En pareja


Programa de cable sobre sexología y terapia de parejas conducido por los licenciados Etelvina L’Acciotta y Carlos Ever Gatiessa, un matrimonio de profesionales con amplia trayectoria y renombrada experiencia en el tratamiento de problemas conyugales.


(Suena una música suave de fondo. El estudio está ambientado como si fuera una mezcla de living y consultorio, con helechos y algunos cuadros.
Ambos profesionales se encuentran muy sonrientes, sentados sobriamente cada uno en un confortable sillón, medio sin moverse, mirando fijamente a cámara. Se quedan así como por veinte segundos hasta que se escucha que alguien grita “¡Aireee!” medio nervioso).

Lic. L’Acciotta (arrancando de golpe y hablando con tonito de maestra): ¡Hola! ¿Qué tal? Bienvenidos y muchas gracias por acompañarnos en este, nuestro primer programa de “En pareja”.
Mi nombre es Etelvina L’Acciotta, soy sexóloga y terapeuta de parejas, y me acompaña aquí mi colega, y además esposo de muchos años (lo mira y le sonríe), el Licenciado Carlos Gatiessa.
Para aquellos que nos sintonizan por primera vez, les comento que en este ciclo nos dedicaremos íntegramente, programa tras programa, a tratar todos aquellos temas referidos a los conflictos de la vida de pareja en general y, particularmente, a ese temita tan pero tan importante y que tanto afecta nuestras vidas, como es, por supuesto, la sexualidad ¿No Carlos? Hola Carlos…

Lic. Gatiessa (un poco serio): Así es, Etelvina. Hola. Que tal…. Eeehhh, antes de proseguir con la temática del día, si me lo permitís, quisiera realizar una pequeña observación.

Lic. L’Acciotta (sonriendo): Si Carlos por supuesto, como no… Te escuchamos…

Lic. Gatiessa: Como bien mencionaste, este es nuestro primer programa, por lo cual creo que es mas que obvio que habrá quienes (hace el gestito de comillas en el aire) “nos sintonizan por primera vez”. Para ser mas preciso, hasta me atrevería a asegurar que absolutamente todos los que nos están viendo en este momento nos están (repite el gestito) “sintonizando por primera vez”.
Ergo, me parece que el mencionarlo es una redundancia.

Lic. L’Acciotta (se le borra la sonrisa de inmediato. Mira de reojo a la cámara medio nerviosa, y después lo mira fijo): Ay bueno Carlos, si, puede ser, pero comprendé que fue un desliz producto de los nervios del debut jeje…
(Hace una pausa, vuelve a sonreír y mira a cámara; toma un poquito de aire como amagando para seguir pero enseguida lo vuelve a mirar poniéndose muy seria, haciéndose evidente que no se podía aguantar responderle)
Además, y si no te molesta, me permito observar, por mi parte, que tu observación no tiene nada que ver con los temas específicos que se tratan en el programa y que, quizás, si en lugar de sacarla a relucir te hubieras quedado calladito, hubiera pasado inadvertida, pero bueno… es tu costumbre remarcar las equivocaciones ajenas… (Se queda mirándolo de reojo unos segundos con cara de enojada. Luego mira nuevamente a cámara y sonríe) Ahora ¿Qué te parece si vamos ya mismo al primer tema del día? ¿Si? Así no perdemos mas el tiempo…

Lic. Gatiessa (haciendo un leve encogimiento de hombros): Si, por supuesto, adelante… (Murmura) Pero igual se notó… Y quedó mal…

(Ella le clava la mirada en silencio durante algunos segundos apretando un poco los dientes con cara de fastidio. Luego da un profundo suspiro, recupera la sonrisa, mira otra vez a cámara y prosigue).

Lic. L’Acciotta: Bien… Hoy vamos a hablar sobre un tema que durante los últimos… años podríamos decir, se ha convertido en uno de los motivos de consulta mas frecuente en nuestros consultorios y que preocupa a parejas de todas las edades, sin distinciones de ningún tipo, ya que puede afectar tanto una parejita joven y recién conformada, como una pareja de adultos mayores que ya tienen sus buenos años de matrimonio ¿si?
Me estoy refiriendo, claro, a la tan temida rutina.
Un problema que aunque en primeras instancias no parece ser tan grave, con el correr del tiempo termina influyendo, generalmente en forma muy negativa, en el normal y feliz desarrollo de una pareja y muy especialmente, por supuesto, en el ámbito de su vida sexual. ¿Esto es así Carlos?

