El día D (segunda parte - final)



Si no la leyó aún, le recomendamos leer la primera parte de este artículo.

¡Ah de la vida..!" ¿Nadie me responde?
¡Aquí de los antaños que he vivido!
La Fortuna mis tiempos ha mordido,
las Horas mi locura las esconde.
¡Que sin poder saber cómo ni adónde
la salud y la edad se hayan huido!
Falta la vida, asiste lo vivido,
y no hay calamidad que no me ronde...


Francisco de Quevedo


Creo que la emoción empaña mi vista y por eso no soy capaz de visualizar dónde está la puerta principal del edificio de varios pisos que...
Momento. No hay puerta. Imposible.
Pero real. No hay puerta. Ni principal, ni de servicio, ni siquiera esas puertitas vaivén para mascotas.
Mientras me acerco, siento el penetrante olor a humo. Pero... ¿qué están quemando ahí? Me detengo a recoger un pedazo de papel que escapó de las llamas, traído por el viento, y veo lo que podría ser parte de un... de dos... TRES!!? En el reverso de la página distingo lo que parecen orejas de conejito y las letras “B.....KS” escritas con marcador.
Tiro el infame trozo al piso. Al trozo de revista, me refiero, que planeando cae sobre el reguero de agua que se pierde en la boca de tormenta.
Sacudo mi cabeza para ahuyentar las imágenes que mi cerebro proyecta en su intención de completar ese rompecabezas fotográfico. Creo que hasta pensarlo debe estar tipificado en el Código Penal.

Además, tengo cosas más urgentes en qué pensar. Por ejemplo, cómo llegar a MIB. Sí, ya sé que estoy ahí. Es la dirección que decía el mail del Sr. Viejex, pero cómo entro...?
Miro detenidamente la pared que se alarga hacia arriba. No hay puerta, repito, ni ventanas. Bueno, quizás ésta sea la parte trasera de la sede y del otro lado... pero, qué es eso??
Veo que del paredón de 2 metros, detrás del cual proviene el humo, se asoma una cabeza.
Me escondo detrás de un árbol para observar sin que me vea. El sujeto alcanza lo alto de la tapia, revolea una pierna enfundada en un mono de trabajo (overall, digamos) y pienso: se mata.
Un porrazo desde esa altura, y se quiebra en 5. Pero, increíblemente, el individuo comienza a descender por el paredón como si bajara escalando, con una destreza nacida de la costumbre. Toca el suelo y se dirige al cruce de vías.

González. Claro! Es el famoso González!! Qué tonta... podría haberle preguntado cómo...
¿Cómo? Igual que él! Claramente la forma de entrar es la misma forma de salir. Salgo de mi escondite detrás del árbol, no sin antes engancharme la manga en una rama minúscula. Que ganas de mandarla a la mayúscula rama que la vio nacer por el daño causado a mi vestido. ¿Será posible?
Pero nada me distrae de mi objetivo. Me acerco aún más a la pared por donde bajó González, y observo que hay unos pequeños escalones tallados en ella.
Aún me cuesta creer que no tengan una puerta decente por donde ingresar a su trabajo. Enseguida recuerdo que toman agua con témpera... y todo me parece posible.

Muy decidida, entonces, me arremango lo que queda del vestido, levanto mi pie, apoyo la punta de mi botita en el escalón, le pifio, me resbalo, me doy de cara contra la pared y veo cómo mi diente rueda hasta seguir el mismo destino que la página de Playboy, hasta el Río de la Plata. El gusto salobre de la sangre en mi boca me espabila, dejo de mirar con ojos de vaca empantanada ese diente cuya reposición me costará un aguinaldo entero, e intento nuevamente llegar a destino.
Finalmente, llego al tope de la pared para darme cuenta que del otro lado sólo hay una soga con nudos equidistantes, nada de escalones. Estoy segura que el Sr. Bugman debe obligar al Sr. F a subir y bajar por acá en un esfuerzo por inculcarle conductas tipo marine. O al Sr. Pablo, por caso. No sé qué problema tiene con los intelectuales...

