I Will Survive

"Para probar el temple de un hombre, basta una semana en el bosque, solo contra la naturaleza. Los que sobreviven pueden ver las cosas bajo otra luz"

(Charles de las Mercedes Bugman)




Bitácora de supervivencia - Día 1

Me despierto mareado.Tengo la boca reseca, la garganta hecha trizas, varias yemas de los dedos ampolladas y una sensación de náuseas importante.
Comienzo a sospechar que haber planificado esa inocente escapadita nocturna con el señor Briks y el resto de los muchachos, tal como lo sugiriese el licenciado Gargiulo, no fue una elección acertada. No sé cuánto tiempo llevo acá. Descubro que lo que sí llevo es algo puesto en la cabeza. Estoy sentado contra el tronco de un árbol. Alrededor todo es vegetación. Espesa. Como la sensación que me sube por el esófago. Tengo las manos atadas. Delante mío sólo una lata de atún, un rollo de papel higiénico y lo que parece, según la distancia, ser una nota redactada a mano. Intento zafar las cuerdas. No puedo. Vuelvo a intentar. Tampoco puedo. Comienzo gritar. Nadie responde. Vuelvo a la carga, una vez más, pero es en vano mi intento por desatarme.
Empiezo a recordar, como si se tratase de una película en blanco y negro, la figura del señor Bugman. Más precisamente su pelada. Como una catarata, varias frases cobran sentido en mi cabeza: "...utos quieren hacer terapia de grupo...", "...emana en el bosque, solo con la naturaleza...", "...eviven pueden ver las cosas bajo otra luz", "...ulos rotos...". Por un momento temo que se haya vuelto gangoso. O noruego. De este lado del mundo más de uno podría confundirlos con absoluta tranquilidad. Lentamente vienen a mi memoria las imágenes de la aquella noche de farra. El señor Briks vaciándose una botella de vaya uno a saber qué sobre su torso desnudo. El señor Renegado, disfrazado de teletubbie rojo, saltando alrededor de las mesas mientras profería un derrotero de frases picarescas, todas terminadas en "ete". El señor Bigud, mucho más mesurado, organizando una catarata de champagne con media docena de copas al tiempo que pedía al señor Pablo que le diera una mano con algo que no llego a recordar, pero incluia jalea. O barro. Como bien dije, no lo puedo recordar. Lo que sí recuerdo es ver a un Viejex en llamas, literalmente, sacudirse por todo el salón al ritmo del clásico "Dame fuego" de Sandro, mientras en un rincón, y de modo muy ingenuo, el señor F. se hamacaba espaciadamente montado sobre una muy bien lograda réplica de un caballito de madera. Si bien como dije ya dos veces no tengo un recuerdo fehaciente de la noche, una sensación de sana orgía todavía empapa mi cuerpo.

Intento desatarme por tercera vez. Necesito saber qué está pasando, tomar esa nota y, fundamentalmente, ir al baño. En un rapto de lucidez, evoco un viejo truco que me enseñara el entrañable amigo Briks acerca de cómo desatar un corpiño con una sola mano y de espaldas. Consigo, con un pase de muñeca, desentrelazar la primera vuelta del nudo. El resto es pan comido. Logro soltar mis manos. Me incorporo. Estoy mareado y con una sensación similar a la resaca. Intento tomar la nota pero desisto. Ya he tomado bastante, no es una buena idea continuar con dicho comportamiento. Despliego al papel en el piso, entre la lata de atún y el rollo de papel higiénico. "Estimado señor Mariano, dada su aparente apatía hacia las tareas realizadas por el grupo, su poca colaboración en las reuniones editoriales y sus continuos amagues de renuncia, de vuelta, de nuevas partidas y de perpétuos regresos, he tomado la decisión -ya que le pago además la obra social y le proveo vistosos y calentitos trapos de piso para que use como frazada por las noches- de que usted sea la prueba viviente que demuestre que mi método es mucho más efectivo que esa terapicucha grupal que el resto de sus gandules compañeros intentan llevar adelante apañados por el medichuco ése de nombre Gargiulo. Una semana en el bosque, con los elementos que le adjunté, forjará su temple y volverá hecho un hombre nuevo. En algún lugar de este inmenso bosque, hay escondida una mochila. Cuando la encuentre, sabrá cómo volver a casa. Buena suerte y buenas noches. Pd: Si llegase a encontrarse con Briks, destruya este papel, sobre todo antes de que vea el nombre del locólogo".

