El día del miserable



Acápite: La banda de los hermanos Campbell. El asalto al tren. La muerte de Archie Coughlan. Documentos secretos. El día del miserable. Brindis.



El seis de noviembre del año 1875, la banda liderada por los hermanos James y Charles Campbell asaltó con éxito un tren de Union Pacific en el estado de Nebraska. Luego de reducir a varios guardias sin disparar un solo tiro lograron forzar las compuertas del vagón del correo y volaron la caja de seguridad, alzándose con una verdadera fortuna en lingotes de oro y dinero en efectivo.

Dos semanas más tarde, Archie Coughlan, un joven bandolero que era miembro del grupo desde sus comienzos, y que había tomado parte en el atraco, fue hallado muerto en el estado de Oklahoma. Tenía un disparo a la altura del omóplato derecho, y el abdomen abierto desde el estómago hasta el ombligo.

Según la reconstrucción efectuada por las autoridades de aquel momento, luego del robo la banda huyó hacia el sur y dividió el botín en un rancho cercano al paraje donde luego apareció el desafortunado malhechor. Sin embargo, jamás volvió a saberse nada sobre el paradero de los hermanos Campbell, o de ningún otro miembro de la banda, y la investigación se cerró en el año 1880 con muchas más incógnitas que certezas.


--------------------------------------------------------------


Hace una semana, un miembro de mi equipo de investigación (al que denominaremos Señor Chulengo para no revelar su identidad) se topó –casi por casualidad- con unos documentos secretos mientras requisaba clandestinamente los cajones de la mesa de luz de un alto funcionario de la Afip en la localidad de Tigre, en busca de expedientes que pudieran comprometernos. Los mismos prueban –los documentos secretos digo- que James Campbell falleció en la ciudad de Buenos Aires en 1915, a la edad de setenta y cinco años, y revelan, además, el rumbo tomado por cada uno de los bandoleros luego del atraco y la forma en que fue dividido el botín (la Afip jamás pierde las esperanzas cuando de hurgar en la riqueza ajena se trata).

Como yo no soy ningún batilana, no pienso exponer públicamente un secreto que ha permanecido oculto por casi ciento treinta y cinco años.

Tranquilos, detengan los abucheos. Lo que a nosotros nos interesa no es el dinero (doy fe de que ha sido bien gastado) o la vida lujuriosa que luego se dieron a sí mismos estos intrépidos bandidos. No. Nosotros queremos echar luz sobre la misteriosa muerte de Archie Coughlan, y para ello contamos con un valioso fragmento de las memorias de James Campbell que a continuación se transcribe en forma exclusiva para los lectores de Men in Blog:

“Maldito Archie, la codicia lo cegó. Estúpido miserable. Cada uno de nosotros recibió xxx (censura del expositor) dólares y xxx (censura del expositor) lingotes de oro. Las veinte monedas de plata eran sólo la frutilla del postre. Un divertimento. Ni con todas juntas podría haberse comprado un solo caballo sin herrar. Los siete éramos inmensamente ricos.”

Sigo yo.

Según parece, Archie Coughlan montó una verdadera escena en aquel rancho de Oklahoma porque no pudo tolerar el hecho de que sus seis compañeros se quedaran con tres monedas cada uno, y a él, por ser el más joven, le tocaran sólo dos.

Luego de una feroz discusión, el muchacho aprovechó un descuido de Charles Campbell, le arrebató una moneda y huyó por la ventana al grito de “es mía, es mía”, pero fue alcanzado por una bala (en el omóplato) mientras intentaba montar su caballo.

Sin duda una historia impactante, repleta de odios, miserias y traiciones.


El veinte de noviembre del año 1875 en la era de Nuestro Señor Jesucristo, Archibald Coughlan, de veinte años, huérfano, bandido, asesino y miserable de ley, tendido boca arriba sobre la tierra seca de Oklahoma con el último aliento de vida escurriéndosele entre los dedos, tomó una moneda de plata que según él le pertenecía, abrió las fauces lo más grande que pudo y se la comió. Era uno de los hombres más ricos de los Estados Unidos de América.

De más está decir que de poco le sirvió ese último arrebato de codicia, ya que unos minutos después de su muerte, James Campbell en persona le abrió el vientre y extrajo la pieza que lo había conducido a las tierras de la locura.


Se comenta en algunos círculos que desde hace más de cien años, cada veinte de noviembre, miles de personas se congregan alrededor de la tumba de Archie Coughlan, en el estado de Oklahoma. Y que lo que allí se celebra no es otra cosa que el Día del Miserable.

Desde esta humilde sección de Men in Blog, y dado que el tema es de nuestra mayor incumbencia, no queríamos dejar pasar la oportunidad de levantar nuestra copa en honor al señor Archibald Coughlan, fallecido a la edad de veinte años, huérfano, bandido, asesino y miserable de ley.

Veinte de noviembre, Día Internacional del Miserable.

A la memoria de Archibald Coughlan (1855-1875).

Salud.