En fin, allá voy con actitud de Lara Croft, pero con mucho menos músculo y pericia, y termino enredada en la soga por el pie, colgando boca abajo en una posición por demás indecente. Suerte para mí, y para otros, en ese momento no parece haber otra criatura viviente en lo que parece un patio. Por lo menos visto al revés parece un patio. En un esfuerzo que puso a mis abdominables en situación de riesgo mortal, retomo posición sobre mí misma, y logro desensogarme –si existe la expresión-. Luego de tamaña hazaña... jijijiji... aña aña... jijiji... perdón, digo, luego de semejante hazaña física, aterrizo sobre mis pies, en el piso, y sin más heridas que las provocadas hasta el momento. Es decir, muchas.
Cuando me incorporo y trato que cubrirme con lo que era una prenda de vestir y de lo que ya no puede decirse lo mismo, siento un gruñido que noto va in crescendo. Intento detectar de dónde proviene ese extraño... OMG...! WTF...? S.O.S!!! Un par de animalitos de Dios, que no puedo descular a qué especie pertenecen, me muestran los dientes y... me levantan la ceja!??
Corro.
No sé bien hacia dónde. Pero corro. Desaforada, lunática y desequilibradamente corro. Y siento que los engendros demoníacos me persiguen, lo sé porque escucho sus gruñiditos agudos y sus ladriditos en 45 RPM. Corro hasta que una puerta de vidrio perfectamente limpia me frena en seco. Sé que está perfectamente limpia, porque de tan limpia no la vi. Gracias al Cielo el vidrio es lo suficientemente duro como para no haberlo atravesado de lado a lado, y sólo me llevo un moretón en la frente como recuerdo del contacto.

No sé si asustados por el ruido de mi cabeza contra la puerta o qué, pero los pendencieros esperpentos peludos ya no están. Trato de recomponerme. Respiro hondo, cierro mi puño y voy a golpear en el vidrio cuando presto atención a mi imagen reflejada.
Las botas sucias por la trepada de la pared y sin taco; las medias negras rotas en las rodillas, éstas con sangre de los raspones; el vestido roto en el brazo, que cuelga desnudo; el rimel corrido, el pelo mojado y cayendo como penosas mechas al costado de mi cara. Pero todavía tengo en la mano lo que vine a traer. Llegué y llegué con mis escritos en la mano.
Estoy segura que se me juzgará por el contenido y no por el envase.

Estoy casi segura.



Respiro hondo por última vez, y golpeo. Toc toc toc. Nada.
Pego la oreja al vidrio, ya que no se ve nada hacia adentro. Trato de escuchar algún sonido que pueda ayudar a... pero, qué es eso? Aprieto mi oreja aún más y escucho un relincho humano (¿) Pego mis ojos y trato de ver algo y veo... ese será...? Y ese otro...? Sólo alcanzo a adivinar que esa imagen borrosa con un destello animal print montada en un caballito de juguete y perseguida por otra figura con anteojos son...
Enseguida llama mi atención una silueta en túnica blanca que va caminando apaciblemente, mientras parece hablar a un interlocutor que queda fuera de mi vista, y del que sólo percibo sus brazos cruzados y su gesto de pucherito.
Más allá, se ve un gran tonel... ah, no, es... tiene que ser... el Sr. Renegado!! Qué alegría! Verlo en todo su esplendor! Su rimbombante anatomía enfundada en ese ya querido traje de Teletubbie... ahhh, esto no tiene precio. Cuando les cuente a las chic... Pe... cuidado! No, Sr. Viejex, no...!! Tarde. Veo al Sr. Renegado correr por la estancia con la cola de su traje prendida fuego.
El Sr. Mariano deja de prestar atención un segundo a las palabras del Sr. Pablo y le revolea el florero que tenía a mano. Lástima. Lástima que el Sr. Renegado no lo haya atajado y que haya terminado haciéndose añicos en una puerta cerrada que inmediatamente se abre y...
Oh... es él. No hay dudas. El grito de “Gandules!! Ineptos!! A escribir!!” no deja dudas.