Seguidamente de leer la misteriosa misiva, como una revelación divina, los trozos de aquella noche ("recuerdos", léase "recuerdos") se precipitan sin parar. Las luces del reducto que se apagan, la música que se detiene, gritos, la puerta que se abre y una calva familiar se recorta a trasluz rodeada por varios hombres encapuchados. Luego, un golpe en la nuca; después, la nada absoluta.


Bitácora de supervivencia - Día 2

Me despierto con el primer rayo de sol. Después de dormir durante meses en un sótano oscuro y cobijado bajo trapos de piso con olor a lavandina, sentir el sol sobre mi cara me sobrelleva una rara mezcla de satisfacción y espanto. Tengo que activarme, no puedo perder demasiado tiempo. Tampoco puedo renunciar, o decirle al señor B. "pido gancho" porque aparentemente no se puede. Leí el reglamento y ahí dice que no se puede, entre otras cosas, ni claudicar ni "pedir gancho". Mucho menos cantar piedra libre para todos mis compañeros. Así es el señor B. Ayer a la noche, mientras buscaba hojas secas para construir mi cama, di con un extraño objeto: una pelota de tenis a la cual bauticé "Dunlop". No se cuánto tiempo voy a estar acá, a la intemperie, solo. Mal no me viene un compañero de viaje, alguien con quien charlar.


Bitácora de supervivencia - Día 3

La sensación de libertad es inmensa. Tanto que me dediqué todo el día a no hacer nada. Sólo me la he pasado repitiendo la palabra "culo", la palabra "aguinaldo" y la palabra "peine", tres palabras que tenemos prohibidas pronunciar en presencia de nuestro amado líder. Dunlop me mira sin comprender demasiado. A lo lejos escucho ruidos. Según alcanzo a distinguir parecen ser varios hombres hablando en un dialecto extraño. Y vienen hacía mí. Preparo la lata de atún y el papel higiénico. Esto se puede llegar a poner interesante...



 
Continuará...

32 comentarios:

Mariano dijo...

Notese las veces que el señor Bugman ha repetido la palabra "que" en su misteriosa carta. Curioso.

Carugo dijo...

Señor Mariano:
Difícil situación la de sobrevivir en un lugar tan inhóspito como el bosque.
Yo lo sé bien porque ese fue el comienzo de nuestra caída.
Gimnasia nos ganó 2 a 1 y marcó el camino para que San Lorenzo haga lo suyo.
Ya conoce el final de la historia: Miramos la punta desde el segundo lugar...
Me presta el papel higiénico?

dondelohabredejado dijo...

Me sorprende que le haya dejado un rollo entero de papel higiénico, creía que había hablado de medio rollo.
Imagino lo terrible que debe ser esa situación, sobre todo el tener una latita de atún y carecer de abrelatas.
Encenderé una velita y rezaré por usted.
Besos (y mis saludos a Dunlop)

Samain dijo...

Sr Mariano, sé que debería hacer una reflexión profunda de la historia que nos relata, ya que ha de ser algo duro para usted, pero no puedo evitar notar lo muy maraca que le queda la vincha colorada.

Pablo dijo...

Mariano, tengo dos preguntas: ¿de casualidad no recuerda haber visto alguna mujer en la noche en cuestión? (me estoy empezando a preocupar)

Y, en segundo lugar, ¿a usted le pagan obra social? ¿cómo hizo?

Ah, no. Borre el "¿cómo hizo?" porque ya me gasté las dos preguntas.

Nefertiti dijo...

