los comentarios todo junto en la misma ventana.

Bugman dijo...

Señor Bigud, voy a pedir revisión.
Y además le voy a cambiar de lugar el escritorio. Ahora va a estar en el sótano, al lado de la caldera.

Carugo dijo...

Bueno, en realidad todos.

Explico: El número entre paréntesis marca la cantidad de veces que actúan miserablemente.

Sandra (uno) por negar elevando su índice al cielo que no estaba con un amante.

Jacinto (uno) por maldecir los pechos de su amante que minutos antes estaba disfrutando.

Don Manuel (uno) porque sabiendo que Jacinto estaba en plan de escape aprovechó esa situación para exigirle que le compre algo a cambio de dar un vuelto con monedas.

Roberto (uno) porque sabiendo que a Jacinto se le había caido un billete no lo llamó para devorlvérselo.

Roberto (dos) porque pago la deuda con el billete de Jacinto.

Sandra (dos)porque al ver que su marido se fue, volvió a llamar a Jacinto.

Jacinto (dos) porque sabiendo que el billete no podía ser de él, igual, con la promesa de una nueva revolcada, volvió a la escena del crimen.

Juan (uno) porque al descubrir que perdió el billete volvió a recuperarlo diciendo que puede perdonar una infidelidad pero no que le roben cinco pesos.

Jacinto (tres) por volver a maldecir los pechos de su amante que minutos antes lo habían vuelto a seducir tanto como para regresar a su habitación.

Sandra (tres) porque finalmente puso cara a cara a su esposo y a su amante.

El comportamiento más sensurable es el de Sandra porque obra miserablemente en tres oportunidades, pero la última con total premeditación y alevosía.

Juan, como también es un miserable, se refería al billete.

Sandra sí entendió la pregunta. Hasta le diría que comprendió lo que pensaba Jacinto ya que antes de responder se cubrió sus senos, tantas veces maldecidos por su amante.

dondelohabredejado dijo...

Magnífico el comentario de Carugo!! Me parece un excelente análisis.

Pero creo que si el criterio de miserabilidad tiene que ver con la cantidad de actitudes miserables, yo a Jacinto le veo más actitudes: 1.maldecir los pechos de su amante
2. maldecir que ella lo haya seducido (no se hace cargo de nada, el muy miserable)
3.pedirle dinero después de haberse encamado
4.volver por cinco pesos, aún cuando no los necesitaba (la segunda revolcada no fue su objetivo)
5. volver a maldecir los pechos de su amante.

A esta altura ya creo que Jacinto es capaz de echarle la culpa a ella en el enfrentamiento con el marido...

De todos modos, sigo pensando que es más miserable quien lo es con un amigo.

Saluditos.

Ouchurus dijo...

Estoy nerviosa...me dá unos minutitos de capilla profe?


Bué...a ver:

1- Sandra, la miserable número uno, hasta la llamaron para la versión en el teatro.Básicamente una zorra.Jacinto la sigue de cerca, a diferencia de alguien que habló de honestidad diferenciándola de infidelidad...a mi los mentirosos, en cualquier orden de la vida me parecen repudiables.
Don Manuel, un típico kiosquero porteño, pero no por eso menos miserable.
Los perdono a Juan (sobre todo por la mujer que le tocó en suerte, aunque no queda muy claro qué clase de hombre es), a Mario y a Roberto...démosle el beneficio de la duda antes de llamarlo ladrón.
2-El de Sandra por supuesto,como decía una amiga: " la tipa sabe, la tipa es bicha".
3-Al billete (igual con esa pregunta se autoproclama el gil de los giles...prefiere una infidelidad a 5 miserables y rotosos pesos?...capaz ya entendió con qué tipo de mina esta...)
4-y 5- Pero perdón, usted no me está escuchando me parece, ya le respondé eso profesor! Sandra es flor de turra, de estúpida no tiene nada!!




excelente lo suyo Yoni, como casi siempre.Vaya, tiene un 9.
Ah no! era al revés...perdón.

Mariano dijo...

La actitud más repudiable, claramente, es entregar un premio de cinco pesos.

Mona Loca dijo...

Yo sigo sosteniendo que la mina era la menos miserable, o no lo era en absoluto.
Mentirosa, si quieren. Amoral, si quieren.
Pero largó los $5 cuando el boleto de bondi sale cuánto? $1 y pico! Y cuando pensó uqe el tipo no tenía para viajar, se los volvió a ofrecer!!!