Lic. Gatiessa (entrelazando las manos frente al mentón y poniendo cara de que la tiene re clara): Efectivamente es así, Etelvina. Sin lugar a dudas la rutina es, hoy por hoy, una de las causas mas frecuentes de conflictos en la pareja y, como bien acabás de mencionar, es un problema que nace, podríamos decir, en el transcurso del tiempo de vida de una pareja y que se va agravando de manera silenciosa pero inexorable si no se hace nada para evitarlo.
Como sabemos, para nutrir a la pareja hace falta tiempo y dedicación, sin embargo estos son factores que en la gran mayoría de los casos hoy en día son difíciles de lograr merced al frenético ritmo de vida que hay que llevar debido, en parte, al modelo excesivamente competitivo en el cual uno se encuentra inmerso como parte de la sociedad.
Lo que esto ocasiona, inevitablemente, es que el tiempo que se le pueda dedicar a cultivar la vida en pareja sea cada vez menor y, en consecuencia, los actos compartidos por esta pareja suelen quedar reducidos a pobres expresiones y desarrollos cuasi mecánicos absolutamente monótonos y predecibles.

Lic. L’Acciotta (mirando a cámara): Indudablemente… Sin embargo, no hay que olvidar que si bien la influencia del mundo exterior es decisiva para una pareja, en definitiva la búsqueda de la sol…

Lic. Gatiessa (interrumpe medio murmurando y como mirando para el costado): Además “algunas” no le ponen onda…

Lic. L’Acciotta (clavándole la mirada de nuevo): Perdón ¿Cómo decís Carlos?

Lic. Gatiessa: No, nada, simplemente intentaba redondear mi concepto…

Lic. L’Acciotta (un poco molesta): Bueno, perfecto, redondealo, pero en voz alta. Me pareció como que sugeriste que la responsabilidad de que la pareja se vuelva rutinaria recae en la parte femenina ¿Puede ser?

Lic. Gatiessa (cruzándose de brazos, arqueando las cejas y revoleando los ojos): Yyyyy… A la que le quepa el poncho que se lo ponga.

Lic. L’Acciotta (mirándolo muy seria y sintiéndose tocada): Bueno, me permito entonces disentir con tu opinión Carlos, porque si vamos a evaluar responsabilidades, creo que la cosa es exactamente al revés, dado que en la gran mayoría de los casos, y especialmente en “algunos” (hace un movimiento con la cabeza como apuntándole con la pera) muy puntuales, el desempeño de la parte masculina, no solo en cuanto a la vida conyugal sino muy muuuuy especialmente en el desempeño sexual, podría calificarse como rayano con lo lamentable.

Lic. Gatiessa (mirándola fijo muy serio y dándose por aludido): Bueno, lo que sucede, Etelvina, es que muchas veces, por mas que la parte masculina le ponga la mejor voluntad, el “estímulo” (le devuelve el movimiento de cabeza) que tiene enfrente no resulta del todo satisfactorio y/o efectivo.
Si se me permite la analogía, una película es entretenida hasta que uno la ve ochenta veces. Después como que ya no tiene mucha gracia. Y menos si la “película” medio que se deja estar.

Lic. L’Acciotta (inclinándose hacia adelante y elevando el tono de voz): Disculpame Carlos pero si vamos a hablar de “estímulos”, convengamos en que “la parte femenina” tampoco se la lleva de arriba eh ¿O acaso un tipo en slip, con una panza que asoma por debajo de la camiseta musculosa y que ni siquiera tiene la delicadeza o el buen gusto de sacarse las medias tres cuartos en el momento del acto amoroso se puede considerar como algo estimulante? ¡Por favor! (Se calma un poco y hace un instante de silencio pero después sigue) Y aparte hay “algunos” (lo mira de reojo) que para saber de estímulos o de cómo estimular a una mujer tendrían que hacer un curso o buscar alguna guía en Internet, porque no tienen ni la mas pálida idea.

Lic. Gatiessa (acomodándose bruscamente en el sillón algo molesto): ¡Bueno, la verdad que si lo que el pobre tipo tiene enfrente es una mujer con la cara toda encremada y que usa un camisón horrible del año del pedo, quizás le parezca que ni vale la pena el esfuerzo de sacarse las medias!