Me quedé con la frase de "noche de farra"...
A la perinola! Qué plato!! Y que julepe despertarse así!
El amado lider los tiene demasiado cortitos con el vocabulario me parece... se cuidan hasta desde el bosque, y sabiendo que el señor está degustando un buen café a kilómetros de distancia!

La solitaria dijo...

Noche de farra y despertarse atado... hummm como que me resulta un tanto sospechoso. No sintió algún dolorcito medio raro por ahí?

Viejex dijo...

A mi me sorprende más el final, Mariano. Eso de

"Pd: Si llegase a encontrarse con Briks

me resulta sospechoso.

Me parecería mas propio del amado líder un " si llegara a reunirse con el gandul de Bahia Blanca o si por ventura llegase a tropezar con el oscuro sexópata enmascarado o algo por el estilo...no sé...

Además, ¿una nota redactada a mano?

¿no será un impostor?

Yoni Bigud dijo...

Mejor no recordar Señor Mariano. Yo sé lo que le digo. Tendamos un manto de piedad.

Un saludo.

Elvis dijo...

Viejex, ve? Menos mal que alguien más se ha dado cuenta de que todo es una conspiración... Está siguiendo el viejo lema "divide y vencerás", por eso les tiene a todos desperdigados por el bosque...

Saludos cordiales.

Renegado dijo...

Me sumo a la pregunta del Sr. Pablo ¿¿A Ud. le pagan la Obra Social??
Yo una vez me sentí mal y el Sr. Bugman solo permitió que me vea así nomás por arriba el veterinario de sus mascotas.
Y encima los honorarios me los hizo pagar a mi.

Me parece que acá hay acomodo.

Anavril dijo...

Que quiere que le diga Don, para mi que sus compañeros quieren deshacerse de usté y convencer al Amado lider de repartirse su magro sueldo...una taza más de agua con colorante al dia es muy tentador...u ni le digo dormir sobre un mullido y perfumado trapo de piso extra!

eMe dijo...

Ah! volvió Plis Don...!

wendy balsam dijo...

Mariano,
quisiera decir que me alegro que vuelva al ruedo pero me embargan tantas dudas que no podré resistir a la tentación de hacérselas saber:

Me despierto mareado. ¿Habrá pasado una noche boca abajo boca arriba, boca abajo boca arriba, en cuatro patas?

Tengo la boca reseca, la garganta hecha trizas. la garganta rara vez se hace trizas a menos que la ingesta sea prolongada ... ¿conoce la del hijo de Tusam?
varias yemas de los dedos ampolladas ¿en dónde metió sus dedos?
y una sensación de náuseas importante. ¿habrá tragado cosas que necesita devolver?
Estoy sentado contra el tronco de un árbol. ¿sabe qué? si hubiera dicho "sentado sobre el tronco de un árbol" me daría un poco de confianza su experiencia...
digamos que no puede sentarse sobre nada?
puedo respetar su silencio, como sugiere yoni bigud o puedo hablar de san lorenzo como dice carugo, si las preguntas le incomodan...

Skeletor dijo...

Me gusta su actitud, Wendy.

Jejejejeje!

LadyMarian dijo...

Si salen de ésta no quisiera estar en el lugar de Bugman. Sospecho que ningún muñeco lo va a salvar! Yo tendría una armadura o un casco y un extinguidor cerca.

Viejex dijo...

AGUAFIESTAS!!!!


(y sepa que es el peor insulto que le puedo proferir a alguien!)

wendy balsam dijo...

Skeletor,
me parece a mi o usté sabe cosas que prefiere no contar?

El Señor F. dijo...

18, maldito Yoni.

Jesslo dijo...

¿Charles de las Mercedes? Vaya mentor que tienen jaja.

Me encantó Dunlop, lo encontré tierno, aunque debo reconocer que me parece haber visto antes algo así, una suerte de déja vú, quizá.

En cuanto a su historia, es comprensible las dudas que le han dejado, más que noche de juerga parece ser una emboscada bien planeada.