Estoy a punto de golpear nuevamente la puerta de vidrio, cuando esta se corre y mi puño termina golpeando algo duro. Y negro.
Pensé que podía estar golpeando al Sr. Briks, pero no. No es su traje de Batman. Es algo más grande, más ancho, más allto... Mi vista asciende, mi cabeza se inclina hacia atrás, mis vértebras crujen y sigo sin ver el término de esa figura. Cuando pienso que voy a de cu** en el piso, siento el ruido de una respiración gutural, cavernosa, ronca.
Las rodillas y los tobillos me castañetean. Temblorosa, tiendo mi mano para saludarlo, pero se ve que no reconoce el gesto como tal, porque permanece impertérrito. Me mira de arriba abajo –de abajo a abajo, mejor dicho-, emite un sonido que sugiere una mueca de desprecio dentro de la máscara, y cierra de golpe la puerta mientras ruge un:

“Ya colaboramos”.

Vencida, agotada, dolorida, dejo el sobre con mis escritos apoyados sobre el piso y me dirijo a la soga de salida.

Antes de caer sobre la vereda del otro lado, siento el ruido de la puerta corrediza y escucho un:

“Estupendo... estupendo”


“Mamá, mamá... levantate! No tenías que ir hoy a MIB?”, escucho la voz de la cuervita por entre los velos del ensueño.
Abro un ojo, enciendo mi cerebro, me vienen imágenes, me corre un escalofrío, y vuelvo a arroparme en la cama.
Me incorporo  bruscamente cuando noto un chichón en la frente... las rodillas raspadas y un dolor generalizado en todo el cuerpo.
Me levanto y voy hacia mi pc. Abro correo. Bandeja de entrada. Nada.
Una risa me sube por la garganta a borbotones hasta terminar en una histérica carcajada, que se transforma en un salvaje grito liberador:

CULOOOOOOO...!!!!!

46 comentarios:

Jazmin dijo...

Me disculpan, pero me voy a recostar.

El doctor dijo reposo, una de éstas cada 6 y otra de éstas cada 8.

Y 2 sesiones por semana, con la Lic. Grimberg.

A.R.N. dijo...

no le puedo creer. ya colaboramos le mandaron?
pobre jazz. y el diente es toda una perdida ( le traera plata el raton perez)
habra que aprender para que la proxima no haya proxima.

Sinestesia dijo...

No comento en este blog pero la FELICITO JAZMIN!!!!

Este blog estaba carente de ESTROGENOS! muy buen post

Mariano dijo...

Sepa que esas pequeñas bestias peludas no eran otra cosa que mandriles enanos de Borneo. Agradezca que no la agarraron.

Y agradezco yo que, después de casi 4.000 caracteres, se haya dignado a escribir CULO.

Elvis dijo...

Supongo que debe sentirse frustrada de no haber cruzado esa puerta después de haber tenido que pasar todo lo que ha pasado...
Eso demuestra que hasta MIB no llega cualquiera... y cruzar la puerta menos...
Mi enhorabuena por llegar hasta donde ha llegado...
Saludos cordiales.

Jazmin dijo...

A.R.N.
No me olvido del ejercicio de cambio de energía que me enseñó. Ni bien me quiten el cuello ortopédico lo practicaré.

Haberlo sabido antes...

¿Pérez? El verdadero apellido de Bugman es Pérez...? Digo... digo... jeje... cofcof...


SINESTESIA
No comenta, pero... lo lee? Si no es así, se lo recomiendo. Altamente. Usté es una mujer inteligente y sabrá apreciar... bueno, ya sacará sus propias conclusiones.