Lic. L’Acciotta (levantando la voz): ¡¡Bueno, por ahi la “parte femenina” justamente también piensa lo mismo y no le ve el sentido a ponerse algo sugerente o arreglarse demasiado, sabiendo que todos sus esfuerzos van a ser en vano ya que el mamerto de su pareja ni siquiera lo va a notar!!
Además, y me permito tomar prestada la analogía que expresaste anteriormente sobre las películas, para que preocuparse por verse sensual si de todas formas, al final, con muuuucha suerte, lo único que va a conseguir es ver la misma “película” de siempre. Bah, película… mejor dicho, el mismo “cortometraje” de siempre.

Lic. Gatiessa (ofuscado): ¡Y si! ¡Ahí está! ¡Que raro! Cada vez que te qued… ejem… que una mujer se empieza a quedar corta de argumentos en este tema, sale el golpe bajo del “largo de la película”.
¿Por que en lugar de caer en el viejo y burdo método de atacarme… digo… de atacar con falacias a la “parte masculina” no te hacés cargo y reconocés la responsabilidad que le cabe a la “parte femenina”? ¿Eh? (Hace un instante de silencio y se cruza de brazos con cara de culo mirando para otro lado) Además mucho cortometraje, mucho cortometraje, pero bien que “algunas” (le lanza una mirada de reojo) se la pasan rompiendo las guindas para “ir al cine” cada dos por tres.

Lic. L’Acciotta (echándose para atrás en el sillón y haciendo ademanes): Uuuuyyy siiii, porque las “funciones” son taaaaaaaaan espectaculares que es inevitable sucumbir ante el irrefrenable deseo de repetir la experiencia ¡Pero haceme el favor! Si no fuera porque es gratis terminaría pidiendo a los gritos que me devuelvan la plata de la entrada.
Y además ¿Dos por tres? ¡JA! Lo dudo ya que hay “cines” (le manda una mirada fugaz y burlona a la entrepierna del Licenciado) que de pedo abren un par de veces al mes y, encima, para pasar la misma “peliculita” aburrida de siempre.

Lic. Gatiessa (poniéndose colorado de bronca): ¡Bueno, será que el “dueño del cine” está medio podrido de tener siempre la misma “audiencia” (movimiento de cabeza apuntándola con la pera)! ¿No? Capaz que si se consigue un “público” mas joven, el “cine” se mandaría varias funciones por semana. Y capaz que algún que otro estreno.

Lic. L’Acciotta (en tono notoriamente burlón): Pfffffffff ¡Por favor Carlos! Creer que ese “cine” es capaz de brindar mas de una triste función por semana es directamente ciencia ficción. No hablés boludeces.

Lic. Gatiessa (gritando, caliente como una pipa): ¡¿Ah no?! ¡¡Preguntale a tu hermana!!

(De inmediato se hace un silencio absoluto en todo el estudio. Nadie se mueve. El aire podría cortarse con un cuchillo).

Lic. L’Acciotta (con tono grave, mirándolo fijamente con los ojos inyectados en sangre y apretando mucho los dientes): ¿Qué dijiste?

(El Lic. Gatiessa se pone pálido de golpe. Traga saliva. Abre la boca como para decir algo pero no le sale la voz.
La Lic. L’Acciotta se queda en silencio mirándolo fijamente entrecerrando los ojos.
La escena queda como congelada en el tiempo por unos segundos.
En ese momento alguien avisa, tímidamente, desde detrás de cámaras que hay que ir cerrando el programa).

Lic. L’acciotta (lentamente se reacomoda en el sillón sin dejar de mirar con odio a su marido. Finalmente se corre el pelo de la cara, sonríe y vuelve a mirar a la cámara y hablar con tonito docente): Bueno, bueno, parece que se nos acabó el tiempo, así que nos tenemos que ir despidiendo.
Les recuerdo que nos pueden enviar sus consultas o contarnos sus problemas de pareja vía mail a la dirección del canal, aclarando en el “Asunto” que es para el programa “En pareja” ¿Si? Nosotros intentaremos responder a todas sus preguntas y además los casos mas interesantes los trataremos como tema principal aquí mismo, en los futuros programas.
Muchas gracias por habernos acompañado y los esperamos entonces, aquí, en una próxima emisión de “En pareja”.
¡Chau! (hace “chau” con la mano muy sonriente).