Ahora, sobre las que deslizan eventuales prácticas de esas que ya sabe, está bien que calle, al fin y al cabo es su vida y su cuerpo u.u

En otro contexto, después de tres días a la intemperie y sin exigencias extras a las de supervivencia, se nota que comienza a sentirse libre, quizá el señor B. tiene razón en parte, aunque no me parece adecuado lo extremo de la experiencia.

Si pienso, que podría llegar a descubrirse a sí mismo y liberarse del yugo del amado líder.

De este modo, hasta es probable que este evento en su vida, aunque malintencionada en su génesis, podría superar incluso a las expectativas del señor B. y termine por serle contrario a lo esperado.

"No se nos otorgará la libertad externa más que en la medida exacta en que hayamos sabido, en un momento determinado, desarrollar nuestra libertad interna." Gandhi.

Mariela Torres dijo...

Yo creo en el señor Bugman, así que seguro que lo hizo por su bien. "Su" bien de usted, no el de Bugman, aunque, también.

Etienne dijo...

Sea lo que sea, estoy de acuerdo con el Sr. Bugman.

Jazmin dijo...

"Según alcanzo a distinguir parecen ser varios hombres hablando en un dialecto extraño. Y vienen hacía mí"

Mamadera... no serán los nadadores bolivianos??


Dunlooooooooooooooooooooop...!!!

(perdón, me quemaba en la garganta)

Cuello de Pavo dijo...

Habrá estado de buen humor, sino en vez del papel higiénico lo hacía usar las hojas de las plantas o árboles.

Suerte, saludos a dunlop!


(peine)

La ex Rubia dijo...

Mientras no sean noruegos los que se acercan....


(che, mujeres en la fiesta ni a palos, no?)

Rebeca dijo...

Estoy segura que están todos disperdigados por el bosque, y el que encuentre primero la mochila es el que se salva. Hummmm Mr. Bugman lo planeó todo muy bien antes de irse. Y encima tiene la coartada perfecta, no esta en el
país.

Ahora, Uds. ¿Caer en un lazo tan debil? Una orgía sin mujeres. ¿En que estaban pensando?


Au revoir!

A.R.N. dijo...

me surgen algunas dudas, sobre todo me gustaria saber que hay en esa bendita mochila. sera el abrelatas? sera el mapa para salir de ahi? sera un telefono celular apagado porque prendido se quedaria sin bateria? sera ...
mientras tanto relajese y goce...
bes

Mariano dijo...

Carugo: Era de suponer. Basta con recordar de qué color era la pequeña caperucita. Inquietante, ¿verdad?

Dondelo: Si bien su apreciación es correcta, podemos descubrir, no sin sorpresa, un acto de extrema generosidad por parte del señor Bugman al dejar un rollo entero antes que el medio prometido. Aunque también sospecho un gran componente de pereza en la actitud de nuestro amado líder a la hora de andar separando dicho rollo en dos mitades exactas.

Samain: Usted porque no vio lo lindo que me quedaba el corpiño atado en la cabeza a modo de gorrito con el que me desperté en medio de la arboleda.

Pablo: Primeramente, ¿mencioné alguna mujer? Usted debería saberlo. Usted estaba ahí. No se haga el desentendido (¡D-4!, ¡D-4!)
Con respecto a la obra social, no se qué le soprende. Relea el contrato, ahí se especifica que contamos con asistencia médica prepaga, así como también que no contamos con derecho alguno a enfermarnos, bajo ningún aspecto.

Nefertiti: ¿Vio? Él allá, el muy petitero, pasandola bomba y nosotros acá, manga de abombados, sin dar pie con bola.

Solitaria: Hasta donde llega mi conocimiento, no. lo que sí recuerdo es que el señor F tuvo un incidente bastante desagradable con el caballito de madera. No sabe lo que nos costo andar sacando las astillas.

Viejo: Usted tiene ganas de cagarme la historia, ¿no? Como si fuera creíble eso de que lo escuchaban las palomas... vamos...

Yoni: Precisamente. Aunque eso de "tendamos un manto" hizo que vinieran a mí algunas imágenes que hubiese sido mejor no recordar.