Tengan ustedes muy buenas noches.

33 comentarios:

Winter dijo...

Muchos humanos emplean la mitad de su vida en hacer miserable la otra mitad.

Sí, los miserables merecían un Día Internacional! Buen hallazgo.

Pablo dijo...

"$2,98 no es $3". Usted debería saber, Bigud, que no se trata de la moneda sino de principios. Hubiesen usado las monedas sobrantes para comprar sugus y repartirlos entre todos y Archie todavía estaría entre nosotros. Bueno, no, pero hubiera durado más.

Porque una cosa es robar una caja de seguridad y otra es cagar a un amigo.

¡Salud, Archie!

Feliz día del miserable.

Laura dijo...

Feliz Día!!!

upss, perdón el exabrupto

luego paso a comentar su artículo, me voy a ver PG

Mecha dijo...

Ahhhhhh
me encantó esta entrada!

Salut!

Carugo dijo...

Sólo puedo decir que su post es Excelente.
Sencillo, claro, contundente con ese toque de bella inteligencia y cultura.
Mis felicitaciones. (así me gustaría poder escribir a mí....)

Fabiana dijo...

Don Yoni:

Usté me lo dice en serio eso del día del misherable??!! :O

O sea..
Es hoy??!!

Merde!
Tantos años saludando al finado solo por su cumpleaños en lugar de saludarlo, también, por su condición natural.. :P

Un respetuoso beso! :D

ElFlaco dijo...

Oiga ! no le parece que 840 palabras incluyendo el titulo y el "tengan uds muy buenas noches" son pocas ?, no estará ud pijoteando informacion ?. No sea miserable quiere! haga un poco mas de honor a nuestro personajes quien tuvo que dejar hasta sus viceras por su sueño americano.

Psssh, ve vó!

Mona Loca dijo...

Este sí que era un miserable!!!

Y lo más triste, es cuántos hay como él. Se debe llenar de gente ese evento!!!


Aunque no. Porque los miserables como él no se sienten miserables, sino Justos.

Briks dijo...

hoy es el dia del miserable
y - además - es viernes

hoy, más que nunca y como todos los 20 de noviembre haremos una gran cena en casa

una evento que es todo un hito en la ciudad



lamentablemente, como todos los años, tambien tendremos que desmentir las versiones que me vinculan con los bandoleros americanos

las casualidades existen y que mi apellido sea igual al de ellos es una de ellas












(NOTA: excelente idea la de cambiar el agua del balde por kerosene a efectos de facilitar la operación "chulengo")

Stella dijo...

Uhhhhhhh, mientras leía me pareció escuchar de fondo esa musiquita de los pianos de bar en el lejano Oeste!
Me encantó! Le salió redondito!

Yo voy a aprovechar y festejar el dia del miserable hoy a la noche! Es que tengo una cena.
No, no vo ya la casa de Briks. Es que mi primo justo cumple años.
No, mi primo no es Briks, es otro!

Viejex dijo...

Es su cumpleaños, Briks?

Yoni Bigud dijo...

Winter: Claro que lo merecían. Salud.

Señor Pablo: El principismo es una postura peligrosa. Archie no hubiera durado mucho.

Laura: Feliz día.

Mecha: Muchas gracias.

Carugo: Muchas gracias a usté.

Fabiana: Efectivamente hoy es el día del miserable. Felicite tranquila.

Flaco: Es que a veces me cuesta un poco ocultar mi condición.

Mona: Ningún miserable se huele. ¿Ese es el dicho? Creo que no.

Señor Briks: Lamento informarle que las casualidades no existen.
Es un milagro que luego de nuestra pequeña operación hayamos logrado comer algo.

Stella: Muchas gracias.
Si puede esta noche róbese algún cubierto.


Un saludo.

Yoni Bigud dijo...

Viejex: ¿De dónde dedujo eso?

Un saludo.

Yoni Bigud dijo...

Y... 14.

Viejex dijo...

Lea el comentario de Briks. Es sugerente.

Cito textual:

hoy es el dia del miserable
y - además - es viernes

hoy, más que nunca y como todos los 20 de noviembre haremos una gran cena en casa


O ya sabía que hoy se celebra el dia del miserable (cosa que no creo) o es una celebración que se celebra todos los años en esta fecha...que cree usted?

La solitaria dijo...

Don yoni: conozco a más de uno que puede celebrar el día del miserable... pero no lo hacen por eso, por miserables!

Anavril dijo...

Sr Briks, ud es el que sale corriendo del evento con la torta bajo el brazo?

Alguien dijo alguna vez que los eventos se repiten en el tiempo, sólo cambian los actores.

Celebremos el día! Hoy me traje el almuerzo de mi casa. Hoy no voy a pagar la deorbitancia que te cobran en Unicenter por una ensalada!

Briks dijo...