Una cosa es ser infiel, o mentiroso, y otra cosa es volver por $5 roñosos mangos ( que encima no necesitás para viajar) al lugar de donde acabás de escapar por un pelo!

O aprovecharte de que el otro está indefenso para ganarse, cuánto? $1.50? ( por el kiosquero)

O preferir ser cornudo antes que que te suenen plata, y ese importe, encima.

A ver: son unos malditos $5 pesos!!!

Caray!

Yoni Bigud dijo...

Flaco: Usté lo que quiere es copiarse del Señor Bugman en marzo. Sepa que no lo voy a permitir.
Tiene un uno.

El que usa frases de canciones para todo: Muchas gracias a usté.
Deje, no investigue nada. No se haga mala sangre.

Solitaria: Su opinión ha quedado clara.
Tiene un siete.

Carugo: Brillante lo suyo. Completo y con indicaciones para que el docente no se pierda. No se puede pedir más.
Tiene un diez. Y sospecho que se va a ganar el premio. Por línea privada le paso el celular del Señor Bugman, no sin antes avisarle que a mí no me atiende.

Marina: Por sus aportes sobre la hora vamos a subirle un punto.
Tiene un ocho.

Ouchurus: Me parecen muy bien sus respuestas, muy analíticas, aunque noto cierto velo irónico que, como el caballero que soy, voy a atribuir a los nervios.
Muchas gracias a usté. Tiene un nueve. Y agradezca mi indulgencia.

Mariano: Insuficiente lo suyo. Correcto, pero insuficiente.
Tiene un dos, y se suma al equipo integrado por el Flaco y el Señor Bugman.

Un saludo.

Yoni Bigud dijo...

Mona: No se ponga así. Disfrute la nota que me rob... que se sacó. Ya tiene su título preparado para enmarcar.

Un saludo.

Mona Loca dijo...

Oiga, que yo no le saqué nada!
Usted me dio lo que quiso, no entiendo aún por qué no tuve un diez. Hay una clara preferencia por "algunos" acá.

Pero bueno, un título es un título. En estos días, paso a buscarlo.
¿¿No hay colación de grado???

Pablo dijo...

EX-CEL-EN-TE.

Le pido que me dé unos minutos mientras termino de confeccionar el mapa de personas y le contesto.


(¿Si hay que aclarar que se trata de $5 pesos chilenos? No, dejelo así)

Mariano dijo...

¿Encima me pone en grupo con uno que no me deja decir culo?
Paseme al equipo de las tetonas si es que lo hay.

Carugo dijo...

Yoni:
Cuando marco el número de teléfono que me dio me atienden los bomberos de Echenagucía...
Tá seguro que ese teléfono es de Bugman?

Sí,ya sé, es "Censurable" en vez de "Sensurable".
Ultimamente estoy escribiendo cada animalada...
Saludos

Yoni Bigud dijo...

Mona: Sí, acá se recibe el título con todos los chiches.

Señor Pablo: Vaya nomás. También puedo proveer algunas descripciones para que confeccione los identikits.

Mariano: No tenemos, me va a tener que disculpar. Las dejé pasar a todas.

Carugo: Con razón. Yo lo único que oía eran sirenas.

SEÑOR BUGMAN: Me olvidé de usted en los comentarios del medio.
Si me sigue incordiando le voy a tomar el final oral. En el sótano, al lado de la caldera.

Un saludo.

Mariano dijo...

Quiero hablar con el encargado. ¿Cómo es eso que acá no hay equipo de tetonas? ¿Qué es esto?

Julieta dijo...

Qué historia llena de miserables ! La peor ,Sandra por encuernar al marido y eso está muuuy mal ,Jacinto ,por meterse con una mujer casada,Roberto por quedarse con el billete que no era suyo y a Juan ...lo veo como el menos miserable porque el pobre era cornudo ..
Generalmente se es infiel por alguna razón pero ,a mi criterio mejor hablar de frente ,no tolero la infidelidad ni sería infiel,es caer al más bajo nivel.
Y basta ,porque es temprano y no tengo ganas ..Si te parece y no estás conforme sigo más tarde...

Beso..

Fabiana dijo...

UFFFFFFFFFFFFFF!!!