Elvis: ¿Todos desperdigados por el bosque? ¿Estamos todos juntos? ¡Pero lo hubiera dicho antes, compañero! Calculo entonces que ese hombre en taparrabos que me crucé anoche saltando por los árboles no era Tarzán sino Briks. Caramba.

Renegado: Mire, yo tuve que firmar una cláusula en la que me comprometo, por el lapso de ocho años, a no contraer enfermedad alguna. Así que llamese dichoso si, además de permitirle la nana, dejó que lo viese un especialista. Está bien, de mascotas, pero especialista al fin. ¿Seguro no llevaba puesto el disfraz de Barney? No sé, digo...

Mariano dijo...

Anavril: ¿Sueldo? ¿¡¡SUELDO!!!???
¿A alguien le pagan por esto? No, en serio, digame que me está cachando.

eMe: I'm back. But plis don.

Wendy: No se apresure. Y no, las preguntan no me incomodan. Sólo me incomodan los zapatos. Usted no sabe lo estricto que es el señor B. con respecto a la vestimenta. Además, como le dije, no se adelante. Todavía no vio cómo quedaron los demás. Ya conté que el señor F estaba con un caballito de madera, ¿no?

Skeletor: Keep on suckin'

LadyMarian: Con proveerse de una peluca pasaría completamente desapercibido. No es un detalle menor.

Viejo: Tranquilo, hombre. No se caliente, por el bien de todos se lo pido...

Jesslo: Su análisis es por demás interesante. Mucho. ¿Usted cree que se le puede dar vuelta la torta a nuestro amado líder y pueda terminar perdiendo su poder de conducción a manos de una simpática pelotita de tenis? ¿Dunlop por dolape? De sólo pensarlo me corre un chucho por la espalda.

Mariela Torres: Estamos todos de acuerdo en lo mismo. Todo lo que hace Bugman es en su propio beneficio. Igual lo queremos y lo respetamos. Cosa que también tuvimos que firmar en el contrato.

Etienne: Me alegra saber que usted también supone que medio rollo de papel higiénico hubiese sido muy poco.

Jazmín: ¡Shhhh! No grite, no ve que estoy escondido. Me gusta su actitud, veo que hace causa comñun y hay cosas que también le queman en la garganta. No, no me malinterprete, sólo quise decir que... bueno... si, comprendo... ok...

Cuello: Usted porque nunco utilizó los baños del sotano. Aunque hay que reconocerle a Bugman que los trozos de lija que nos deja están cuidadamente cortados y apilados.

("secador de pelo")

Rubia: Jamás. Somos un grupo comprometido sentimentalmente con nuestras respectivas parejas. Fijese que incluso hasta el señor F. llevó su caballito de madera.

Rebeca: ¿Usted también tenía el dato de que estamos todos juntos en el bosque? Con razón también vi una fogata a lo lejos...

Wendy: Es información clasificada. Sólo puedo anticiparle que el 95 de busto que baraja el señor B. le queda precioso y le sienta muy bien en relación a sus posaderas.

(Arreglado el chingue. Muchas gracias. Y sepa disculpar, todavía estoy desempolvandome los dedos)

A.R.N: Espero que sea el abrelatas. No se da una idea de lo complicado que me está resultando abrir esa cosa con la hebilla del cinturón.


Gracias a todos y disculpen las demoras. No saben lo complejo que resulta captar conexión wi-fi en medio del bosque. Digan que conseguí dos bananas y una varilla metálica para poder armar la antena, que si no...

Jesslo dijo...

¿Qué no ha visto lo frenético que pone una pelotita de fútbol a veintidos hombres detrás de ella y a una infinidad infinita de la mitad de la humanidad? Sip, lo creo seriamente o.O

Briks dijo...

verá usted como esos consejos que - a priori - parecían inútiles, le serán de mucha utilidad

si, si, incluso los que hacían referencía a ciertas posturas físicas

creame

wendy balsam dijo...

mariano,
desempolve tranquilo, en ciertas circunstancias los por qués abundan, y ya que usté aparenta no hacerle asco a las preguntas, cuente todo de una vez...

tengo la cabeza llena de imaginería barata!