(Las luces empiezan a bajar y suena nuevamente la música de fondo.
El estudio queda en semi penumbras mientras pasan los títulos y se ve la silueta de la Lic. L’Acciotta abalanzarse sobre el Lic Gatiessa y dos o tres técnicos intentando separarlos).

27 comentarios:

Jorge dijo...

Magnífico ejemplo de cine anti-porno... sugiero grabar el programa y usarlo para Educación Sexual en los secundarios,lograríamos bajar la tasa de natalidad en adolescentes a casi cero...
Atte/

Elvis dijo...

Siempre he pensado que la terapia de pareja, no sólo es una pérdida de tiempo, si no que además agraba la situación, si es que eso es posible.
Su relato es un claro ejemplo, no admite discusión y menos si uno no se quita los calcetines...
Un abrazo.

Mona Loca dijo...

Oia? Esto es el referí del matrimonio?

jijiji

Me pareció un programa muy interesante! La contrapartida justa para Rampolla, que siempre te explica todo y la tiene reclara, y después va y se separa.

En cambio, acá hablan desde la experiencia, sedacuenta?


¿Cómo le fue con el réitin?


besos

Sir Lothar Mambetta dijo...

Al programa "En pareja":

Suelo frecuentar diversos prostíbulos para escapar de la rutina del matrimonio. Mi duda es la siguiente: ¿es recomendable ir al que trabaja mi esposa? Ella insiste.

Muchas gracias. El programa es buenísimo.

Pete Thorton (de la fundación Phoenix)

P.D.: ¿podrían invitar a la hermana de la licenciada en futuros programas?

Dany dijo...

Lo leí imaginándo que lo veía por tv con esa mezcla de verguenza ajena y morbo destructivo. Impecables las descripciones y el diálogo.
Un programa cuyo decorado incluye helechos variados no tiene buen futuro. Abrazo!

Viejex dijo...

El licenciado Gatiesa tiene razón. Fíjese que al final la licenciada L'acciotta vuelve a cometer wel mismo error del principio:
Les recuerdo que nos pueden enviar sus consultas o contarnos sus problemas de pareja vía mail a la dirección del canal
¿Cómo nos va a recordar algo que hasta el momento no había dicho nunca?

P/D: Busqué en la web la foto de la licenciada y noté un parecido asombroso con la novelista que conocemos por el seudónimo Eva Gina Ardiente. Por casualidad Eva es la hermana de Etelvina?

Mary Reed dijo...

Excelente!

Que bueno volver y encontrarme con éstas cosas.

Voy a elaborar mis preguntas para "En Pareja". Sobre todo, tengo algunas consultas sobre le cuidado de los helechos.

Renegado dijo...

Jorge: Los Licenciados han tomado nota de su sugerencia y se comprometen a realizar cursos breves de sexualidad para adolescentes (cuando vuelvan a hablarse).

Elvis: Dicen los Licenciados que no les escupa el asado, que la terapia de parejas es sumamente útil para solucionar problemas conyugales pero que lo que pasa es que a veces las parejas no le ponen voluntad. No es culpa de ellos.

Mona: Justamente. Los años de matrimonio que ostentan los profesionales al frente del programa le otorgan un plus adicional a su vasta experiencia como terapeutas, aunque hasta ahora mucho no se notó, pero bueno, es el primer programa.
Lo del raiting se está viendo. Hay que ver si da para una segunda emisión.

Sir Lothar: En cuanto a su consulta, el Lic. Gatiessa se apresuró en responder que "¡NO! De ninguna manera ya que de esa forma no solo se arriesga a pegarse el embole de que le toque mantener relaciones con su esposa, sino que encima va a tener que pagarle. Que vaya a otros sitios". Y justo estaba por pasarle unas direcciones, pero llegó la Lic. L'Acciotta y tuvo que salir medio apurado.

P.D.: Por el momento no será posible. El tema de la hermana de la Licenciada se ha tornado algo sensible.

Dany: El decorado es provisiorio. Con el tiempo seguramente se irá renovando (además algunas de las macetas terminaron destruídas luego de los incidentes del primer programa).

Sr. Viejex: Dice la Lic. L'Acciotta que comprenda que estaba un poco nerviosa por ser el primer programa, y por algunas otras cositas que no viene al caso mencionar. Que tampoco es tan grave (En ese momento pasó el Lic. Gatiessa y tuvo la mala idea de decirle "¿Viste? ¿Viste que se nota que hablás mal? La gente se da cuenta" y hubo que separarlos de nuevo).