Llegué jussstito antes que usté ponga sus consideraciones, Don Yoni!! :O

Bien, acá va mi opinión:

Yo detecto una sarta de miserables a lo largo de la historia preconcebida por usté, a saber:

-Juan es un miserable del subtipo cornudo. Otro no hubiera vuelto por 5 miserables pesos, y mucho menos compararía una infidelidad con tan bajo valor de billete. O sea, lo que menos le importa a fin de cuentas es la infidelidad.
-Jacinto es un miserable del subtipo "por un par de gomas camuflajeadas y cinco mangos, cualquier cosa" Si realmente hubiera apreciado su vida no hubiera vuelto por los 5 mangos, por que ya estaba a salvo. Pero su miserablez pudo mas que él.
-El quiosquero queda desafectado de la situación.
Que? Que soy demasiado buena? Nuuuuuuuuu, es que todos los quiosqueros son unos misherables..
-Roberto es un miserable del subtipo "garca". No podés garcar a tu "amigo" en cinco mangos y usar esa misma plata para pagar una deuda. Sin duda es el miserable de la peor calaña de la historia.
-Sandra es una menetriz. Y que conste que lo digo en esos términos por respeto al Sr. Bugman!
Ella entendió perfectamente lo que el marido le dijo, pero como se dió cuenta que Jacinto la había "acostado"(nunca mejor dicho, no? :P), decidió vengarse. Dicen que no hay nada pior que una mujer despechada.. Y Sandra no solo es despechada con su amante, sino que lo es en la vida real. No nos olvidemos que Jacinto se sintió defraudado por un brasier mentiroso.. :P
-Mario es el único gil de la historia. Lo acuesta el quiosquero, lo acuesta el "amigo", y encima pagó el paquete de fasos casi como en EEUU.. :P

Muy bueno lo suyo Don Yoni..

QUIERO MI PREMIOOOOOOOOOOOO!!!!

Y trate de que el billete no esté roto, plis..
O voy a empezar a sospechar de usté..
:P

Briks dijo...

hablando de caja chica...

menos premio y activando el reintegro del costo del pasaje

cuándo me van a devolver lo que gasté para llegar al asado del MIB?







cómo que eso no entra en los "viaticos"?


PD: SANDRA (sin duda)

Fabiana dijo...

Don Briks:

Por que no me extraña que eligiera a Sandra como la pior miserable de la historia.. :O

O lo dice por haber mentido con el corpiño? :P

Yoni Bigud dijo...

Mariano: Hay. Ocurre que les puse a todas altas calificaciones.

Julieta: Estoy conforme. Me parece una fundamentación muy genuina.
Tiene un siete.

Fabiana: Lo suyo está muy bien, pero lamento informarle que Carugo se sacó diez. No llega, pero piense que por lo menos no va a tener que rendir en marzo con el Señor Bugaman y los otros dos bochados.
Tiene un nueve.

Señor Briks: Su solicitud de reintegro fue denegada por el Señor Bugman el día primero del corriente mes.
Sus respuestas son insuficientes. Tiene un dos, pero vea el costado positivo. En marzo va a poder reclamarle en la cara.

Fabiana: En marzo lo va a aclarar, no se apure.

Un saludo.

Yoni Bigud dijo...

Mis respustas:

1- Todos son unos miserables. Incluido Mario. La gente que se fija demasiado en el estado que presentan los billetes de baja denominación hace, por lo general, un verdadero culto del dinero. Tienen un sentido de la posesión muy desarrollado.

2- Jacinto, sin duda. Es es que más se movió para conseguir y recuperar el billete. Además lo puso por encima de su interés sexual.

3- Al billete.

4- Entendió y obró de mala persona.

5- Entendió, no es tonta.

Saludo general.

Viejex dijo...

Aceptable, Bigud. Fuwe un acierto el juego de palabras "Respustas" como una velada calificación de la conducta de Sandra.

Tiene un 7.

Yoni Bigud dijo...

Viejex: Claro que sí. Fue a propósito. Yo jamás me equivoco.

Un saludo.

Passion dijo...

tarde pero llegué
IMPECABLE lo suyo señor Bigud!
pero de TODOS
el más miserable es usted
no puede entregar un premio de $5!!!

ahora me voy a dormir tranquila

no arderé en el infierno
no arderé en el infierno
no arderé en el infierno..................................................................................................no, no arderé ...