Atrapado con salida


Por Gustav Grundjohnsen Swahili para el Mermeladeburryngtonshire Times


Revisionismo de lo publicado: alejándose de los a prioris teóricos, Gustav decide proceder en su investigación inductivamente. Decidido a llegar hasta lo más profundo de la cuestión, no lo quedaba otra que comenzar por el subterráneo, experiencia de la que salió indemne. O casi.

Quienes -en su lentitud- todavía no entiendan el alcance de aquellas fatídicas palabras de Seung Kyu publicadas en la última edición, deben saber que en el subte no sólo encontré la famosa "calidez" latinoamericana (debían hacer unos 40° en ese condenado lugar) sino también la calidez de una mujer en particular. Aquella robusta señorita no sólo se bajó de la formación sino que, habiendo interpretado no sé qué convite en mis gestos, me siguió hasta mi casa sin percatarse de las indirectas del paso apurado, el trote indisimulado y la carrera franca. Andrea -tal es su nombre- llegó hasta la puerta del Bulín boqueando como un pajarito (o quizás como un animal de dimensiones mayores) pero, al parecer, divertida.

"Le pido disculpas, soy extranjero y no sé cómo son los ritos de conquista en este país" me excusé. "La verdad es que yo tampoco" me respondió ella con una mirada candorosa. La respuesta era tan sincera en sus formas como cruel en su contenido. No sé si para salir de la incomodidad o simplemente porque me pareció una buena idea, le conté sobre mi proyecto y la invité a hacer una exploración de campo sobre los métodos de conquista de los argentinos. Aceptó gustosa. Entonces me dirigí a Don Adalberto para consultarle sobre el mejor lugar para realizar el muestreo.

"Don Adalberto, ¿sabe de algún buen lugar de divertimento nocturno?".


Me miró; la miró a Andrea de arriba a abajo; me volvió a mirar y -con el ceño fruncido y una expresión que denotaba entre sorpresa y repugnancia- me preguntó: "¿En serio me lo decís, pibe?".

"Hablo de un local bailable". "Ahhhh, sí, sí, ya te paso una dirección".

La información previa que pude recabar apunta a que el abordaje ha ido cambiando generacionalmente. Frases del estilo "¿Solita?"; "¿Estudiás o trabajás?" o "¿venís mucho por acá?", que alguna vez hicieron las delicias del predador nocturno, han caído en un pavoroso desuso merced de la indiferencia, el escarnio o las órdenes de restricción.

Los piropos no han tenido mejor suerte. "Te dicen que quieren escuchar cosas lindas, pero después no es tan así" se me quejó entre lágrimas el poeta juvenil Hermenegildo Perotti. Perotti es un muchacho con un doctorado en rechazos que me referenció el profesor Gimenez. "Supuestamente como respuesta deberían sonreír tímidamente. La última chica a la que le dije un piropo me escupió en el ojo. ¡Me escupió, loco!" se desespera este cantor de gestas ingestas. Y seguidamente me muestra algunos de sus fracasos más recientes, eternizados gracias a la cámara del celular de un amigo. Lo que pude ver fue algo así:

Escena 1:


Perotti: - ¿Ya te cansaste?


Chica 1: - ¿de qué?


Perotti: - De dar vueltas por mi cabeza.


Chica 1: - ¡Uy, qué salame!


(Chica 1 se retira, le comenta algo a Chica 2, ambas miran a Perotti y se ríen cruelmente)

Escena 2:


Perotti: - ¿Ya te cansaste?


Chica 3: - ¿qué te pasa, estúpido? Tengo mejor estado físico que vos.

(Cachetazo violento. En la imagen Perotti se ve desconcertado. No se puede apreciar si es por la respuesta o por la contusión)

Escena 3:

Perotti: - ¿Ya te cansaste?


Chica. Ah, no, pará, es un chico: -¿de qué?


Perotti: - De dar vueltas en mi cabeza.


Chico vestido de chica: - ¡Ay, qué galante! ¿Querés que vayamos a otro lugar?


Perotti (entusiasmado): - Dale.


Chico vestido de chica: - Tenés plata ¿no?


Perotti: - No entiend...


En ese momento Perotti me arrebató el teléfono de la mano. "No es nada" -me dijo mientras guardaba el teléfono apresuradamente- "una confusión. Ahora viene al futbol de los martes".

Y no es que se trate simplemente de la frase concreta, cómo se podría pensar. Perotti me explicó que lo que me había mostrado era simplemente una sección. Que tiene otros compilados de rechazos con otras frases, que han mostrado ser igualmente ineficientes. "¿Quién dejó abiertas las puertas del cielo? Porque se les escapó un ángel", "Se te cayó un papel. El que te envuelve, bombón" o "Lindas piernas ¿a qué hora abren?" son algunas de las ocurrencias que han dejado a Hermenegildo al borde del coma en varias oportunidades. "Lo más cerca que estuve de qué siquiera supiesen mi nombre fue la vez que una me dijo '¡Andate de acá, Gil!'.