P.D.: No, no hay parentesco. Y por favor evitemos el tema por el momento.

Mary Reed: ¡Gracias! Esperaremos ansiosos sus consultas.

Jazmin dijo...

jajajajajajajajaa



Estimados Licenciados, uds serán, por ventura, los padres de un chef que tiene un programita de cable y que termina sacándose siempre que le sale algo mal?
No por nada, pero... no sé... deja vu... un aire de familia...

Les deseo todo el éxito en este emprendimiento televisivo, y me permito disentir en algo. La rutina no es un problema. Los que dicen eso, se quejan de llenos.

Y me permito algo más, tienen pensado tener algún segmento en el programa donde se busque el match de una persona, según sus características sexuales?
Le dejo mi dirección de mail a la producción por cualquier cosa.

Saludos!

Brynhild dijo...

Y después se separaron como la Rampolla. Jaja! Mató el comentario de Mambetta!
Nunca trabajes con tu pareja, nop.

Carugo dijo...

El problema del tamaño es sinceramente grave.
habría que tratarlo con más detenimiento y considerando todas las variables.

Por ejemplo:
Qué pasa si el proyector de la película es del tamaño adecuado pero resulta que la sala en donde es utilizado es más grande que el Sambódromo de Río de Janeiro?

Y la hermana de Etelvina, cuántos años tiene?

Jazmin dijo...

Estimado Carugo, permítame una reflexión surgida de su propia reflexión...
Si dicho aparato no alcanza a cubrir el perímetro de la sala, evidentemente, NO es adecuado.

Por eso es recomendable, antes de pagar una entrada e invertir el tiempo que dura toda una película, mirar el trailer.
Aunque está probadísimo que un buen director puede hacer una obra maestra aún con pocos recursos.

Viva el Sundance Festival!
Perdón... este no es el foro de cine?

Fabiana dijo...

Licenciados L'Acciotta Y Gatiessa:
(jijiji! Gatiessa, jijiji!)

Bueno, la verdad es que espero que puedan limar sus asperezas, ya que el programa me pareció muy bueno e instructivo.
Estoy totalmente de acuerdo con eso de que la sala de cine no siempre pasa la peli que a una mas le gusta.
Una preguntita: que tiene de malo la mascarilla de banana con anteojeras de pepino y el rulero para la toca a la hora de ir a la cama?!
Digo..
Es que desde que los uso, en el cine de mi barrio no pasan muchas pelis que digamos..

Agradeceré en lo que vale la respuesta que puedan brindarme.

Atte: Fabiana


(jijiji.. gattiessa.. jijiji..)

Fabiana dijo...

Y 14!!

como dicen por ahí, el zorro pierde el pelo pero no las mañas..















QUE NO ME ESTOY QUEDANDO PELADA!
es una manera de ..

masí..

Lic. L'Acciotta dijo...

Estimada Jazmín: En cuanto a su primera pregunta debo decirle que no, ninguino de nuestros hijos es Chef ni tiene un programa de cable.
Respecto a su opinión acerca de la rutina, bueno, estamos abiertos a todos los comentarios y agradecemos su postura respecto de este tema, la cual es sumamente repetable por supuesto, pero sinceramente quizás Ud. aún no haya estado en pareja por el tiempo suficiente mi querida.
Por último, no teníamos pensado lo del segmento que propone pero estimo que no habría ningún inconveniente en hacerlo. Tomamos nota.

Brynhild: Disculpeme, pero no vamos a opinar de una colega y menos de su vida privada.
Y se puede trabajar con la pareja, pero, por supuesto, exige un desafío diario de parte de ambos. Porque vió como es, que siempre es una la que pone voluntad y la otra parte se tira a chanta y empieza con el cuentito de la necesidad de "aire" y "espacio" y eso.

Carugo: Su observación es válida, claro, aunque en mi experiencia, la mayoría de las veces no en mas que una burdo intento por minimizar las propias falencias de la parte masculina.

Jazmín: ¿Quiere hacer el programa Ud. querida? Dígame que yo me voy eh.