Muchas gracias! :)


(pará... qué? hasta con mis estrógenos se quedaron...?)


MARIANO
Sí, yo también lo agradezco, vea. De lo contrario, sospecho que habría quedado incapacitada hasta para gritar.

4.000...? Bueno, es que, uds no pagan por cantidad de caracteres? Qué clase de redacción son??


ELVIS
Permítame que con toda la estima que le tengo, lo contradiga.
Siento muchas cosas en este momento, y frustración no es una de ellas.
Más bien un agradecimiento cercano al delirio místico.
Si así quedé SIN haber cruzado esa puerta...

Perdón. Perdón. Dije que no iba a llorar más.

Gracias por las felicitaciones.

Elvis dijo...

Por favor, claro que puede contradecirme, yo no puedo saber mejor como se siente..., pero en ese caso ha demostrado ser muy fuerte..., yo me habría sentido frustrado de llegar a la puerta y no entrar en tan místico lugar..., claro que no hay comparación porque yo tendría que haber cruzado el charco en el camino...
Aunque por supuesto, el hecho de haber llegado hasta la puerta ya es un motivo de felicitacion...

Nefertiti dijo...

Lo importante aquí mi querida es destacar su determinación férrea ante todo posible contratiempo. Chapeau!!! El hecho de haber quedado un tanto maltrecha es un detalle menor, nada que una empastillada intensa no pueda solucionar. Descanse mi estimada, lo ha logrado!!

Viejex dijo...

Gracias, Elvis.
Porque eso de que en MIB no entra cualquiera es un elogio, ¿no?

Jazmin, más allá de toda broma, ha sido un enorme placer leer este magnífico artículo.

Teniendo en cuenta éste, el artículo que oportunamente publicó la sra. Mona Loca y el que pubicó el Sr. Carugo tal vez deberíamos abrir un nuevo blog con los invit...Bugman!! tengo una idea!!

Nefertiti dijo...

Viejex: una vez recibidos los artículos de los postulantes a invitados, como vendría a ser el criterio de elección? Solo para tener una idea digamos... viene por el lado de la calidad del escrito, o tiene algo que ver con cierto caramelo con pimienta??
Una tiene que asegurarse de las condiciones.... la letra chica es peligrosa

Fabiana dijo...

Vecina:

......
...........
...........
...

COMO QUE NO ENTRÓ EN LA REDACCIÓN!!?? :O :S

Naaaaaaaaaaa..
No me puede hacer eso!!

Perop!
Usté tendría que haber hecho lo imposible para poder ingresar, sacar fotos y después publicarlas!!



daría la vida por ver a esos gand..
digooo..
daría la vida por ver a esos señores sentaditos en sendos trapos de piso frente a un monitor.. ;)

y bueh, la prósssima me avisa y le hago de guardaespaldas..

;)

Fabiana dijo...

Viejex

Mire, si hay que pasar por arriba de un paredón, huir despavoridos de un par de mandriles de Borneo(de donde los sacaron!!?? :O), y, encima, no garpan por cantidad de caractéres..



al menos usté considera que puede conseguir un trapo de piso nuevo para el invitado?


me imaginaba..
dejeló ahí..
:P

Elvis dijo...

Viejex... ¿elogio? Bueno, puede llamarlo así, pero que quede entre nosotros, no vaya a ser que a alguno se le suba a los pies, o se le baje a la cabeza... o ambas cosas...

Saludos cordiales.

Jazmin dijo...

ELVIS
Lo que no mata, fortalece, reza el refrán.

Pucha, mire si al final de todo tengo que terminar agradeciéndole a los gandules!

A usté, sí. Gracias. ;)


NEFERTITI
En eso estoy, estimada, empastillada y descansanzzzzzz...


VIEJEX
El placer fue todo mío.


Al leer los artículos de Carugo y Mona, digo. Porque de esta experiencia, sólo dolor, mire... sólo dolor.