Hermenegildo Perotti ha sido una ayuda inconmensurable para enterarnos de lo que no hay que hacer si uno pretende perpetuar la especie pero, en la próxima entrega, con Andrea trataremos de descubrir cómo los argentinos logran escaparle a la soledad.

¿Ya te cansaste?

27 comentarios:

Anavril dijo...

Este no es un lugar para el autobombo, pero yo ya comente en mi espacio como fueron mutando los piropos a lo largo de mis años
Partiendo por un : "es mi última noche en buenos aires y tengo 500 dólares" hasta " Daaaaale gordita!!!" pasando por un herrrrmoso " te enyenaron mamita" gritado desde un camión mientras sarandeaba yo mis 8 meses de embarazo.
Si yo me llego a cruzar al Gustav este, lo dejo chato como 5 de queso.

Carugo dijo...

Bueno, hacerse el poeta en estos tiempos es más peligroso que tener rasgos arábes y llevar un paquete sospechoso en el aeropuesto de Nueva York.
Pobre, Hermenigildo no sabe que lo único que ablanda el corazón de una mujer moderna es una cupé alemana y una billetera robusta.
Otra que sonetos! "Son estos" los atrubutos que seducen a una dama del siglo XXI

Viejex dijo...

Pobre Perotti. Cuanta incomprensión.


Ponga el link, Anavril, no se haga rogar. Si vamos a hacer autobombo, hagámoslo bien.

Briks dijo...

son muchas las cosas que ignoro pero, fundamentalmente, dos las que me son absolutamente inaccesibles.
no hay manera de que pueda, siquiera, comprender el mecanismo de funcionamiento

ella son:
el protoreactor interfásico del Voyager IV

y la manera correcta e infalible de abordara una dama

si bien supe de las palabras exactas, he tenido la desgracia de decirlas en el momento más inoportuno o a la mujer equivocada

a pesar de ello, Yisus ha sido muy generoso conmigo (quizá sea POR ello y no "a pesar")

anyway
espero que el Sr Gustav pueda aportar algo de luz a mi oscuro mundo de ignorancia suprima
(o que me presente a la prima, eso tambien)

lo seguiré leyendo atentamente




CULO!

eMe dijo...

A ese señor no lo entiende nadie... que pruebe con otra cosa porque los piropos no son lo de él!!!

La solitaria dijo...

El de las piernas es terrible! Así no gana nada...

Pablo dijo...

Anavril, tiene razón, este no es el lugar del autobombo. Ese lugar es el blog de Yoni, y es justamente para venir para acá. Como dice Viejex, queremos ese artículo. Puede ser un material importante para la investigación en curso.

Carugo, estuvo cerca. Con la poesía, Hermenegildo casi conquista los favores de una alemana robusta. Lo que parece muy del siglo XV.

Viejex, como dije que dijo usted, queremos ese artículo. Por lo de Perotti, lo que me parece que le juega en contra es justamente la comprensión de lo que dice.

Briks, estuve a punto de incluir una cita de Gustav a su columna, pero la presencia de Andrea fue un motivo de peso para desistir.

eMe, ¿usted cual era? ¿Chica 1 ó Chica 2?

La solitaria, tiene razón, pero la necesidad tiene cara de hereje (y unos modales que dejan mucho que desear)

eMe dijo...

Yo soy Chica 4, la que todavía no conoció!!!

Yoni Bigud dijo...

Ya me parecía que yo algo estaba haciendo mal. Si Perotti no me robó el celular le pega en el palo.

Y yo que pensaba que mis abordajes se nutrían de lo último en frases ganadoras...

Un saludo.

Anavril dijo...

Ok, ok, acá esta. Y si quieren estan las opiniones de varias mujeres al respecto.
http://vivirsinmanual.blogspot.com/2009/09/cuestion-de-target.html

ElFlaco dijo...

Un piropo es una espada de Damocles todo depende de que digas y como lo recepcionen.
Uff yo me canse!

LadyMarian dijo...

El que no se cansaba era el pobre Perotti! Siempre repitiendo lo mismo! Por lo menos que lo reboten probando diferentes técnicas! O estaba haciendo una investigación de esa "frase matadora" específica?

Algo dijeron por ahí del poder de persuasión de una cupé alemana y una billetera robusta. Bueno, me imagino que a muchas les atraerá, no lo niego, pero a mí me produce alergia! El tipo que ostenta (lo que sea) me produce un rechazo instantáneo!

Caz dijo...

A la final... se deglutia al mastodonte o no se deglutio al mastodonte?

Mona Loca dijo...

El de las piernas es mortal!!
jajajaja


Che, a mí me gusta que me digan piropos!
Será por la edad.