Fabiana: Ante todo gracias por sus elogios al programa.
En cuanto a su consulta, debo responderle que absolutamente nada. Una mujer es bella en cualquier circunstancia y sobre todo a los ojos de su pareja. Sepa que en ningún caso el hecho de que Ud. use mascarillas naturales para cuidar su cutis debe ser un impedimento a la hora del romance.
No permita que la parte masculina lo utilice como excusa. Exija siempre ser bien atendida querida.

Lic. Gatiessa dijo...

Siiii, si, si, si, si Srta. Jazmín. Lo del segmento lo podemos hacer. Totalmente. Me parece una excelente idea (aplaude con cara de loco).
Y para hacer el estudio mucho mas preciso, sería conveniente que a sus datos adjunte una foto. Preferentemente de cuerpo entero y en ropa interior.
¡La esperamos!

Brynhild estoy de acuerdo. Trabajar con la pareja no es conveniente. Encima que hay que verla todos los días en la casa, fumársela también en el trabajo es como demasiado. Lo conveniente sería tener intereses por separado. Bien separados. Digamos de varios kilómetros de separación.

Amigo Carugo, ¡Tiene Ud. toda la razón! Si señor, muy acertada su observación. La verdad que hay "salas" que son mas bien anfiteatros jua jua jua. Y ahí no hay "proyector" que aguante.

Fabiana: Tiene TODO de malo mujer. No me extraña que no disfrute seguido de las "funciones" de su "cine" preferido.
No es tan dificil de entender. Basta con mirarse al espejo nomás.
Ay Diossss (suspira meneando la cabeza).

Fabiana dijo...

Lic. L'Acciotta:

Sepa querida que usted es un oasis de frescura fémina en un desierto machista!!!
Tal cual, todo lo que hago es simplemente para verma bella(no, mas bella no, bella. Tampoco la pavada, vió?). Y todo para mi maridito.

GORRRDO!! EXIJO ATENCIÓN ALL INCLUSIVE!! CUCHASSSSTE!!!???

mabrasevissto..

Fabiana dijo...

Y 18!

nobleza obliga..

Fabiana dijo...

Lic. Gatiessa

(JUASSSSSSSSSS!!!)

....
Emmmmmmmmmmmm..
Me parece un poco agresiva su respuesta Licenciado.
Aprenda a ver el cipres en su ojo antes de fijarse en el mondadientes del ojo ajeno..
.................
...........

Cuchame una cosita, pibe..
Yo no soy la que usa slip y se le pianta la zapan por arriba del elástico, tamos?
Así que..



tamadre!
otra vez voy a tener que ir a terapia de agresivida'..

Lic. L'Acciotta dijo...

Muchas gracias Fabiana querida por tus palabras.
Pero recuerda también que una debe verse y sentirse bella, ante todo, por una misma. Nada de hacer las cosas por "ellos". Nosotras primero.

Lic. Gatiessa dijo...

Mire Srta. Fabiana, mi respuesta no ha sido agresiva en lo mas mínimo. Ha sido simplemente re-a-lis-ta.
Y para que sepa, un discreto asomo de un pequeño exceso de adiposidad abdominal por sobre la ropa interior masculina no es tan deserotizante como irse a la cama hecha un escracho, como aprentemente acostumbra a hacer.
Y ya que estamos en el tema, a ver si empezamos a producirnos un poquito eh, asi recibe un poco de "atención" y se te va es agresividad ¿Eh chiquita?

Yoni Bigud dijo...

Este programa está condenado al éxito. Solo hay que preocuparse por cuidar la integridad física de los conductores para que haya una segunda salida al aire.

Brillante lo suyo.

Un saludo.

Tatuagem dijo...

Todavia bien que no tengo hermana..

Renegado dijo...

Sr. Bigud: Gracias. Y estamos cuidando la integridad física de los conductores. Hace un rato les dimos un tecito con unos calmantes.

Tatuagem: ¿Una prima? ¿Alguna tía medio potable?

Valu dijo...

Por Dios! Buenísimo!
Un placer leer esto! jajaja
Volveré.

Walkiria dijo...

Jjajajajaja siempre salgo de este blog con una sonrisa de oreja a oreja jajajajajajaja



Ever Gattiesa ajajajajaja

Renegado dijo...

Valu: Gracias. Vuelva cuando guste.

Walkiria: Es bueno saberlo.

Y dice el Lic. Gatiessa que no entinde a que se debe tanta risa con su nombre.