Y fuera de broma, mi agradecimiento a los 8 por la invitación. Fue muy divertido. Y no sabe la de invitaciones que estoy recibiendo en estos días por haber publicado en MIB.

Qué? Invitaciones para otros artículos? No. Pero invitaciones al fin, no?


NEFERTITI
Sepa señora, que si hay algún criterio de algún tipo para la selección, yo, lo desconozco.
Eso lo podrán responder los señores de negro, ahora sí puedo decirle que no hubo letra chica.
Ni grande.
Ni dinero, ni caramelos.
Nada hubo.


FABIANA
Pero... vecina! Si hubiera sospechado algo, no dude que la habría llamado!

Usté, munida de su paleta de paddle, es imbatible.

Quise sacar fotos. Pero el celular estaba empapado -cortesía de la vieja de m... media cuadra- y no funcionaba.

:S

Viejex dijo...

Nefertiti: honi soit qui mal y pense

No hay tal cosa como postulantes a invitados. Quiero decir, no hemos recibido pedidos de ser invitados, sino que los hemos invitado de motu propio. Esto es, de vez en cuando alguno de nosotros celebra algunos comentarios que ustedes dejan y proponemos a consideración del resto si están de acuerdo en invitar al desgraciado o desgraciada de turno. En caso de ser unánime y afirmativa la aprobación se cursa la invitación y el invitado escribe sin condicionamientos.

Mecha dijo...

CLAP, CLAP, CLAP, CLAP, CLAP!!!

Aplausos de pie!!!!

Maravilloso!!!

Qué descripción atrapante... qué prosa inteligente... qué bien captadas las personalidades...

Qué buen final!


CULOOOOOOOOOOOO!!!!!!1

Briks dijo...

yo la hubiera hecho pasar...

Briks dijo...

y 18


CULO !!

Mona Loca dijo...

Jazmín:

Ovación de pie.


Y tomando mucha carrera con los brazos.

Jazmin dijo...

MECHA
Muchas gracias!!

Mire, la invitaría a festejar y tomar algo, pero... no cobré nada por esto todavía, y...


¿Qué? ¿Usté dice que soy una optimista?


BRIKS
Quizás usté lo diga para hacerme sentir bien, pero le confieso, yo lo tomo casi con temor...

Es más, quizás deba agradecer que estaba entretenido andando a caballito... No quiero pensar... No, no quiero pensar.
¿Dónde? ¿Dónde dejé el teléfono de la Lic. Grimberg...?


(el "culo" fue para usté, lo sabe, no?)

Jazmin dijo...

MONA LOCA
jajajajajaja... esa visión me hace menos gris la mañana!

Gracias, amorosa!

Samain dijo...

uhmn... me parece que a usted le hicieron tomar esa cosa rara que le dieron a los muchachos en la fiesta que irrumpió el Amado Líder... menos mal que no apareció en tanga en el medio de la selva, porque ahí SEGURO que no iba a zafar de los mandriles enanos de Borneo que la iban a correr hasta quedarse sin patas (y ser más enanos aún).

Muy buen final!

Jazmin dijo...

SAMAIN
Qué buena mina es usté. Mire que es difícil hacerme sentir afortunada hoy. Pero usté lo logró.

Vaya si podría haber sido peor!



(brrr... selva... monos... tanga... Lic. Grimberg!!)

Mecha dijo...

jauajauajauaj

Si va a esperar a festejar hasta que le paguen, me temo que me voy a morir de sed...


Deje, deje... yo la invito...

Fabiana dijo...

No te lo digo yo!!

Por una vezzzz que una puede saber que pasa ahí dentro y la vieja del orrrrrt..
Emmm..
Digo..