Igual, es dificil piropear bien: tiene que ser divertido, pero no salame, ni ser grosero, aunque puede tener un toque de picardía...


Al final resulta que hay que tener un posgrado en letras!!!

COn razón ya no me dicen!
( prefiero pensar eso que otra cosa, y no, no me desilusione, por favor.)

Bugman dijo...

Vamos, no embromemos. Los acercamientos ingeniosos son necesarios para los feos. Usted sea como Brad Pitt y dígale a una señorita :"Grrffsfdgslada" y va a ver que le da bola.
Ahora sea como usted, repita esos sonido guturales y compare resultados.
A no ser que usted sea Brad Pitt, entonces no vale.

Pablo dijo...

eMe, es un mensaje esperanzador para Perotti. ¡Todavía quedan mujeres para despreciarlo!

Yoni, usted que consiguió una penquese como un koala en celo. No querrá pasar por todo esto de nuevo.

Anavril, contundente. Ahora, me figuro que varias imaginaciones alborotadas no lograron pasar de los 20. De los suyos hablo.

ElFlaco, ¿lo que depende es si usan el mace o sólo la fuerza de una patada? De lo contrario, usted ha visto demasaidas comedias románticas.

(o tiene un dato que nos interesa a todo el resto)

LadyMarian, como dije, esta es sólo una sección. También ha repetido otras barbaridades.

Y por lo del auto, yo he logrado que mujeres caigan rendidas con un simple Renault 4. Sólo basta con apuntar bien y tirarles el auto encima.

Caz, no sea ansioso. Con ese apuro no se va a poder deglutir nunca nada.

Mona Loca, si le gusta que le digan piropos camine por los puestos ambulantes que hay por Retiro. Usted podría ser efectivamente un simio hembra, pero si se pone un vestido recibirá los halagos de los poetas callejeros.

El resto estamos todos muy presionados, sepalo.

Bugman, yo probé diciéndole a una fémina que yo era Brad Pitt. Me miró como si le hubiese dicho "Grrffsfdgslada". Estas cosas a Brad Pitt no le pasan.

LadyMarian dijo...

Pablo, qué buen método. Sí, incluso un inexperto tiene éxito así. ;P Además garantiza amor para el resto de su vida y no hay peligro de infidelidad. :D

Ouchurus dijo...

Coincido con Bugman, Perotti no debe ser la gran cosa.Cualquiera con un mínimo de pinta o por lo menos actitud, te dice "linda" y listo el pollo!

Los que dicen piropos o frases demasiado elaboradas, perece que tuvieran que demostrar algo...

Mariela Torres dijo...

Cuando voy sola, hombres rosarinos me piropean. Sólo dicen: "hermosa", "bonita", "sos linda".
Empiezo a creerlo.

Saludos.

Pablo dijo...

LadyMarian, eso es lo que se llama manejar una relación.

Por Dios, que ocurrente soy.

Ouchurus, no sé como decirlo con sutileza. Usted parece más fácil que la tabla del uno.

Y gracias por pisar la cabeza de aquellos románticos que todavía tenían la esperanza de seducir a través de palabras elegantes o ingeniosas o cachirulas.

(me retiro llorando)

Mariela Torres, interesante. Simple. Adjetivante. Apuntando al desgaste que genera la repetición sobre la coraza. No se descuide, Mariela, no se descuide.

Viejex dijo...

Pablo: Tiene usted la sutileza de un... de uno que...de un huno.

Ouchurus dijo...

si lo sabrá usted!!

Mariano dijo...

¡Ay, don Pablo! Cinco calles he cruzado, seis con el callejón, sólo me falta una para llegar a su corazón.

[Bueno, qué quiere, de alguna manera tenía que agredecerle la cobertura de espalda.
Epa, tranquilo... largue, hombre... era sólo un chiste...]

Uncle Leo dijo...

A mi me sorprende como muchos hombres(principalmente gremio de camioneros, obreros, mecánicos) sienten el deber de piropear a cualquier ente que tenga algun mínimo atributo femenino, es como un reflejo

Pablo dijo...

Viejex, así me decían en el secundario: Atila, el rey de los unos.

(sí, es viejo y conocido, pero no pude evitarlo)

¡Ouchurus! Me compromete.

Mariano, para la próxima vez, prefiero plata. O un simple gracias. Pero no me vuelva a hacer eso.

Uncle Leo, es una fija. Como Destino vago a la cabeza en la 3a de Palermo. ¿Cómo alimentan el repertorio para que sea constante? El otro día me pareció escuchar a uno decir "Grrffsfdgslada".

Pablo dijo...

Han sido un público maravilloso. Quedense dando vueltas que en un ratito nomás llega un artículo nuevo.

No, no es mío.

dondelohabredejado dijo...

He sabido de modos extraños de intentar abordar, he sabido de modos que sólo llevan al fracaso seguro... pero como "ya te cansaste?" ninguno!
Saluditos.