Sr viejex, mi cumpleaños fue, es y será el 04/04 (recuerda que fue uno de los motivos para cambiar con ud el orden de publicación?)

por supuesto que yo sabía de antes lo del 20/11. Mi abuel...esteeeemm... digo, digo, bueno, acá se festeja hace rato eso

Anavril, he salido corriendo alguna que otra vez de ciertos eeventos pero nunca con una torta bajo el abrazo
ni siquiera tomados de la mano !!!

y eso que no tengo nada contra las personas que libremente eligen una sexualidad...bla, bla, bla (chiste interno)

Renegado dijo...

¿Y se supone que hoy debo ir a saludar a mi jefe o hacerle un regalo?

Porque no conozco a alguien mas miserable.

Any dijo...

Ayyyy mire que me hace leer eh? Diga que con ud. es un gusto ...
Che, ud anduvo comiendo cordero patagónico en estos días? Digo, porque lo de Chulengo le quedó dando vueltas en el subconsciente o en el consciente mas bien.
A mi también me gustaría escribir asi, de donde saca estas historias? que imaginación che, yo ni en 100 años y varias reencarnaciones posteriores.
Y eu también le hubiera abierto la panza al coso este, odio la gente miserable! Y no me dé mas ideas por favor le pido ...
saludos

Ouchurus dijo...

Excelente artículo Yoni.



Usted que es más amigo de la suerte que de la lógica...dígame una cosa, que mi marido haya nacido en esta fecha querrá decir algo???



un saludo

Bugman dijo...

Levanto mi vaso de agua corriente y mi mendrugo de pan duro para brindar por la memoria de un Miserable de ley. Que estaba fuera de la ley.

Laura dijo...

bien, ahora que nos hemos sacado la careta, porq aunq usted siga poniendo el mismo avatar ya le conozco la cara, y que nos hemos asumido miserables paso a felicitarlo por la historia

muy buena, Don, mejor relatada y mucho mejor aun el desnlace

ya no sé si me preocupa más caer en la manos de satán por no pasar por aquí a leerlo o entrar y que me siga haciendo lavado de cerebro para convencerme que soy una miserable....

La candorosa dijo...

Gracias por revelarnos una historia tan rica -en el relato, no en lingotes, conste-, que además nos deja en claro que un día como el de hoy, es para ¿celebrar, agasajar? a los miserables.

En todo caso, le pregunto: ¿qué se le puede regalar a un miserable en su día?, algo mísero, supongo!!

Saludazos!!

Yoni Bigud dijo...

Viejex: No sé qué decirle. El Señor Briks es indescifrable.

Solitaria: La verdad habla por su boca.

Anavril: Cualquier ahorro en materia de ensalada, es un ahorro inteligente.

Señor Briks: ¿Por qué me lo imagino escapando en situaciones comprometidas?

Renegado: Con un feliz día alcanza y sobra.

Any: Muchas gracias a usté. Algunas panzas son verdaderas alcancías, no me diga que no.

Ouchurus: Muchas gracias. Felicíteme a su marido... y sí, lamentablemente esa circunstancia habla mucho de él.

Señor Bugman: Salud.

Laura: Muchas gracias a usté. Sepa que yo solo trata de abrirles los ojos. El resto es tarea de ustedes.

Candorosa: Muchas gracias. Yo creo que se les puede regalar un abrazo, un apretón de manos o un chupetín. Con eso se cumple.


Un saludo.

Uncle Leo dijo...

Realmente que pijotero este Archie, como te puede cegar la codicia.
Me hizo acordar al Golum, My preciousss!!!!!
Se hubiera metido la bendita moneda en el upite, y ahi seguro que nadie la toca.Le falto una pizca de miseria.

Cuello de Pavo dijo...

un ejemplo de vida

feliz día a todos!

Mariano dijo...

El señor Victor Hugo debe estar de parabienes. Bueno, si viviese lo estaría.

Elvis dijo...

Yoni, ¿el día del miserable se instauró en honor a Archie sólo porque robó una moneda de plata?
Yo pregunto: ¿ y no es igual de miserable el que fué capaz de matarle por esa misma moneda?
Claro que, si es el día de "los miserables" en plural, entonces me callo, porque estaría claro que se refiere a los dos...

Pd.: Muy bueno el artículo. Saludos cordiales.

dondelohabredejado dijo...

Riquísimo relato, me ha encantado.
Suerte que llego tarde, porque tendría que haber saludado a mi ex marido en su dia, y no me habría resultado grato.
Saluditos.

El Comentarista dijo...

Cuanta gente habrá festejado el viernes. En silencio, por supuesto, y sin compartir los sandwichitos.

Mariela Torres dijo...

La verdad, ¡no se puede ser más miserable!

Saludos.

Yoni Bigud dijo...

Uncle Leo: Ninguna zona, por más oscura que sea, está a salvo.

Cuello de Pavo: Salud.

Señor Mariano: Salud a usté también.

Elvis: Todos tenemos nuestras cositas.
Muchas gracias.

Marina: No le niegue su saludo. Muchas gracias.

Comentarista: El número es escalofriante, se lo aseguro.

Mariela: Muchas gracias a usté.

Un saludo.