Bueh, usté mentiende, no? :P

no hay derecho..


yo estaba segura que si Briks la hubiera visto la dejaba pasar..


menos mal que no la vió..
:P

Briks dijo...

claro que lo digo para que se siente bien...
SIENTA ! SIENTA !!

eso quise decir

y el del caballito es otro

ud se confunde, quizá, porque alguna vez dije algo respecto de cabalgar....pero dejelo ahí

una lástima que no haya podido entrar



(me refiero a ud)

Jazmin dijo...

MECHA
Gracias, qué amorosa por invitarme a tomar algo usté... y ya que se ofreció... mire, ahí, ese vaso con pajita, ve? Me lo alcanza?

Graaaacias!


FABIANA
Sí, vecina, menos mal, no?

No me vio porque estaba ocupado jugando con... pero mire, le contesto abajo.


BRIKS
No, si yo siento, sí. No sabe cómo estoy sintiendo en este momento. De todo siento.

Y yo no me confundo, mi muy señor mío, sé lo que vi. Y sé que el del caballo es otro. Por eso, vi a ese otro persiguiéndolo a usté para recuperar su cab... mire, deje, deje... ya me duele la cabeza de nuevo.

Una lástima. Sí. Yo soy una lástima. Y sin haber entrado.

Pero ahora sé dónde están. Cómo llegar. De qué cuidarme. Si hubiera una próxima, me iría vestida como uno del grupo GEO.

Carugo dijo...

Pobre mi chuequita!!!!
Mire que estos pibes son jodidos.
Le aseguro que es mejor soñar con Incubos y Sucubos que con estos demonios de MIB.
Por lo menos los primeros son entes infernales que matienen sexo con la gente mientras estos duermen y no le dejan las rodillas llenas de frutillas y moretones.
Besos chuecos!

Cuello de Pavo dijo...

Entonces colaborar con MIB es literalmente una pesadilla?

dondelohabredejado dijo...

Terrible todo lo sucedido, me inspira gran admiración su actitud y fortaleza (sobre todo física).
El seguro se hace cargo??
Ah... entiendo.
Para cuánto tiempo el cuello ortopédico?
Tanto??
Bueno, por más que intento no logro encontrar el lado bueno a la situación...
Creo que lo mejor de todo es que está viva para contarla, y que la ha contado del mejor modo posible.
Mis felicitaciones!!!

Jazmin dijo...

CARUGO
Sniff... sniff... (haciendo pucherito)


No me pasa el link del blog de los súcubos?
Digo.


CUELLO
Como experiencia fue una pesadilla, sí.

Como pesadilla... y, qué se yo, las heridas de guerra las tengo.
Y ni un tirito. No es justo.

Any dijo...

Me dejaron espantada esas cosas informes y peludas que la perseguían ... vió que le hubiera venido bien el gas pimienta???
Pida mínimo el reembolso del arreglo dental! no pueden ser tan ratas de no resarcirla!
Su relato, espeluznante pero bueno, muy bueno. Merece que la inviten mas seguido a colaborar y que adecuen ese antro para recibir a una dama.
Salute

A.R.N. dijo...

Bueno jazz hasta que pueda hacer el ejercicio de trasmutacion de energia haga este para fortalecer los musculos del cuello. No importa lo puede hacer con el cuello. Si si sisi. Visualice su nariz como si fuera un lapiz y dibuje... mejor... escriba... con la punta de la nariz, letra imprenta, bien grande, escriba la palabra... C..u..l..o!!!
bes

Jazmin dijo...

ANY
¿Se da cuenta, estimada? Lo bien que habría venido su consejo a tiempo...

Juro que las medias ya tanto no me importan, pero esto de estar con "ventanita" como la Chilindrina, no va.


A.R.N.
Me encantan sus consejos!!!

No sabe qué lindo y redondito me salió!
;)

Beso!!

dondelohabredejado dijo...

Y me pasó por encima, como a un papel de caramelo media hora tirado en la vereda...
Está bien. La perdono por el cuello ortopédico, que no le permitirá ver bien...
Y le dejo un abrazo, porque soy buena.

LadyMarian dijo...

Aplausos! Una heroína. Sí, no pudo pasar la puerta pero llegó hasta allí luego de vencer obstá-culos. Eso ya es mucho.
No entiendo cómo no la dejaron pasar! Seguramente fue por prejuicios machistas ridí-culos. Ellos se lo pierden!

Espero que se recupere!

Jazmin dijo...

DONDE
Donde, amorosa mía, qué imperdonable!!
A veces pasa que uno responde comentarios y al mismo tiempo, comenta uste, por ejemplo, y me queda in between.
Gracias. Gracias. Gracias.

Abrazote para usté.


LADYMARIAN
Sí, me estoy recuperando, gracias.
A esta altura, lo que más me duele es el orgullo.

Sir Lothar Mambetta dijo...

Recluidos tras un muro sin accesos, y así y todo, las mujeres golpean a su puerta. Caballeros, si esto no es el éxito, que me azoten (en lo posible que sean dos gemelas, una pelirroja y una negra (?), vestidas de azafatas al grito de "abróchese el cinturón" y con el látigo empapado en Cindor).
Traumática experiencia la suya, Jazmín. Repose, guerrera.

El Mostro dijo...

No la merecen. Andá a SanLuis que R.Saá te recibirá mejor.

Bugman dijo...

Pero...¿A qué se debe este sonido perturbador, este cotorreo estridente? ¿Es que han aprovechado mi ausencia para criar pájaros en este espacio? ¿Han estudiado el mercado, al menos?

Ah, no...ahora veo...la Señorita Jazmín ha sido invitada, y el mujererío despliega todo su entusiasmo.

Estupendo, estupendo.

Gracias Señorita Jazmín, felicitaciones por su colaboración, lamento que haya tenido algunos inconvenientes para llegar a la redacción, pero es que aún no tenemos presupuesto para una sede física en, digamos, Puerto Madero.

(Igual no es para tanto, yo vengo a diario y apenas en un par de ocasiones he tenido que desenfundar mi revólver).

Jazmin dijo...

SIR LOTHAR MAMBETTA
Efectivamente, Sir Lothar, traumática.

Pero ahora que han aflojado algo las heridas y dolores, permanecen los buenos recuerdos, como... ehh... esteee...


MOSTRO
Gracias por sus merezancias.
Ahora, pensándolo bien, entre los R.Saa y los mandriles de Borneo... No, deje, deje, mejor no lo pienso nada.


BUGMAN
Sr. Bugman, gracias a ud. por la invitación, ha sido todo un placer.

Recibirla.
A partir de ahí, es otro cantar de cuyos detalles podemos prescindir.

Y sí, nos excedimos quizás con las chicas (hablar de zapatos y medias era inevitable), pero bueno, aquí tiene una razón más para exponer cuando otros comentaristas pregunten por qué no hay mujeres en MIB.
Puede remitirlos a los hechos.

Saludos a todos.

A.R.N. dijo...

buggy, eso de decirnos pajarracos cotorreros a las chicas quedo feito. muy. pero es tan lindo tenerlo de nuevo por aca que me llamare a silencio. se lo extranio. mucho.

Mr. Verbal Kint dijo...

¿Es el cuartel de MIB o la isla del Doctor Moreau?
En cualquier caso le doy la segunda parte de las felicitaciones que le debía por este fantasioso periplo.
Saludos

Jazmin dijo...

MR. VERBAL KINT
Muchas gracias.

Lo más fantasioso de todo es haber salido con vida para contarla.

Saludos!

Anónimo dijo...

Mister Groncho o Guillermo Bertoldi, empleado de Jaime Duran Barba y del operador militar Rosendo Fraga que prologaron su libro “La campaña emocional”

Anónimo dijo...

Mister Groncho o Guillermo Bertoldi, empleado de Jaime Duran Barba y del operador militar Rosendo Fraga que prologaron su libro “La campaña emocional”